Enlaces accesibilidad

No es cierto que el coronavirus se reproduzca en el agua dulce de las piscinas

Por
 ¿Qué riesgo hay de contraer el coronavirus en playas o piscinas?
cropper

Un audio que circula entre grupos de Whatsapp compara la relación entre ir a la playa o ir a la piscina y su vínculo con las probabilidades de contraer el Covid-19.

El núcleo de este mensaje engañoso afirma: “Lo que va super bien para matar el coronavirus es el agua del mar. Primero bañarte en el mar y después tomar el sol. El agua del mar y el sol juntos… Y también para que lo tengas en cuenta, lo que va muy mal es bañarse en las piscinas, porque se ve que lo que es el virus en el agua dulce se reproduce”.

La infección por SARS-CoV-2 por contacto con el agua de condiciones estándar para el baño, es muy poco probable

Un equipo de investigación del CSIC publicó el pasado 5 de mayo un “Informe sobre la transmisión del Sars-Cov-2 en playas y piscinas”. Dicho informe, que reúne muestras y análisis de resultados sobre la transmisión espacios destinados al baño y otras actividades acuáticas, comienza con un resumen de nueve puntos fundamentales en los que se aclara que “en actividades recreativas, la infección por SARS-CoV-2 por contacto con el agua de condiciones estándar para el baño, es muy poco probable”. 

“El peligro mayor de contagio es de persona a persona cuando no estamos en el agua. Por esto hay que mantener las distancias entre personas tal como requieren los gestores de las playas (municipios o quien sea) e indican los gestores de las piscinas”, afirma a Verifica RTVE Joan O. Grimalt, profesor de investigación del CSIC, y uno de los autores del estudio.

Sobre el contenido del mensaje, en lo relativo a las playas, el estudio del CSIC aclara que la vía más probable de contaminación son las aguas residuales que llegan al mar, pero que “el riesgo de contaminación ambiental de aguas potables o playas es reducido si las aguas residuales se tratan convenientemente”.

Una distancia segura sería superior a los dos metros recomendados en ciudad

No existe por el momento “información científica sobre la capacidad del SARS-CoV-2 para permanecer infeccioso en agua salada” y pese “a que los aerosoles formados por las olas y el viento son abundantes y representan una gran fuente natural de partículas en el aire que podrían transportar el virus por este medio por lo que una distancia segura sería superior a los dos metros recomendados en ciudad”, no existen advertencias científicas sobres su posible transmisión.

Este virus sobrevive muy mal en el agua y los virus solo se pueden reproducir en células que invaden

Sin embargo, el engaño en el mensaje viene en lo referente a las piscinas. “El virus no se reproduce en agua dulce. Este virus sobrevive muy mal en el agua y los virus solo se pueden reproducir en células que invaden. En teoría, en agua dulce hay más probabilidad de contagio por parte de otra persona infectada pero no está documentado experimentalmente que esto haya ocurrido” según Grimalt.

El estudio del CSIC concreta que “para garantizar la seguridad y la calidad del agua, los propietarios y operadores de piscinas comunitarias, jacuzzis, spas y áreas de juego con agua deben seguir la normativa actual”, sin necesidad de adoptar medidas especiales.

En cuanto al aire en piscinas abiertas, “la situación es similar a la que se puede dar en cualquier espacio abierto. Podría existir la posibilidad de una mayor producción de aerosoles por la proximidad con superficies del agua. Sin embargo, es de esperar que el sistema utilizado en la desinfección del agua de la piscina también actúe limitando la viabilidad de las posibles partículas virales en los aerosoles que puedan existir en las proximidades”.

El Ministerio de Sanidad ha publicado una guía con recomendaciones para la apertura de actividades en piscinas que remarcan la necesidad de ventilación y desinfección de los espacios. 

Según un estudio reciente citado por el CSIC, la mayoría de los desinfectantes y antisépticos (hipoclorito sódico, etanol al 70%, cloroxilenol, povidona yodada, clorhexidina y cloruro de benzalconio), excepto el jabón de manos, son capaces de eliminar altas concentraciones del virus en 5 minutos.

Por lo tanto, aunque es más improbable contagiarse del Sars-Cov-2 en playas que en piscinas, no es cierto que el coronavirus se reproduzca en agua dulce.

Noticias

anterior siguiente