Enlaces accesibilidad

Coronavirus

El colapso en las oficinas de empleo retrasa el pago de los ERTE: "Necesitamos ingresos para cubrir necesidades básicas"

Por
Exterior de un establecimiento de moda cerrado a raíz del decreto del estado de alarma
Exterior de un establecimiento de moda cerrado a raíz del decreto del estado de alarma EFE

Desde que se decretara hace un mes el estado de alarma para hacer frente a la expansión de coronavirus -que ha ya dejado más de 182.000 casos confirmados y más de 19.000 muertes en España-, uno de cada cuatro trabajadores se ha visto afectado por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). De ellos, la mayoría no han recibido aún la prestación por desempleo de marzo y, previsiblemente, no la recibirán hasta el mes de mayo o incluso junio.

“Llevamos un mes esperando algo que aún no sabemos si finalmente llegará porque no tenemos noticias de ningún tipo por parte de los servicios de empleo, ni cuándo ni cuánto cobraremos”, explica a RTVE.es Lucía, de 33 años, empleada en una perfumería que tuvo que cerrar a raíz del confinamiento.

[Las dudas más frecuentes de los trabajadores ante un ERTE]

En total, de los casi 16 millones de personas afiliadas al régimen general de la Seguridad Social a principios del mes de marzo, ya son 3,9 millones de personas las afectadas por un ajuste laboral, ya sea por una suspensión del contrato o por una reducción de su jornada.

Así lo confirmó este miércoles en el Congreso de los Diputados el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, quien señaló en su comparecencia que hasta ahora la mitad de ellos, unos dos millones, han recibido el visto bueno de la autoridad competente para proceder al pago de la prestación. En concreto, realizará este trámite la Administración General del Estado cuando el procedimiento afecte a centros de trabajo radicados en dos o más comunidades y las autoridades autonómicas cuando se realice en solo una región.

Sin embargo, esto no significa que estos dos millones de trabajadores hayan recibido la prestación en sus cuentas corrientes, únicamente implica que se ha realizado la exoneración a las empresas del pago de la aportación empresarial a la Seguridad Social, tal como señaló Escrivá.

Lo peor es la incertidumbre. No sé si podré esperar hasta mayo ya que mi salario era muy bajo y no me permitía ahorrar, y ahora necesito ingresos para cubrir necesidades básicas”, cuenta Lucía.

Boletines RNE - Casi 4 millones de trabajadores afectados por los ERTES

Espera hasta mayo o junio

La avalancha de ERTE presentados por las empresas, con el objetivo de evitar el despido definitivo de los empleados o esquivando la quiebra, ha provocado el colapso burocrático de las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), con el consiguiente retraso en la transferencia de la prestación.

“Se está recibiendo un volumen de expedientes que hace difícil su tramitación electrónica y conducen a una saturación de los sistemas disponibles en la Administración General del Estado y en el propio SEPE”, aseguró el organismo en un comunicado.

Por ello, la mayoría de trabajadores afectados no ha recibido aún la prestación correspondiente al mes de marzo y previsiblemente no la recibirán hasta el 10 de mayo o, incluso, en junio. Y es que según los datos publicados por el SEPE en su cuenta de Twitter, diariamente se están tramitando unas 80.000 prestaciones, una cifra que podría complicar incluso que se tramiten todas las prestaciones antes de final de mes.

Haremos todo lo posible para que puedan cobrar marzo y abril, a principios de mayo

Fuentes del Servicio Público de Empleo han asegurado a RTVE que, aunque el proceso se agilizó, no fue suficiente para incluir a todos los afectados en la nómina de abril. Las mismas fuentes señalan que hay que hacer comprobaciones y que muchos expedientes llegaban con errores. Sin embargo, apuntan a que harán todo lo posible para que puedan cobrar marzo y abril, a principios de mayo.

“La única comunicación que hemos recibido es por parte de la empresa anunciando que se ha autorizado el ERTE pero no por la aprobación del Ministerio de Trabajo, sino porque se ha producido un silencio positivo: la Autoridad Laboral no ha dictado resolución en el plazo establecido de cinco días hábiles, por lo que se entiende aprobado”, nos explica Lucía.

“Malabares” para llegar a fin de mes

Sergio es otro de los casi cuatro millones de trabajadores afectados por un ERTE debido a la crisis del coronavirus. Cobró 480 euros de su empresa por los 13 días que pudo trabajar en marzo, antes del cierre del restaurante, pero aún no sabe nada de su prestación.

“Estamos cuatro personas en casa, de los cuales dos son niños pequeños. Tenemos un alquiler de 450 euros mensuales más todas las facturas”, cuenta a TVE con gran preocupación ya que actualmente su pareja se encuentra cobrando el paro y ambos afrontan abril con 700 euros.

Como Sergio, Mariano también está en un ERTE y tampoco ha cobrado su prestación. “He cobrado 13 días de nómina de marzo, en total de 524 euros. No he podido pagar servicios esenciales y estoy haciendo malabares para llegar hasta el día 10 de mayo”, explica.

Muchos afectados por un ERTE no han cobrado y no pueden hacer frente a sus pagos

Ante esta complicada situación que están atravesando numerosos hogares, los sindicatos UGT y CC.OO. han criticado que la mayoría de afectados por ERTE sigue sin cobrar el paro y han pedido al Gobierno la puesta en marcha de la nómina continua, de tal manera que se abonen las prestaciones una vez sean reconocidas y no el día 10 de cada mes.

Por su parte, la patronal CEOE ha instado al Ejecutivo a que, con “la mayor celeridad”, desde el Ministerio de Trabajo “se abonen ya las prestaciones que corresponden a las personas que han perdido su empleo o se han visto afectadas por un ERTE por culpa de la COVID-19”.

Mientras, el Gobierno ha anunciado que aprobará en las próximas semanas una renta mínima que beneficiará un millón de hogares, según ha confirmado este jueves el ministro de Seguridad Social, quien ha añadido que se tratará de una medida permanente no condicionada a la pandemia del coronavirus.

Noticias

anterior siguiente