Enlaces accesibilidad

Los registros recogen 43.000 muertes más de las esperadas en España desde marzo

Por
Entre marzo y mayo se registraron 43.000 más de lo que sería normal en esas fechas

La información aportada por los registros civiles de toda España indica que, desde el 13 de marzo hasta el 22 de mayo y en el grueso de la pandemia por coronavirus, se han producido 43.034 muertes más de las esperadas estadísticamente para esta época del año, lo que supone un incremento de un 55% sobre lo que cabría esperar, y una cifra muy superior al balance oficial de fallecimientos a causa de la Covid-19, que a día de hoy es de 27.118 personas.

Así lo recoge el Sistema de Monitorización de la Mortalidad diaria (MoMo) en España, que utiliza la información de mortalidad por todas las causas que se obtiene diariamente de 3.929 registros civiles informatizados del Ministerio de Justicia, correspondientes al 93% de la población española y que incluye todas las provincias.

Esta información contrasta con la información oficial del Ministerio de Sanidad, según la cual desde que comenzó la pandemia han muerto en España 27.118 personas con Covid-19, si bien en su estadística -en revisión actualmente para corregir duplicidades y errores- solo figuran personas fallecidas a las que se les hubiera confirmado el contagio con pruebas PCR, de modo que no se contabilizan a los que hayan muerto con síntomas compatibles con la enfermedad pero sin un diagnóstico confirmado por este tipo de prueba.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha reconocido este miércoles el incremento de cerca de 13.000 fallecimientos en la actualización de los registros del MoMo respecto a la última actualización, que ha atribuido en parte a retrasos en las notificaciones debido al cierre de los registros civiles durante las semanas en las que se restringió la actividad laboral y a que no todos los registros tienen automatizados sus sistemas.

Las dificultades en los registros civiles han podido suponer un retraso en las notificaciones de fallecidos

Con todo, ha añadido, hay que tener en cuenta que esta diferencia de fallecidos entre las cifras oficiales de Sanidad y las de los registros civiles no puede achacarse directamente al coronavirus, aunque pueda haber relación indirecta con la situación provocada por la pandemia, en los casos de personas con enfermedades que han empeorado hasta la muerte y que no recibieron atención sanitaria por la saturación de los hospitales o por miedo de los pacientes a acudir a estos, o a la situación en residencias de ancianos y centros sociosanitarios.

Las conclusiones del MoMo indican que se ha producido un exceso de mortalidad por todas las causas a nivel nacional de un 55%. Ese exceso es similar en hombres (54%) y en mujeres (56%), y se concentra en los mayores de 74 años (63%, un total de 35.539), seguido del grupo de edad de 65 a 74 años (46%).

Por comunidades, se han detectado excesos de mortalidad en todas y también en Ceuta, con la única excepción de la ciudad autónoma de Melilla. En todas ellas, el exceso de mortalidad se concentra en los grupos de edad de mayores de 74 años y de entre 65 y 74 años.

Sanidad informa de un 55% más de mortalidad habitual entre el 10 de marzo y el 10 de mayo entre los mayores de 75 años

El MoMo es un sistema para la vigilancia de la mortalidad diaria en España por todas las causas. Tiene como objetivo identificar patrones inusuales de mortalidad y estimar el impacto en la mortalidad de la población de cualquier evento de importancia para guiar la acción en salud pública. Está gestionado por el Centro Nacional de Epidemiología y utiliza datos procedentes de diversas administraciones públicas.

Si se amplía el recuento del MoMo hasta el último día con información disponible, desde el 13 de marzo hasta el 26 de mayo (75 días de evolución de la pandemia en España, abarcando el período entre la víspera de la declaración del estado de alarma y hasta que toda España ya ha entrado en al menos la Fase 1 de la desescalada), el exceso de muertes ascendería a 43.202, de las cuales más de la mitad surgirían de la Comunidad de Madrid y Cataluña.

Por comunidades, se observa que en Madrid, Cataluña y Castilla-La Manchase están produciendo más del doble de muertes de las esperadas y tanto en estas como en Castilla y León hay miles de personas dentro de ese exceso de defunciones cuya causa de fallecimiento no está por el momento asociada al coronavirus. En total, entre las 43.202 muertes más allá de las esperadas y las 27.118 que Sanidad atribuye directamente a la Covid-19, hay todavía más de 16.000 muertes no atribuibles por el momento a esta causa.

Por el contrario, regiones como Canarias, Baleares, Galicia, Andalucía, Murcia y Asturias han sufrido menos por la expansión de la pandemia, y el exceso de fallecimientos en estos territorios no supera el 17%. 

Retrasos en la notificación de defunciones

El MoMo señala que se está produciendo en este momento un retraso en la notificación de defunciones en los registros civiles de varias comunidades, entre las que sobresalen actualmente Aragón y Cantabria.

Destaca asimismo que, desde el 12 de marzo, se han notificado 1.091 defunciones desde el registro civil del municipio de Barcelona, que el sistema MoMo contabiliza como 1.426 defunciones observadas por la corrección por retraso.

La mortalidad esperada desde tal fecha hasta el día actual es de 3.146, por lo que advierte de que se está infraestimando notablemente la mortalidad observada en Barcelona y, por tanto, en Cataluña.

Noticias

anterior siguiente