Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Cerca de Camarasa, en Lleida, venden por casi un millón de euros un poblado rodeado de naturaleza: 1.800 metros cuadrados, siete casas, piscina, pista de tenis y jardines. Hace casi un siglo alojó a ingenieros y directivos de una central eléctrica.

Los vecinos de la zona esperan que deje de estar abandonado, pero creen que será difícil encontrar un comprador. Más optimistas son desde el ayuntamiento. Lo ven como una oportunidad: "Daría riqueza al territorio y sobre todo si se enfoca a turismo de calidad, turismo con ganas de venir y descubrir un entorno y respetarlo".

Foto: Viejo puente de Camarasa (Getty Images)

Miles de temporeros de distintos puntos del mundo ya han comenzado a llegar a Lleida para trabajar en la campaña de la recogida de la fruta. Tras los graves brotes detectados en la temporada del año pasado, se temen las consecuencias que puedan tener estos deplazamientos sobre la evolución de la pandemia. Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso ha hablado con Jaume Pedrós, responsable de temporeros de la Unió de Pagesos en Lleida, que ha pronosticado que "el problema que vamos a tener este año es que habrá más mano de obra que trabajo", ya que las heladas de los últimos días han provocado la pérdida de algunas cosechas. Padrós ha explicado que, por la misma razón y a diferencia de otros años, ahora no hay trabajos previos a la recogida, así que las personas que ya han comenzado a llegar en busca de empleo siguen, de momento, esperando. Además, ha insisitido en que los agricultores no tienen responsabilidades frente a "el flujo de gente que llega y no tienen donde residir", ya que acuden sin tener un contrato previo y, por tanto, tampoco alojamiento. "Hemos pedido reiteradamente que las personas sin papeles en regla no puedan llegar aquí. Están durmiendo en la calle y son difíciles de controlar, si hay un positivo no se puede rastrear", ha admitido.

La temporada de la fruta en Lleida arranca con miedo a que se repitan los brotes del año pasado. Ya han llegado los primeros temporeros y los ayuntamientos preparan módulos para aislar casos positivos por COVID-19, pero también piden que se les vacune. El retraso de la campaña por las heladas y las restricciones de movilidad también han añadido incertidumbre a una situación ya de por sí compleja. Coronavirus: Última hora.
Foto: GETTYIMAGES.

Quinta noche consecutiva de protestas por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasel. En Barcelona ya se han registrado los primeros incidentes y se han formado barricadas con quema de objetos como sillas o contenedores y también algunos saqueos en tiendas del Paseo de Gràcia. Las movilizaciones este sábado se están realizando en otras ciudades como Lleida donde está encarcelado el rapero, también Madrid donde la concentración en el centro de la ciudad, de momento, transcurre sin altercados.

FOTO: Policías y manifestantes se enfrentan en las calles de Barcelona. Albert Gea / REUTERS.

Los Mossos han detenido al rapero Pablo Hasel este martes en la Universidad de Lleida alrededor de las 8:25 horas, en una operación en la que han participado decenas de agentes después de que la Audiencia Nacional ordenara su detención y rechazara suspender la ejecución de la condena por enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona impuesta al rapero. La operación para detener a Hasel se ha producido en la Universidad de Lleida porque es allí donde se había encerrado para dificultar su inminente detención. (Foto: REUTERS/Lorena Sopena).

Los Mossos han detenido al rapero Pablo Hasel este martes en la Universidad de Lleida alrededor de las 8:25 horas, en una operación en la que han participado decenas de agentes después de que la Audiencia Nacional ordenara su detención y rechazara suspender la ejecución de la condena por enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona impuesta al rapero. La operación para detener a Hasel se ha producido en la Universidad de Lleida porque es allí donde se había encerrado para dificultar su inminente detención.

El rapero Pablo Hasel se ha encerrado en el rectorado de la Universidad de Lleida con otros defensores de su inocencia. El objetivo del artista es dificultar su arresto para que sea trasladado a cumplir su pena de cárcel de nueve meses y un día. Hasel ha sido condenado por enaltecimiento del terrorismo y de injurias a la Corona en el contenido de sus canciones. El pasado viernes terminó el plazo dictado por la Audiencia Nacional para que entrara voluntariamente en prisión. Mientras, el rapero denuncia que no se está reconociendo su derecho a la libertad de expresión.

El rapero Pablo Hasel se ha encerrado en el rectorado de la Universidad de Lleida con un grupo de estudiantes para evitar su ingreso en prisión. Está condenado por enaltecimiento del terrorismo e injurias a la corona.

El viernes finalizó el plazo dictado por la Audiencia Nacinoal para ingresar voluntariamente en la cárcel por las condenas que acumula. El encierro de hoy no se sabe si será indefinido o forma parte de los actos de la platforma que defiende su inocencia. El Rectorado de la Universidad está estudiando la situación.

Filomena también se ha dejado notar en el noreste peninsular. En Falset, Tarragona, el peso de la nieve, con gruesos de hasta 60 cm, ha hundido parte del techo de una nave industrial.

El Consejero de Interior de la Generalitat ha explicado que ayer un hombre  de 55 años perdió ayer la vida tras sufrir un infarto en su coche, en una de las carreteras afectadas por la nieve. Los servicios de emergencias tuvieron problemas para llegar. Además, desde este lunes a las 6 de la mañana los camiones de gran tonelaje, que estaban parados cerca de La Jonquera, ya han podido volver a circular.