Enlaces accesibilidad

No, el hospital Arnau de Vilanova no está vacío y el rebrote en Lleida existe

Por
Captura del vídeo con la fachada del hospital de Lleida y la palabra bulo con el sello de Verifica RTVE.
La afluencia de enfermos de COVID-19 al hospital Arnau de Vilanova y el rebrote en Lleida no son un montaje. VERIFICA RTVE

Un vídeo con más de 35.000 visitas en YouTube asegura que el Hospital Arnau de Vilanova está en realidad vacío y que no hay rebrote de COVID-19 en Lleida. Fomenta la idea de que gobernantes y medios de comunicación ocultan cosas a los ciudadanos, pero es un bulo.

“Voy a mostrar el vídeo con el que todos los medios de manipulación están llevando a cabo esta mentira y sustentándola, que es el rebrote del verano en Lérida”, dice el locutor de la grabación. “A ver si muestran la verdad de lo que está pasando, que es nada, que es una gran mentira, que no hay nadie en el hospital”.

Hemos comprobado que el origen del vídeo son unas imágenes asépticas, sin declaraciones de personas, grabadas y publicadas por la agencia de noticias rusa Ruptly el 4 de julio. Son del exterior del Hospital Universitari Arnau de Vilanova, en Lleida. Y son actuales.

Aprovechando que no tienen sonido, el locutor del vídeo en YouTube las va interpretando como una farsa. Empieza mostrando una instalación sanitaria de campaña que se ha montado temporalmente a la entrada: “Fijaos. Si es que no hay nadie en esa carpa. No hay nadie. Está vacía”. Señala que no hay cables, salida de agua, salida de luz, servicios ni alcantarillado.

Carpa y habitaciones vacías

La carpa se observa en varias informaciones realizadas con apoyo de cámaras y reporteros de RTVE en el lugar. También es visible en las crónicas de otros medios. Nunca se percibe a gente entrando o saliendo de la misma, y alguien que ha visitado ese punto nos confirma que no parece haber sido utilizada. En conversación con Verifica RTVE, el equipo de prensa del centro reconoce que “si no se necesita no se usa” y afirma que la instalación está preparada (climatizada) y pensada para que “los pacientes que están pendientes de resultados de COVID-19 puedan esperar allí, y no estén con el resto de pacientes de urgencias”.

En otro momento el vídeo apunta a la sala de espera que se atisba al otro lado de una cristalera, señalando que hay sólo una mujer dentro. Sin embargo, en las imágenes de origen de Ruptly se ve que hay más personas en la sala, aunque separadas por algunos asientos, como se recomienda en las instalaciones sanitarias actualmente para mantener la distancia social.

Captura del vídeo en el que se ve a una mujer en la sala de espera.

Una mujer en el pasillo del hospital, que desaparece en otra parte del vídeo. VERIFICA RTVE

El vídeo prosigue con una imagen del edificio con múltiples ventanas con las persianas bajadas. “No hay nadie en el hospital. Está vacío. ¿A qué obedece toda esta mentira? Los médicos sois cooperadores necesarios”. Desde el hospital nos explican que las persianas se suelen bajar “porque entra mucho sol y porque los enfermos están mejor con una luz más cálida”.

Según Ramón Sentís, gerente territorial del Instituto Catalán de Salud (ICS) en Lleida, el centro ha abierto ya dos plantas para acoger a enfermos de la COVID-19 y prepara una tercera. La Generalitat informó el 9 de julio a la prensa de que la primera ya estaba llena y la segunda al 50%.

Ojalá fuera falso y todo esto fuese un mal sueño. Pero es la realidad

Desde la Junta de Personal del hospital, donde están representados los trabajadores, comentan a Verifica RTVE: “Ojalá fuera falso y todo esto fuese un mal sueño. Pero es la realidad. No es ninguna mentira. No es cierto que el hospital esté vacío, y el personal está agotado”.

El centro sanitario ha evitado en todo momento la palabra colapso, que sí utiliza el vídeo acusatorio, pero sí nos ha hecho llegar un comunicado solicitando “que las instituciones pertinentes implicadas establezcan directrices claras y urgentes, y que intensifiquen las medidas hasta ahora instauradas”. El gerente del hospital ha pedido refuerzo de médicos especialistas. 

El alcalde de Lleida, Miguel Pueyo, admite que los sanitarios están “muy tensionados”.

Personal inactivo

La grabación de YouTube muestra a una mujer tumbada en una camilla en un pasillo del interior que, en otra escena, ha desaparecido. “Mirad dentro. Misma puerta y ya no está la señora. La han quitado del medio ya, ¿no? ¿Que era, de atrezzo?”. Se muestra la misma puerta e interior del edificio, pero no es el mismo momento y ha existido un corte de edición, pues el personal de ambulancia que se observa accediendo al centro lleva uniforme de distinto color.

