Enlaces accesibilidad

Entrevista en RNE

El alcalde de Lleida admite que los sanitarios están "muy tensionados": "Ayer se planteó trasladar a afectados fuera"

Por
Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso - Miquel Pueyo, alcalde de Lleida: "No hay riesgo de que los hospitales se saturen, pero nos preocupa el agotamiento que acumulan los profesionales sanitarios"

El alcalde de Lleida, Miquel Pueyo, ha admitido que los profesionales sanitarios están "muy tensionados" y cree que por eso el departamento de Salud de la Generalitat ha planteado la posibilidad de trasladar a afectados fuera de la comarca "si se traspasa un cierto límite".  Sin embargo, considera que los hospitales de Lleida no corren el riesgo de saturación por el brote de coronavirus que ha llevado a volver a confinar una comarca.

Sobre la evolución del brote en Lleida, ha dicho en Las Mañanas de RNE que su impresión es que "durante la primera semana o diez días" van a seguir subiendo los casos detectados porque se están haciendo pruebas de modo sistemático, sobre todo en sectores sensibles como las residencias y las empresas hortofrutícolas. 

Preguntado por la posibilidad de que haya que volver a un confinamiento domiciliario, Pueyo ha dicho que su "esperanza" es que no sea necesario pasar a otras medidas porque "el impacto económico sería muy fuerte, muy duro, mucho más duro de lo que ya es ahora", ha señalado. 

"Incluso durante el confinamiento han llegado unas 30.000 personas"

Lo "inquietante", ha dicho, es la "hipocresía" del Estado porque "incluso durante el confinamiento han llegado unas 30.000 personas, cuando teóricamente el Estado debía garantizar" la no circulación entre provincias, y ha denunciado que hay una cantidad "muy importante que no tiene papeles que no van a poder trabajar y no se les va a poder contratar".

"Esas 30.000 personas de golpe es como si a la ciudad de Barcelona llegaran 130.000 habitantes", ha dicho antes de asegurar que el Ayuntamiento ha tratado de acoger en pabellones a 200 o 300 personas que "ni trabajan ni van a poder trabajar". 

Pueyo ha insistido en que la política del Estado en extranjería de "titubeante, por no decir hipócrita" porque a estas personas "se las va barriendo de un punto a otro de la península, lo que agrava su situación de pobreza y el riesgo sanitario, ya que es difícil que puedan cumplir las precauciones". 

Preguntado por si cree que la Generalitat debería haber actuado para confinar antes la zona ha dicho que "no tiene sentido especular sobre s i el cierre perimetral debería haber llegado antes" y que cuando pasen "meses o años" se podrá ver "si hemos hecho algunas cosas bien o nos equivocamos". 

Noticias

anterior siguiente