Enlaces accesibilidad

Coronavirus

La Generalitat levanta las restricciones de movilidad en Lleida y en seis municipios del Segrià

Por
La Generalitat levanta las restricciones de movilidad en Lleida y en seis municipios del Segrià

La Generalitat de Cataluña ha anunciado que levanta la recomendación de confinamiento y flexibiliza las medidas de control en la ciudad de Lleida y en seis municipios del Segrià, tras el repunte de los contagios de coronavirus que se había registrado en la zona. El desconfinamiento se podrá efectuar a partir de este jueves a las 16 horas.

Además de la capital leridana, los municipios que dejan de tener el confinamiento duro son Alcarràs, Aitona, la Granja de Escarp, Serós, Soses y Torres de Segre.

Así, se podrán realizar actividades comerciales sin superar el 50 % del aforo y en establecimientos de hostelería solo se podrá consumir en las terrazas, respetando la distancia de seguridad y con obligación de cerrar a las 12 de la noche. En cuanto a eventos culturales y deportivos, la restricción se mantiene también en un aforo del 50 % y en los actos religiosos se podrá alcanzar un tercio de la ocupación. 

Además, las autoridades sanitarias catalanas recomiendan reducir la actividad social en lo posible, por lo que mantienen la prohibición de reuniones de más de 10 personas, y continuar con la preferencia de servicios a domicilios.

El nivel continúa siendo alto, pero la curva cambia de tendencia

La consellera de Sanidad de la Generalitat, Alba Vergés, ha explicado en rueda de prensa que estas zonas están en un nivel cuatro sobre cinco del Plan de Control de la Transmisión de la COVID-19 en la comunidad autónoma, por lo que "no podemos relajarnos, tenemos que seguir aplicando medidas".

Según los datos aportados por Vergés, hay 189 personas hospitalizadas y 23 personas ingresadas en la UCI. "La situación no permite relajarnos". Ha insistido en que se deben seguir aplicando medidas individuales como la higiene, el uso de las mascarillas y el distanciamiento porque "es un panorama social complejo".

"Estamos en un punto de inflexión", ha añadido, tras lo cual ha señalado que aunque Lleida y el Segrià están "en rojo", la curva está cambiando de tendencia y se ve "la luz al final del túnel".

La situación epidemiológica empieza a mostrar mejoras, ya que en los últimos cinco días se han detectado menos de 150 casos y 709 casos en la última semana frente a los 1.007 de la semana anterior. Aunque la incidencia sigue siendo "muy elevada", Vergés ha explicado que la tasa reproductiva está "por debajo de 1, por lo que se confirma la tendencia decreciente". 

La titular de Sanidad ha destacado que se han realizado hasta 1.800 PCR al día, haciendo un total de 22.500 pruebas durante el mes de julio, y que han creado un equipo de intervención comunitaria en el que trabajan "codo con codo" Atención Primaria, Salud Pública y trabajadores sociales, así como los ayuntamientos, para poder brindar una respuesta a las necesidades sociales, incluso aquellas que van más allá de las sanitarias.

En confinamiento desde el 12 de julio

La Generalitat decidió endurecer las medidas restrictivas el pasado 12 de julio para intentar contener el brote de coronavirus que afecta a la comarca del Segrià e impuso un confinamiento cercano al que regía en lo más crudo de la epidemia en la ciudad de Lleida y en otras siete localidades de la zona -Alcarràs, Serós, Soses, Aitona, La Granja d'Escarp, Massalcoreig, Torres de Segre y las unidades municipales descentralizadas de Sucs y Raimat.

Se detectaron al menos 16 focos registrado en el Segrià y desde el 23 de junio se han contagiado al menos 3.000 personas, la mayoría relacionados con 12 brotes en empresas hortofrutícolas, residencias de la tercera edad y transmisión comunitaria. La presión asistencial aumentó hasta el punto de que las autoridades instalaron un hospital de campaña. 

Noticias

anterior siguiente