Enlaces accesibilidad

Coronavirus

Los brotes en la nueva normalidad: ¿cuándo, cómo y quién decide confinar un territorio?

Por
Un Mosso d'Esquadra realiza un control de carreteras en la comarca del Segrià (Lleida), tras su confinamiento a causa de los brotes por coronavirus.
Un Mosso d'Esquadra realiza un control de carreteras en la comarca del Segrià (Lleida), tras su confinamiento a causa de los brotes por coronavirus. Ramón Gabriel/EFE

Dos semanas después del fin del estado de alarma, casi 300.000 personas están confinadas en Lugo y Lleida por el incremento de casos de coronavirus. Muchas de ellas han tenido que cancelar de forma repentina sus vacaciones y esto hace que el resto de España esté haciendo la maleta con temor a que los brotes de la Covid-19 les obligue a cambiar sus planes.

Hasta la fecha, y según el recuento de RTVE.es, se han registrado 72, de los que al menos 47 permanecen activos, y se siguen con especial preocupación los contabilizados en Cataluña, Galicia, Aragón y Andalucía, las comunidades con más contagios registrados. Es precisamente en esas dos primeras regiones donde las autoridades han optado por implantar la fórmula más estricta para frenar el aumento de contagios: el confinamiento. Así, las comarcas de A Mariña (Lugo) y El Segrià (Lleida) se encuentran en esa situación desde el pasado fin de semana.

¿Cómo se llega a esta situación?

Para empezar, según el Ministerio de Sanidad, un brote se puede decretar por dos circunstancias: cuando hay tres o más casos de los que se puede establecer un nexo epidemiológico común o, en el caso de las residencias de personas mayores, cuando un único contagio es suficiente. En España, en palabras de Fernando Simón, que se hable de estos focos no quiere decir que sea una mala noticia; lo sería precisamente si habláramos de "transmisión comunitaria".

Pero, ¿qué ocurre cuando el número de positivos crece día tras día, no se puede ubicar un punto en común o el rastreo de contactos no es suficiente? Ahí es cuando las comunidades autónomas deben considerar si es preciso aplicar el confinamiento en una parte de su territorio o no. Para el profesor de Salud Pública de la Universidad Autónoma de Madrid José Ramón Banegas esta medida debe responder antes a otros factores: "El número de contagios, la velocidad de los contagios y qué medidas previas, como son el seguimiento de casos, el trazado de contagios, fracasan".

¿Cuándo se confina a un territorio por un brote?

El confinamiento ya se ejecutó antes del estado de alarma

En el que caso de que decidan poner el confinamiento en marcha, las comunidades tienen efectivamente las competencias para ponerlo en marcha. Como indica Félix Torcal, periodista de RTVE, en el caso de que las autoridades competentes quieran restringir, además, algunos derechos fundamentales, estas deberán contar previamente con el respaldo judicial a través de una autorización o ratificación de estas actuaciones.

España a las 8 Fin de Semana - ¿Cómo es posible confinar un territorio sin que esté activo el estado de alarma? - Escuchar ahora

Cabe recordar que los dirigentes autonómicos ya aplicaron esta modalidad antes incluso del estado de alarma: Murcia lo hizo en sus zonas costeras más turísticas y Cataluña también optó por ella en la localidad de Igualada. La Comunidad de Madrid, aunque no cerró la región, sí decretó el cierre de colegios. Para ello, todas invocaron razones de emergencia sanitaria, así como sus respectivos planes de Protección Civil, siguiendo la vigente Ley 33/2011, de 4 de octubre, General de Salud Pública. De hecho, muchas formaciones políticas aludieron a esta última para proponer una alternativa al estado de alarma y las sucesivas prórrogas de este reiteradas por el Ejecutivo central de Pedro Sánchez.

El Govern catalán fue más allá y llegó a plantear el cierre total de Cataluña al resto de España. Sin embargo, las comunidades no tienen capacidad para tomar estas decisiones. Sí pueden pedirlo al Gobierno central, y de hecho fue una de las posibilidades que se barajaron a principios del mes de marzo: cortar la comunicación con la Comunidad de Madrid, Cataluña y La Rioja-País Vasco, los tres focos con mayor incidencia del virus.

Diversidad a la hora de implantarlo

A pesar de que el planteamiento es el mismo y precisamente por la situación de descentralidad española, las fórmulas para aplicarlo pueden variar entre territorios. En la comarca de A Mariña (Lugo), por ejemplo, permanecerán desde el 5 de julio cinco días confinados, confiando en que los ciudadanos aislados puedan acudir a las urnas el 12 de julio, domingo, pues Galicia y Euskadi se encuentran inmersas en período electoral. No obstante, en El Segrià (Lleida), a partir del 4 de julio la población deberá permanecer en la comarca durante al menos 15 días -siguiendo el período de incubación estimado para el SARS-CoV-2, pero no se descarta que las medidas se vuelvan más restrictivas.

Sin embargo, las autoridades aragonesas decidieron que Huesca, también muy afectada y con más de 300 contagios, retrocediera y se quedara en Fase 2, a pesar de las similitudes epidemiológicas que comparte con Lleida. 

Tampoco hay que perder de vista la actitud de los ciudadanos. Muchos gobernantes han achacado la relajación de muchos de ellos a la hora de continuar aplicando las medidas de distanciamiento social y el uso de mascarilla cuando el espacio entre personas no pueda mantenerse. Juan José Badiola, director del Centro de Encefalopatías y Enfermedades Transmisibles de la Universidad de Zaragoza, ha incidido en que "fuera del entorno laboral -un ambiente en el que se han localizado mucho de estos focos, además del intrafamiliar-, las condiciones de vida pueden facilitar los contagios y los contactos".

Este último aspecto es que el que más preocupa a Sanidad: los "brotes mixtos". Son aquellos que se producen dentro de un entorno familiar y que pueden acabar afectando al entorno laboral de las personas contagiadas si no se detiene a tiempo.

España registra más de 60 brotes de coronavirus y Sanidad alerta de los focos "mixtos"

Noticias

anterior siguiente