Enlaces accesibilidad

Coronavirus

¿Se ha producido en Irán una segunda oleada de COVID-19?

Por
A pesar del incremento de contagios, el presidente iraní ha abogado por reabrir el país para no colapsar la economía.
A pesar del incremento de contagios, el presidente iraní ha abogado por reabrir el país para no colapsar la economía. AFP

Los fallecidos en el planeta por COVID-19 ascienden este lunes 8 de junio a más de 403.000, el 90% de ellos concentrados entre Europa y América. Los contagios declarados a nivel mundial superan los siete millones, y América se mantiene como la región con mayor número de casos totales, seguida de Europa y Oriente Medio. Sólo Europa muestra una curva descendente en sus casos diarios. Sin embargo, preocupa especialmente la situación de Irándonde el gráfico de infecciones muestra durante días una tendencia ascendente que parece indicar que es uno de los primeros países del mundo donde estaría produciéndose una segunda oleada de la enfermedad.

El país asiático, uno de los primeros golpeados por la pandemia desde que el virus rebasó las fronteras chinas y comenzó a diseminarse por el mundo, ha reportado hasta ahora 172.000 infecciones y casi 8.300 muertes. Sin embargo, la comunidad internacional recela de la fiabilidad de estos datos y cree que las cifras reales serían mucho mayores.

A comienzos de marzo, decenas de profesionales médicos iraníes que residen en Estados Unidos y Europa remitieron una carta a la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la que acusaban al régimen de Teherán de ocultar el alcance real de la epidemia de coronavirus en el país. Incluso las propias autoridades sanitarias del país llegaron a reconocer que estaban desbordadas y que las cifras reales eran superiores.

Incremento sostenido desde primeros de mayo

En cualquier caso, en Irán los contagios reportados han retomado la tendencia ascendente desde que el pasado 2 de mayo tocasen fondo, con 806 infecciones. Este buen dato animó al Gobierno de Hasán Rohani a proceder a la reapertura casi total de la actividad económica y social. Han pasado ya cinco semanas desde entonces, y el número de infecciones no ha dejado de crecer. El 4 de junio, los contagios sobrepasaron los 3.600, una cifra que incluso superó al máximo epidémico anterior, alcanzado el 30 de marzo, día en el que se notificaron más de 3.200 casos.

La OMS ha señalado que, "probablemente", este aumento de las cifras sea una mezcla del incremento del número de test que se realizan y de la propagación de la enfermedad; y que "puede ser un poco pronto" para determinar cuánto ha contribuido el Ramadán o la decisión de relajar algunas restricciones.

A pesar de este panorama, el presidente Rohani ha reconocido que es necesario reabrir el país para no colapsar la economía. "No hay más remedio que permitir a la gente que vuelva a su trabajo mientras combatimos la pandemia", ha hecho saber a través de una declaración pública. Guarderías y cines volverán a abrir a mediados de junio, siempre bajo estrictas medidas de seguridad, según el presidente. Las mezquitas también volverán a abrir sus puertas a los fieles, y se permitirá la celebración de conciertos, según un comunicado en la página web del mandatario.

¿Tiene relación con el Ramadán?

Las autoridades sanitarias internacionales se preguntan si este rebrote podría estar también relacionado con el paso del Ramadán, la festividad musulmana más importante, que se caracteriza por su carácter familiar y social. Comenzó el pasado 23 de abril y finalizó el 23 de mayo, y coincidiendo con estas fechas la OMS ha visto "incrementos preocupantes" de casos de COVID-19 en varios países de Oriente Medio, en momentos en que algunos de ellos han comenzado a relajar las restricciones para combatir la enfermedad.

OMS: Es un poco pronto para determinar cuánto ha contribuido el Ramadán o la decisión de relajar algunas restricciones

Por lo tanto, el caso de Irán no es el único, ya que el coronavirus ha vuelto a crecer de manera generalizada en numerosos países de la región, coincidiendo con la festividad religiosa. El caso más llamativo es el de Arabia Saudí, que ha duplicado el número de infecciones registradas desde el pasado 29 de mayo (1.600 casos frente a los más de los 3.100 de este 7 de junio). Y no ha sido el único. Varios países han visto también cómo se ha disparado el ritmo de contagios diarios: desde el 23 de mayo, Irak ha pasado de 87 casos diarios a más de 1.300, mientras que Egipto casi ha duplicado las infecciones diarias: de 727 a 1.348.

"Estamos viendo incrementos preocupantes en muchos países en este momento", ha indicado a Efe Richard Brennan, director de Emergencia para la región del Mediterráneo Oriental de la OMS, que abarca desde Marruecos hasta Afganistán. Brennan menciona países como Egipto, Arabia Saudí, Irak e Irán, pero apunta a que aún se necesitan "un par de semanas" para determinar las causas del incremento, ya que cada país tiene sus circunstancias.

Noticias

anterior siguiente