Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La nave tripulada rusa Soyuz MS-17 ha aterrizado sin contratiempos en la estepa de Kazajistán con los cosmonautas rusos Serguéi Rízhikov, Serguéi Kud-Sverchkov y la astronauta de la NASA Kathleen Rubins a bordo. Los tres tripulantes han permanecido seis meses en la Estación Espacial Internacional (EEI), tiempo en el que realizaron cerca de 50 experimentos científicos.

Foto: El cosmonauta Sergey Kud-Sverchkov (EFE/EPA/IRINA SPEKTOR/ROSCOSMOS PRESS SERVICE)

El próximo 12 de abril se cumplen 60 años del primer viaje espacial de un ser humano. El astronauta ruso Yuri Gagarin completó una órbita a la Tierra a bordo de la cápsula Vostok 1. Coincidiendo con este aniversario, la nave Soyuz MS-18 está ya camino de la Estación Espacial Internacional con tres tripulantes que han partido de Kazajistán. La misión se inicia en un momento, además, en el que los ojos están puestos en Marte, donde en los próximos días se va a producir el primer vuelo del helicóptero Ingenuity.

Javier Pedreira, responsable de informática de los Museos Científicos Coruñeses y uno de los creadores de Microsiervos, uno de los blogs más leídos sobre ciencia y tecnología, ha explicado en Las mañanas de RNE el objetivo de esta misión. "La Estación Espacial Internacional ha estado siempre habitada, pero cada cierto tiempo cambian las tripulaciones. Las naves no aguantan mucho en órbita, cada seis meses se envía una Soyuz nueva y vuelve la anterior. A las 13h llegarán a la estación y tres compañeros volverán a Tierra la semana que viene", ha dicho.

El programa Soyuz fue ideado por la antigua Unión Soviética en plena carrera espacial, y desde entonces ha hecho grandes aportaciones. El cohete Soyuz es un derivado de un misil intercontinental desarrollado en plena Guerra Fría, pero es un cohete tremendamente fiable, un 97%. Si no fuera por las cápsulas Soyuz la Estación Espacial tendría un problema. Cuando la NASA decidió retirar los trasbordadores espaciales la única nave que quedó fue la Soyuz para dar servicio a la estación. Nos ha sacado las castañas del fuego en muchas ocasiones", asegura.

La Agencia Espacial Europea, la puerta de nuestro continente al espacio, quiere incorporar nuevos astronautas. Hay que renovar la plantilla y, sobre todo, prepararse para las oportunidades que vienen, comerciales y científicas. La alianza con la NASA aumenta las opciones de viajes a la Estación Espacial Internacional y, en el horizonte, la Luna y, aunque más lejano, tambien Marte.

Aurora Moreno nos cuenta cómo se va a reclutar a los futuros profesionales del espacio.

El vehículo de la NASA rover Perseverance tiene previsto aterrizar en Marte con el objetivo de saber si se puede enviar al planeta una misión tripulada y si entonces habrá alguna posibilidad de vivir en Marte.

Encontrar una nueva casa a millones de kilómetros de la Tierra era hasta ahora solo ciencia ficción. Pero los científicos son optimistas. La Nasa ya ha investigado la posibilidad de vivir en Marte con un campamento en Hawaii, en las laderas del volcán Mauna Loa, una de las zonas de la tierra que más se parecen al planeta rojo.

Pero no solo se tiene que parecer, hay que sobrevivir allí, por eso un grupo de investigación francés va más allá y ha diseñado un poblado futurista que se instalará en el desierto de Mojave, en California. Esta aldea regenerará agua y producirá energía y su propia comida, algo básico para convertir el planeta rojo en una nueva Tierra.

La compañía estadounidense Space X, propiedad del multimillonario Elon Musk, acerca el hito de poner en marcha los primeros vuelos comerciales al espacio con personas a bordo. Cuatro astronautas -tres estadounidenses y un japonés- han sido enviados esta madrugada a la Estación Espacial Internacional en la que ya es la primera misión completa de la NASA a bordo de una nave de propiedad privada. La nave ha sido desarrollada en colaboración con la NASA. El cohete Falcon 9 que transporta la cápsula Crew Dragon de la compañía Space X, era lanzado a las 7:27 de la tarde desde la base de Cabo Cañaberal. Informa Fran Sevilla, corresponsal en Washington.

El cohete SpaceX Falcon 9 y la cápsula Crew Dragón han despegado desde el centro espacial Kennedy de Cabo Cañaveral en Florida llevando a bordo cuatro astronautas. Esta es la primera expedición oficial de la NASA y la compañía Space X. Tras más de 20 hora, la tripulación llegará a la Estación Espacial Internacional, donde se unirán a sus actuales habitantes. El objetivo de esta misión denominada CreW-1 es realizar ciencia de microgravedad, la tripulación permanecerá seis meses en la estación espacial internacional.

