Enlaces accesibilidad

Coronavirus

Extremadura se une a Cataluña y Baleares y también hace obligatorio el uso permanente de mascarilla

Por
Extremadura, última comunidad en imponer el uso permanente de la mascarilla

El uso de la mascarilla será obligatorio en Extremadura a partir de las 00:00 horas de este sábado 11 de julio para personas mayores de 6 años, "con independencia de si se mantiene la distancia de seguridad, que es de 1,5 metros". La comunidad extremeña se une así a Cataluña y Baleares, cuyos Gobiernos han decretado recientemente la misma medida para hacer frente al riesgo permanente de rebrote de la epidemia de COVID-19.

Así lo ha anunciado el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad de la Junta de Extremadura, José María Vergeles, en una rueda de prensa en Mérida, en la que ha señalado que este mismo viernes dictará una resolución para que la mascarilla sea obligatoria en toda la comunidad autónoma.

Según ha asegurado, algunos de los contagios que se están detectando en la región están vinculados a fiestas, reuniones y situaciones de ocio en las que no se han respetado las medidas de seguridad "y esto -ha aseverado- es algo que no nos podemos permitir". "El relax de unos pocos puede ser el motivo de preocupación de unos muchos o de que volvamos a situaciones anteriores", ha añadido.

A partir de este sábado, deberán llevar mascarilla los mayores de 6 años en todo momento en la calle, en los espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público, independientemente de que se pueda mantener la distancia de seguridad o no. 

Estarán exentas aquellas personas que presenten algún tipo de enfermedad o dificultad respiratoria o que, por su situación de discapacidad o dependencia, no dispongan de autonomía para quitarse la mascarilla, o bien presenten alteraciones de conducta que hagan inviable su utilización.

Cuatro brotes activos "bajo control"

En su intervención, el titular de Sanidad extremeño ha destacado la necesidad de "actuar con contundencia y previsión" en la lucha contra el coronavirus en Extremadura, donde en la actualidad existen cuatro brotes, tres de ellos en la ciudad de Badajoz y uno en Navalmoral de la Mata. En total, suman 35 contagios detectados, y todos ellos se encuentran en "situación de control", tal y como ha valorado el propio Vergeles.

Con estos datos, ha considerado que la situación epidemilógica de la comunidad extremeña "todavía es buena", pero ha argumentado que han tomado la medida porque "se está produciendo un cierto relax en las medidas de aislamiento y distanciamiento social".

El consejero de Sanidad asume que esta decisión "provocará algunas incommodidades", pero también supondrá "un beneficio para poder seguir transitando en la nueva normalidad, y no volver a las fases de reescalada".

Multas de 100 a 6.000 euros

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado serán los encargados de controlar el uso obligatorio de la mascarilla, cuyo incumplimiento puede provocar sanciones "desde 100 hasta 6.000 euros", ha avanzado.

En las empresas será obligatorio trabajar con mascarilla. Para hacer deporte también, aunque con una excepción: para correr. Sin embargo, sí que será obligatoria para pasear, ya sea por áreas urbanas o por el campo. Asimismo, será obligatoria en espacios como parques, piscinas o terrazas.

La mascarilla también será de uso obligatorio en los transportes públicos y privados complementarios de viajeros en vehículos de hasta nueve plazas, incluido el conductor, si los ocupantes no conviven en el mismo domicilio.

Tres autonomías adoptan esta medida y cuatro la están estudiando

Cataluña, Baleares y Extremadura han impuesto el uso obligatorio de la mascarilla en todos los espacios públicos aunque se respete la distancia de seguridad, mientras que Aragón, Asturias, Cantabria y Murcia están estudiando poner en marcha esa medida para evitar la propagación del coronavirus.

El Gobierno cántabro estudia obligar a llevar mascarilla en la región, sobre todo en espacios lúdicos, en los que puede haber "cierta relajación", según manifestó este jueves el vicepresidente y portavoz del ejecutivo regional, Pablo Zuloaga.

En Asturias, se está "valorando", señaló el consejero de Salud, Pablo Fernández, en tanto que el director general de Salud Pública, Rafael Cofiño, aseguró que "el objetivo es ir hacia la obligatoriedad de la mascarilla", más allá de su uso obligado cuando no se pueda garantizar una distancia interpersonal de metro y medio.

El uso obligatorio de la mascarilla se encuentra en debate también en Aragón, ha reconocido este viernes el director general de Salud Pública, Francisco Javier Falo, quien ha advertido del desplazamiento en los "dos o tres últimos días" de los rebrotes hacia Zaragoza capital, "probablemente ligados a la recogida de la fruta".

Asimismo, la medida está "encima de la mesa" en Murcia, según ha apuntado el consejero de Salud, Manuel Villegas.

Noticias

anterior siguiente