Enlaces accesibilidad

Coronavirus

La OMS rectifica la diferencia de 2.700 muertes más que Sanidad y la rebaja a 800

Por
La OMS ha corregido los datos de muertes por COVID-19 en España para "realinearlos" con las cifras de Sanidad.
La OMS ha corregido los datos de muertes por COVID-19 en España para "realinearlos" con las cifras de Sanidad. REUTERS

Desde que se ha puesto en marcha el nuevo sistema de recuento de casos y fallecimientos con Covid-19 en España, se han sucedido los desajustes entre la estadística que da cada día el Ministerio y las que publican otras fuentes, como las comunidades autónomas. Este jueves se ha sumado uno nuevo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ha cifrado en su página web en 29.858 los muertos en España, 2.730 más que los calculados por Sanidad, que ascendían el miércoles a 27.128.

Sin embargo, esta misma jornada la OMS ha corregido sus datos y ahora reporta un total de 27.940 fallecidos en España, por los 27.133 de los datos oficiales del Gobiernouna diferencia de 807 muertes.

Gráfico elaborado por la OMS, con los datos de fallecimientos en España a fecha de 4 de junio

Gráfico elaborado por la OMS, con los datos de fallecimientos en España a fecha de 4 de junio. OMS

"Hemos corregido los datos en nuestros sistemas para realinear los cálculos de casos y muertes con los de España, y emitiremos una fe de erratas en el informe de situación de hoy", ha declarado a Efe el portavoz de la OMS, Tarik Jasarevic.

El número de casos en España, que sí se ha mantenido similar en los últimos días en las estadísticas de la OMS con respecto a las españolas, se sitúa actualmente en 240.326, según el organismo con sede en Ginebra, que es el dato oficial de Sanidad del miércoles, hoy actualizado por Sanidad en su recuento oficial hasta un total de 240.660 casos.

A través de un comunicado, el Ministerio de Sanidad ha querido aclarar esta discrepancia en los datos y señala que la OMS, tal y como indica en sus actualizaciones, extrae información de diferentes fuentes. En el caso de los países de la Unión Europea, del Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC), entre otras.

Los técnicos del ECDC, según explican en su página web, se basan en los datos que publican las autoridades sanitarias de los distintos países y completan sus actualizaciones con otras fuentes. En su actualización, el ECDC indica que "las actualizaciones de los países se publican a horas distintas".

"Esto, junto a la necesidad del ECDC de procesar estos datos puede generar discrepancias entre la información que da cada país y aquella que publica el ECDC. Se aconseja usar estos datos con cautela y siendo conscientes de las limitaciones de los mismos. Los datos pueden sufrir correcciones de carácter retrospectivo, que se corrigen tan pronto se acaban de procesar las actualizaciones que realizan los países", detallan.

La OMS no descontó los fallecimientos sin fecha conocida

Preguntado sobre este asunto, el director del Centro de Coordinación de Alarmas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha reafirmado que "no hay una comunicación oficial de datos" entre Sanidad y la OMS, sino que es a través de los datos que el Gobierno español envía a este organismo europeo, y ha recordado que España "congeló" la serie acumulada de fallecimientos a la espera de poder identificar todas las muertes con su fecha de defunción exacta.

Simón ha afirmado que han podido contrastar que la diferencia de los datos se debe a que la ECDC ha ido recogiendo los fallecimientos que se comunicaban como nuevos sin restar los que las comunidades autónomas descontaron por no poder ubicar la fecha exacta de las defunciones.

Más datos discrepantes: el INE y el Instituto de Salud Carlos III

Estos últimos días, el Instituto Nacional de Estadística (INE) o el Instituto de Salud Carlos III, a través del Sistema de Monitorización de la Mortalidad diaria (MoMo), han evidenciado más diferencias con los datos oficiales de fallecimientos asociados a la Covid-19.

El INE ha contabilizado un exceso de casi 47.000 fallecimientos entre la declaración del estado de alarma el 15 de marzo y el inicio de la desescalada, unos datos similares a los del MoMo que anotaba un exceso de casi 43.000 muertes desde marzo, ambas cifras muy superiores a los poco más de 27.000 fallecidos con Covid que Sanidad viene publicando.

El pasado 25 de mayo, con toda España ya al menos en la Fase 1 de la desescalada, Sanidad rectificó la cifra acumulada de fallecimientos y la rebajó en casi 2.000 muertes, de 28.572 a 26.834 y, aunque realizó una nueva corrección al día siguiente hasta 27.117 fallecidos, pasó a añadir tan sólo a esta serie los fallecimientos en los que se confirmara que la fecha de defunción era de las últimas 24 horas, dejando "congelada" la serie a la espera del resto de actualizaciones pendientes, a cargo de las comunidades autónomas.

Sanidad: los datos del Gobierno vienen de las comunidades

Al respecto, Sanidad recuerda que los 27.133 fallecidos oficiales de este jueves son datos individualizados que las comunidades autónomas introducen en el Sistema para la Vigilancia en España del Centro Nacional de Epidemiología, el Sivies, tal y como se estableció en la Orden del día 12 de mayo en la que se actualizó el sistema de recogida de datos epidemiológicos, con el fin de priorizar la detección precoz de los casos para poder actuar y controlar rápido la transmisión.

El Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), que dirige Fernando Simón, actualiza diariamente el dato con la información notificada por parte de las comunidades a través del Sivies. Sin embargo, desde hace días solo se acumulan en el número global de fallecimientos los decesos con fecha de defunción en las últimas 24 horas, mientras las comunidades siguen ajustando los datos que introducen en esta plataforma.

"Cuando hayan introducido todos los datos, se dispondrá de las cifras de toda España, con todas sus variables, en tiempo real", concluye Sanidad. Según ha precisado también el director del CCAES, Fernando Simón, las series van a permanecer congeladas y solo van a modificarse cuando se produzca un fallecimiento el día anterior; y así va a ser hasta que todas las comunidades consigan actualizar sus series, algo que confía que sea "cuestión de días".

En una comparecencia en el Congreso, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha considerado que es "común y normal que, cuando ha pasado lo peor, los responsables sanitarios vayan regularizando las series históricas y depurando los casos para comprobar que no hay duplicados" y que, a medida que se confirma que son fallecidos con Covid-19, se vayan actualizando las series.

Noticias

anterior siguiente