El espectacular desarrollo tecnológico de la industria aeroespacial abre un creciente abanico de oportunidades para quienes sueñan con asomarse al abismo cósmico como simples viajeros. El veterano astronauta Michael López-Alegría, actualmente implicado en la preparación de misiones privadas al espacio, nos acompaña en un apasionante viaje hasta la última frontera de la exploración humana. Además de recordar sus cuatro estancias con la NASA en la Estación Espacial Internacional, analizamos la oferta actual de empresas como Virgin Galactic, Space X o Blue Origin, que están a punto de comenzar sus operaciones comerciales. Conocemos también el proyecto Bloon, un sistema de ascenso al límite superior de la atmósfera mediante globos estratosféricos que ha ideado la empresa española Zero 2 Infinity. Su fundador, José Mariano López Urdiales, nos describe esta sobrecogedora experiencia, que también contribuirá a democratizar el acceso al espacio. Entrados ya en el terreno de la especulación, imaginamos con la ayuda de los astrofísicos José Juan López Moreno y Olga Muñoz Gómez hipotéticos destinos lejanos para futuros turistas en ruta por el Sistema Solar.​

La cápsula Dragon Endeavour de SpaceX, con los astronautas de la NASA Robert Behnken y Douglas Hurley a bordo, ha caído de manera controlada a las aguas del Golfo de México al cabo de un viaje de 19 horas desde la Estación Espacial Internacional (EEI).

Tal y como estaba previsto, la cápsula se posó sobre la superficie del mar con ayuda de paracaídas en un punto del golfo de México cercano a Pensacola, en la costa noroeste de Florida. El barco Navigator de SpaceX estaba a solo unas tres millas náuticas del lugar para encargarse de recuperar la nave y colocarla en su cubierta.

La cápsula Dragon Endeavour, de la empresa SpaceX, viaja de regreso a la Tierra con sus dos tripulantes a bordo y amerizará frente a las costas de Florida. Ha pasado dos meses anclada a la Estación Espacial Internacional. El éxito de esta misión, la primera que se realiza en una nave de construcción privada, abre la puerta a la comercialización de viajes espaciales.

Dos astronautas de la NASA viajan por primera vez en una nave construida por una empresa privada Space X.  Douglas Hurley y Robert Behnken son los iniciadores de una nueva era espacial y protagonistas del primer viaje tripulado espacial de la historia. Fue el transbordador espacial Atlantis el último fabricado con dinero público en Estados Unidos y esa nave regresó en 2011. Durante los nueve años transcurridos los estadounidenses subieron a la Estación Espacial Internacional en cohetes rusos. El lanzamiento de la Cfrew Dragon se ha conseguido en el segundo intento, y en presencia del presidente Trump y el vicepresidente Mike Pence. 30/05/20

Un pequeño paso que abre una nueva era. Es lo que está a punto de hacer la NASA junto a la empresa privada SpaceX, dirigida por Elon Musk. En Cabo Cañaveral todo está listo para el despegue de la misión Demo-2, previsto para el miércoles a las 22.30h hora de Madrid, si la climatología no lo impide. La crisis del coronavirus ya ha obligado a retrasar el lanzamiento y a guardar a los astronautas una cuarentena mayor a la que viene siendo habitual.

Será el primer viaje de ida y vuelta al espacio que hacen astronautas estadounidenses con origen y regreso en EEUU. La cancelación del programa de transbordadores por cuestiones de seguridad tras el accidente del Columbia en 2003 ha obligado a la NASA a mandar a sus astronautas a bordo de las ‘Soyuz’ rusas.

Este viaje será también el primero en el que dos tripulantes, Bob Behnken y Douglas Hurley, viajarán a bordo de una nave comercial construida por una empresa privada. La cápsula ‘Crew Dragon’ ya ha viajado anteriormente con cargamento a la Estación Espacial Internacional. Del éxito de esta misión dependen los próximos viajes al espacio de la NASA y de otras agencias espaciales internacionales, que pudieran contratar los servicios de SpaceX para viajar al espacio, como si de un taxi se tratara.

La nave Soyuz MS-14 con el primer androide espacial ruso, llamado Skybot F-850 o Fedor, que despegó el 22 de agosto de la base espacial de Baikonur (Kazajistán), ha logrado acoplarse a la Estación Espacial Internacional (EEI). "Acoplamiento confirmado", ha anunciado un miembro del Centro ruso de Control de Vuelos espaciales. Se trata del segundo intento de acoplamiento, después de que este sábado la maniobra fuera suspendida cuando la nave se encontraba a una distancia de 99 metros de la EEI, tras lo cual comenzó a alejarse a una distancia segura.

  • Se acopló a otro puerto tras un fallo técnico en la EEI en la maniobra del sábado que sus tripulantes aún no han corregido
  • Fue lanzada el jueves pasado con el primer androide ruso, "Fiódor", que debe permanecer en la estación durante 14 días
  • El robot ruso "Fiódor" tuitea desde el espacio y se queja de "atascos"