Enlaces accesibilidad

Coronavirus

Investigadores españoles desarrollan un test de anticuerpos con una fiabilidad del 98%

Por
El CSIC desarrolla un test de anticuerpos del covid-19 con un 98 % de fiabilidad

Investigadores del Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC) han desarrollado un test serológico de detección de anticuerpos de COVID-19 cuya fiabilidad es superior al 98%. La nueva herramienta será producida por la empresa salmantina Immunostep en el plazo de un mes y medio.

La prueba serológica, bautizada como "Kit ELISA", ha sido ya validada por los servicios de Inmunología de los hospitales de La Princesa y La Paz, ambos en Madrid, y estará a disposición de los centros sanitarios en cuanto comience su producción. La duración de esta prueba, desde que se toma la muestra hasta que se conocen los resultados, es de unas dos horas y se puede automatizar.

Según los científicos que han participado en su desarrollo, el "Kit ELISA" va a convertirse en una de las tecnologías más fiables para la realización de test serológicos de la población, y se basa en procedimientos que ya se realizan de una forma habitual en muchos hospitales y laboratorios especializados.

Ricardo Jara (i), consejero delegado de Immunostep, y la investigadora Mar Valés, del CSIC.

Ricardo Jara (i), consejero delegado de Immunostep, y la investigadora Mar Valés, del CSIC. EFE/J.J. Guillén

El proyecto ha estado liderado por los investigadores Hugh Reyburn, Mar Valés, José María Casasnovas y José Miguel Rodríguez Frade. El equipo consiguió identificar una nueva proteína que funciona como antígeno y combinarla con otros antígenos virales para completar este test serológico.

"No buscábamos un test rápido; queríamos uno fiable y que nos proporcionara mucha información", ha manifestado Mar Valés durante la presentación del test.

Durante los meses de confinamiento, cuatro grupos de investigación han trabajado a marchas forzadas para poner a punto test serológicos que permitan conocer con fiabilidad quién contrajo el coronavirus y por tanto está inmunizado. Este análisis es crucial, puesto que una gran parte de contagiados por COVID-19 cursan la enfermedad sin síntomas o con síntomas muy leves.

Test serológicos y PCR

Aunque hay más, las dos principales herramientas de diagnóstico que se están empleando durante la pandemia son las PCR y los test serológicos. La PCR, siglas en inglés de ‘Reacción en Cadena de la Polimerasa’, es el diagnóstico estándar y más fiable. Se trata de una prueba que permite detectar el material genético del patógeno, cuya presencia revela la enfermedad.

Los test serológicos, en cambio, detectan los anticuerpos (habitualmente, inmunoglobulina G y M) que produce el sistema inmune de las personas frente al virus. La sensibilidad de este método suele ser menor, aunque la tecnología desarrollada por los investigadores del CSIC consigue una fiabilidad muy similar a la de las pruebas PCR.


El problema fundamental de los test serológicos hasta la fecha es su baja fiabilidad, que se determina en función de dos parámetros: la sensibilidad y la especificidad del test. Una alta sensibilidad evita falsos negativos, mientras que una alta especificidad evita falsos positivos, que pueden surgir al detectar, por ejemplo, anticuerpos frente al virus de la gripe o a otro tipo de coronavirus diferente al SARS-CoV-2.

Los investigadores del CSIC han protegido ya la nueva tecnología con una patente y la han puesto a disposición del tejido industrial español, para evitar la dependencia de terceros países y conseguir que llegue cuanto antes a la sociedad.

Posibilidad de test rápido, a un precio económico

Además de los "Kit ELISA", la nueva tecnología se puede producir en un formato de "tiras inmunocromatográficas" (una técnica similar a la que se emplea en las pruebas de embarazo), que también se conocen como test rápidos de anticuerpos, ya que el resultado se genera en solo 15 minutos.

El CSIC está ya negociando con varias empresas españolas la licencia de estos test en este formato para cubrir toda la demanda y a un precio económico.

El responsable de la empresa Immunostep, Ricardo Jara, se ha referido al proyecto como un ejemplo de lo que debe ser la colaboración público-privada y ha destacado que tras la labor de investigación pública que han llevado a cabo los científicos hay un tejido industrial que elimina la dependencia de terceros países para disponer de estas pruebas diagnósticas. Aunque no ha precisado cuál será el precio definitivo del test, Jara si ha adelantado que será cuestión "de unos pocos euros".

Noticias

anterior siguiente