Enlaces accesibilidad
Espacio

La primera nave espacial comercial llega a la Estación Espacial Internacional: "Aquí Houston, bienvenidos"

  • Los astronautas de la NASA Behnken y Hurley se han acoplado a la EEI 19 horas después del lanzamiento
  • El éxito de la primera parte de la misión supone un hito en el futuro de los viajes espaciales privados

Por
La primera nave comercial espacial llega con éxito a la Estación Espacial Internacional

El primer viaje espacial comercial de la historia ha llegado a su destino con éxito este domingo, la Estación Espacial Internacional (EEI), tras nueve años sin viajes espaciales desde Estados Unidos. Los astronautas de la NASA Robert Behnken y Douglas Hurley han abiert así un "nuevo capítulo en la exploración espacial" al llegar a la EEI a bordo de una cápsula de la compañía aerospacial SpaceX.

"Aquí Houston, Bob y Doug, bienvenidos a la Estación Espacial Internacional", han sido las primeras palabras que han escuchado los astronautas tras atracar con éxito en el módulo Harmony a las 14:17 GMT (17:17 hora peninsular española). "Es un momento increíble para estar en la NASA. Nuevos vehículos que volarán, continuarán con las misiones en la órbita baja y después a la Luna y a Marte. Gracias y enhorabuena", ha dicho Behnken a su llegada. 

La nave de la compañía estadounidense es la primera en llegar a la órbita terrestre desde EE.UU. después de que la agencia aeroespacial estadounidense cancelara su programa de transbordadores en 2011, lo que obligó a la NASA a enviar a sus astronautas al espacio mediante la nave rusa Soyuz durante casi una década.

Despega el primer vuelo espacial desde Estados Unidos a la EEI en nueve años

El viaje supone además la última prueba antes del inicio de las misiones de la NASA operadas por compañías privadas como la de Elon Musk, que en 2014 logró un contrato con Boeing para iniciar la comercialización de la órbita terrestre. El objetivo: volveer a llevar al ser humano a la Luna y, posteriormente, llegar a Marte. 

Éxito a pesar de un pequeño susto con un traje

Diecinueve horas después de despegar desde Cabo Cañaveral (Florida) acoplados a la punta del cohete Falcon 9 ante la atenta mirada del presidente estadounidense, Donald Trump, la cápsula bautizada como Dragon Endevour ha sido recibida por la tripulación de la EEI. "La tripulación de la expedición 63 da la bienvenida al Dragon Endevour y a la tripulación del programa comercial a entrar a bordo de la EEI", ha señalado el astronauta estadounidense de la NASA Christopher Cassidy, que, junto a los cosmonautas rusos Anatoly Ivanishin y Ivan Vagner, llegó a bordo del Soyuz el pasado 9 de abril. 

Behnken ha confirmado que los dos astronautas lograron dormir en el viaje de 19 horas, aunque con cierta dificultad: "La primera noche siempre es un reto, pero el Dragon es un buen vehículo, así que tuvimos buena corriente de aire y una noche excelente", ha dicho.

Los primeros pasos de la misión Demo-2 -el despegue y el atraque- se han llevado a cabo sin problemas y sin necesidad de asistencia técnica. Esta concluirá con el retorno de Behnken y Hurley a la Tierra tras certificar la funcionalidad del cohete, el transbordador y los sistemas de navegación.

Aún así, el inicio de la misión se vio truncado el pasado miércoles, cuando las condiciones climatológicas obligaron a posponer el lanzamiento. Las alarmas han saltado cuando, una vez acoplados a la EEI, Houston ha avisado de una cremallera mal cerrada en el traje de Behnken. Afortunadamente, el problema ha sido rápidamente solventado y no ha pasado a mayores durante la despresurización de la cápusla.

NASA: Misión Demo-2, lista para despegar

Casi dos horas después del atraque en el laboratorio espacial, los astronautas han abierto por fin la escotilla conscientes de que estaban haciendo historia: es la primera nave privada que se acopla a la estación. A continuación han asistido a una reunión sobre seguridad para después ir instalándose en la estación.

Estados Unidos regresa a la carrera espacial

El éxito del vuelo ha devuelto el protagonismo en la carrera espacial a Estados Unidos, según celebraba Trump el sábado: "Estados Unidos ha recuperado su lugar de prestigio como el líder mundial. No puedes ser el número uno en la Tierra si eres el número dos en el espacio. Y nosotros no vamos a ser el número dos en nada", dijo

Con un similar tono triunfalista, Joshua Kutryk, controlador de misión de la estación espacial, ha felicitado desde Houston a SpaceX por este "magnífico momento en la historia" del sector al cambiar los viajes espaciales tal y como los conocemos actualmente y entrar en una "nueva era del transporte espacial". Y en rueda de prensa, los máximos dirigentes de la NASA de la misión han celebrado un "día histórico para la humanidad".

Para que el sueño de Musk de llevar humanos a Marte se materialice, primero se debía garantizar la capacidad de SpaceX de poner en órbita a astronautas de manera regular y segura, y el de este fin de semana es un buen paso en esa dirección. Se desconoce la duración de la actual misión, pero se estima que permanecerán allí entre seis y 16 semanas durante las que los astronautas realizarán diversas investigaciones científicas y técnicas antes de regresar a la Tierra en la misma cápsula.

Según ha explicado el director en funciones del programa comercial de la NASA, Steve Stich, la nave tiene capacidad para permanecer en órbita durante 120 días y podría permanecer más tiempo porque no se han detectado problemas.

Noticias

anterior siguiente