Captura del vídeo en el que se ve a trabajadores de ambulancias esperando en urgencias.

Vista de pasillo del hospital sin la mujer en la camilla. VERIFICA RTVE

El vídeo describe negativamente a trabajadores de traslado de enfermos que hablan o esperan a la entrada, dando a entender que no tienen carga de trabajo. Hemos hablado con la empresa Egara Ambulancias, pues uno de sus vehículos es reconocible. Su directora de Operaciones, Divina Codina, asegura que ellos observan afectados más leves que en la ola anterior pero que lo que se está haciendo es actuar para que no pille desprevenido un empeoramiento: “El brote existe, es importante y las ambulancias sí que trasladan muchísimos COVID”.

El brote existe, es importante y las ambulancias sí que trasladan muchísimos COVID

Son 30 y 40 contagiados los que la empresa mueve de un lugar a otro cada día (no sólo a este hospital, sino también entre pueblos y a otros centros) para que reciban atención o porque varía su estado. Por su carácter de trabajadores temporales y con origen distinto de Cataluña, muchos de los contagiados, describe Codina, carecen de domicilio propio, por lo que están alojados en lugares transitorios como hoteles habilitados.

“Todos los pacientes de COVID-19 entran por la parte de atrás del edificio. No se ven en las imágenes. Las dos ambulancias que se ven ahí están en Urgencias, en otro sitio, y las hemos puesto con carácter extra. Su misión es precisamente estar a la espera de lo que pueda necesitar ese servicio en ese momento. Si Urgencias tiene demasiado volumen, llevamos a esos pacientes a otro sitio”, describe. La idea es mantener lo más separados posibles a los pacientes de COVID-19 del resto. “El Hospital se está preparando por si hubiera otros brotes más graves”, explica, concluyendo sobre el locutor del vídeo: “Entiendo que habla desde la ignorancia, no sabe todo lo que se ha tenido que hacer para atender a estos pacientes y para poder aislarlos de otras patologías”.

Las cifras del brote

Aparecen periodistas reflejados en las puertas del hospital y el locutor dice “Las cámaras de televisión, que son los cinco que están. Buscando imágenes”. Precisamente son las numerosas crónicas de periodistas las que permiten comprobar la cantidad de datos ofrecidos por fuentes oficiales y expertas sobre el brote en Lleida, así como su propia observación de los hechos. Es el caso de la reportera de RTVE Lourdes Ballarín, que está realizando directos desde el hospital y a quien hemos consultado para realizar este artículo.

El brote de Lleida es el más preocupante de toda España. Las medidas extraordinarias comenzaron a tomarse después de que se triplicase en la zona el número de ingresos por COVID en diez días. Según comunicó el 3 de julio la consejera de Sanidad de Cataluña, Alba Vergés, el centro había pasado de 10 afectados el 22 de junio a 27 el día 3 de julio.

Desde entonces la curva de contagios en la comarca del Segrià no ha mejorado y se vaticina su empeoramiento. Los epidemiólogos han alertado de que se está perdiendo la trazabilidad de los casos y se han llegado a confirmar 74 casos más en sólo 24 horas. “Con 500 casos ahora mismo, debemos esperar un incremento en los próximos días”, ha dicho a RNE el experto en enfermedades infecciosas Oriol Mitjà.

A 8 de julio había 69 personas hospitalizadas. El Govern ha decidido la obligatoriedad de las mascarillas en todos los lugares públicos catalanes y prevé el derivo de pacientes a otras comarcas. El objetivo principal es evitar ese posible colapso.

Captura de otro vídeo, grabado de noche, que insiste en que el hospital de Lleida está vacío.

Otro vídeo compartido por Telegram también insiste en que el Hospital Arnau de Vilanova está vacío. VERIFICA RTVE

Otro vídeo que se está compartiendo en canales de Telegram también insiste en que el Hospital Arnau de Vilanova está vacío, y en particular su carpa y su sala de espera. Está grabado de noche.

Los datos recabados confirman que sí hay indicadores del brote y sí se han notado sus efectos en el hospital. La grabación se ha compartido en cuentas de escasa fiabilidad vinculadas a teorías de la conspiración. Son teorías que plantean que hay un plan urdido por las élites para instaurar un nuevo orden mundial, lo que pasa por ocultar información a los ciudadanos con ayuda de los medios. Una de esas ideas conspirativas más frecuentes en los últimos meses es la de que el virus no existe, un argumento que se ha expandido no sólo por España sino también por otros países, siempre carente de pruebas. Verifica RTVE considera que las afirmaciones del vídeo son un bulo.

Noticias

anterior siguiente