Enlaces accesibilidad

Coronavirus

Estados Unidos retira los visados a los estudiantes extranjeros cuyos estudios sean 'online'

Por
Una pasajero atraviesa la terminal del aeropuerto internacional de Atlanta, Georgia
Una pasajero atraviesa la terminal del aeropuerto internacional de Atlanta, Georgia EFE/EPA/ERIK S. LESSER

Los estudiantes extranjeros en Estados Unidos, cuyas clases se impartan completamente en línea, deberán abandonar el país o trasladarse a otro centro con enseñanza presencial.

Como consecuencia de la pandemia de coronavirus, el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) del país ha anunciado que no se concederán visados F1 (para los estudios académicos) o M1 (para la formación profesional) para el semestre que comienza en otoño si no corresponden a estudios presenciales.

Los estudiantes que ya están presentes en el territorio americano "deben abandonar el país o tomar medidas, como inscribirse en una escuela con cursos presenciales para conservar su estatuto jurídico", han indicado desde la agencia del Gobierno. De lo contrario, serán deportados.

ICE: "Deben abandonar el país o inscribirse en una escuela con cursos presenciales"

Cuando los centros opten por un modelo "híbrido", presencial y a distancia, deberán certificar que sus estudiantes extranjeros están bien inscritos en el máximo posible de cursos presenciales, a fin de que estos conserven sus derechos de estancia.

No obstante, los estudiantes de formación profesional (con visado M1) y los estudiantes del programa de enseñanza de inglés con visado F1 no podrán tomar ninguna clase en línea.

El Gobierno no ha ofrecido datos del número de estudiantes afectados, pero el departamento de Estado emitió 388.839 visados F y 9.518 visados M en 2019, según la agencia.

Harvard, también 'online'

Muchas universidades han optado por la modalidad online de enseñanza. La misma Universidad de Harvard anunció el lunes que la instrucción del curso académico 2020-2021 podrá realizarse completamente en línea.

La administración del presidente Donald Trump ha impuesto una serie de nuevas restricciones a la inmigración legal e ilegal en los últimos meses por la expansión de la pandemia, que ya deja en sus fronteras más de 2,9 millones de contagios y más de 130.000 fallecimientos.

En junio, suspendió las visas de trabajo para una amplia franja de trabajadores no inmigrantes porque, argumentó, competían con los ciudadanos de estadounidenses por los puestos de trabajo. Su gobierno también ha pausado la admisión de solicitantes de asilo en la frontera sur con México, que ha justificado por los riesgos de salud relacionados con el coronavirus.

Noticias

anterior siguiente