Enlaces accesibilidad
Coronavirus

Autónomos: guía práctica sobre las ayudas para afrontar la crisis del coronavirus

Por
Vista de un restaurante cerrado en Cala Mandia, Mallorca, debido a las medidas de confinamiento decretadas para frenar la expansión del coronavirus
Vista de un restaurante cerrado en Cala Mandia, Mallorca, debido a las medidas de confinamiento decretadas para frenar la expansión del coronavirus EFE/Cati Cladera

Uno de los colectivos más afectados por las medidas de confinamiento para frenar la expansión del coronavirus ha sido el de los autónomos. Para minimizar el impacto económico de la pandemia, el Gobierno ha puesto en marcha varios paquetes de medidas económicas en materia de empleo y fiscalidad para los trabajadores por cuenta propia, reforzando así el tejido productivo nacional y permitiendo la reactivación económica cuanto antes.

Aplazamiento en el pago de cuotas de la Seguridad Social

Podrán aplazar durante seis meses el pago de sus cotizaciones a la Seguridad Social sin intereses, siempre que las actividades que realicen se hayan suspendido con la declaración del estado de alarma. Entre el 1 y el 10 de mayo se podrá solicitar el aplazamiento de las cuotas correspondientes al período de liquidación de abril y, entre el 1 y 10 de junio, las de mayo.

También podrán aplazar el pago de otras deudas anteriores con la Seguridad Social hasta el 30 de junio de 2020, pero en este caso tendrán un tipo de interés del 0,5%.

La cuota por los días no trabajados en marzo será devuelta en la segunda quincena de mayo, según ha informado la Tesorería de la Seguridad Social.

Impuestos

El Gobierno ha ampliado los plazos de presentación y pagos de las declaraciones trimestrales de impuestos para autónomos y pymes (IVA, IRPF y fraccionamientos de Sociedades). Así, podrán presentarse hasta el 20 de mayo, en lugar de hacerlo en el plazo previsto, que terminaba el 20 de abril, y hasta el 15 de mayo en el caso de las domiciliadas, que vencía este miércoles 15 de abril.

Asimismo, habrá una reducción en el pago fraccionado del IVA e IRPF, pudiéndose descontar en cada trimestre los días que incluidos durante el estado de alarma.

Los trabajadores por cuenta propia podrán realizar el cálculo de los pagos fraccionados del IRPF y el ingreso a cuenta del régimen simplificado sobre el Impuesto de Valor Añadido (IVA) con el método de estimación directa, en lugar de por módulos, lo cual permitirá ajustar el pago a los ingresos reales durante el estado de alarma.

El Gobierno aprueba el aplazamiento del pago de impuestos a Pymes y autónomos, al 20 de mayo

Seguro de desempleo

Los autónomos podrán acceder a la prestación por cese de actividad si han sido avocados al cierre de su negocio o han visto reducida su facturación en un 75% a raíz de la pandemia.

El ministro de Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, afirmó que "cualquier autónomo que haya visto interrumpida o reducida de forma intensa tiene derecho a una prestación que al menos va a llegar a 950 euros"Unos 900.000 autónomos ya han empezado a cobrar esta prestación extraordinaria.

Prestación por incapacidad temporal

Aquellos trabajadores por cuenta propia que se han contagiado por coronavirus o han sido obligados a permanecer en cuarentena por haber estado en contacto con personas infectadas, pueden solicitar la baja médica. Al igual que ocurre con los trabajadores por cuenta ajena, se considerará baja por contingencia profesional y deberán justificarlo a la mutua para proceder a la prestación.

Sin embargo, deberán seguir pagando la cuota de la Seguridad Social mientras dure la ayuda.

Avales

El Gobierno aprobó el 24 de marzo la puesta en marcha de un primer tramo de avales de 20.000 millones para garantizar la liquidez de las empresas más afectadas por la COVID-19. La mitad de ese importe servirá para garantizar nuevos préstamos a pymes y autónomos.

El pasado 10 de abril aprobó una segunda línea de créditos avalados por el Estado a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO) por valor de otros 20.000 millones de euros que, en este caso, irá destinada íntegramente a autónomos y pymes con unos 1,3 millones de beneficiarios.

El aval del Estado garantizará el 80% de los nuevos préstamos y renovaciones solicitadas por los mismos.

Desde este lunes está disponible la primera partida de 20.000 millones de euros del aval del Estado para los créditos ICO. Según la normativa, los bancos pueden ofertar diferentes tipos de interés, pero siempre que el beneficio del aval del Estado hasta un 80% recaiga en el cliente.

Moratoria en el pago de hipotecas

Los trabajadores por cuenta propia que se han visto obligados a paralizar su actividad o que hayan sufrido pérdidas significativas podrán optar a una moratoria de tres meses en el pago de la cuota hipotecaria de su local.

Renegociación del pago de alquileres

El Gobierno establecerá mecanismos para la renegociación del pago de alquileres de locales de negocios, en particular de aquellos que sean propiedad de grandes tenedores o empresas públicas.

En el caso de otros propietarios, se permitirá el uso de la fianza como mecanismo de pago, debiendo reponerse en el plazo de un año.

Flexibilización en materia de suministros

Los autónomos podrán suspender temporalmente sus contratos de suministro o modificar sus modalidades de contratos sin penalización.

Asimismo, podrán cambiar de peaje de acceso y el ajuste de la potencia contratada al alza o a la baja, sin coste alguno. Una vez concluido el estado de alarma, se les vuelve a permitir a estos colectivos una nueva modificación sin coste ni penalización.

Bono social de electricidad

También para aquellos trabajadores por cuenta propia que hayan cesado su actividad con fecha posterior al 14 de marzo o hayan percibido menos del 75 % de sus ingresos con respecto al semestre anterior podrán disfrutar del Bono social de Electricidad, accediendo a un 25% de descuento en su factura eléctrica.

Planes de pensiones

Los autónomos que hayan cesado su actividad por el coronavirus podrán rescatar las aportaciones realizadas a los planes de pensiones para aliviar sus necesidades de liquidez durante los seis meses posteriores a la declaración del estado de alarma.

Noticias

anterior siguiente