Enlaces accesibilidad

Coronavirus

"Estoy desesperada, si pudiera sacar a mi madre de la residencia, lo haría"

Por
Las residencias de mayores lanzan un mensaje de socorro

Los mayores que viven en residencias de ancianos son el grupo más vulnerable ante el coronavirus y la preocupación de sus familiares aumenta a medida que se cuentan por miles los fallecidos en este tipo de centros. La situación es dramática en algunas residencias como la de Reina Sofía, en Las Rozas, una de las más grandes de la Comunidad de Madrid con medio millar de plazas y donde los trabajadores han contabilizado los fallecidos en las últimas semanas en alrededor de 50.

“Estoy desesperada, si pudiera sacar a mi madre de la residencia, lo haría”, reconoce a RTVE.es Montse. Su madre tiene 87 años y un alzheimer avanzado que la hace depender de todo tipo de cuidados, incluso los más básicos, como beber, pudiendo sufrir graves consecuencias si no recibe una atención continuada. Está ingresada en la residencia Reina Sofía y Montse lamenta no poder llevársela por no disponer de medios suficientes en su casa.

No me pueden decir de qué han muerto porque no les han hecho los test

“Me dijeron que había cinco casos de coronavirus, que son los test que en su día harían. También me han dicho que hay personas que están falleciendo, pero que no me pueden decir de qué han muerto porque no les han hecho los test para saber si tenían el virus”, explica Montse.

Pese a la cifra que dan los trabajadores, la Comunidad de Madrid contabilizaba hasta la semana pasada 11 fallecidos en el centro y los datos no se han actualizado desde entonces. Entre tanto, no computan para la Consejería de Sanidad como fallecidos con coronavirus personas que han muerto sin haber dado positivo antes en un test.

El Hospital Puerta de Hierro, sin embargo, asegura que ha realizado “todos los test” que les ha solicitado la residencia y que ascienden hasta 28.

Los trabajadores son cada vez menos

Pero Montse se queja, además, de estar recibiendo información contradictoria sobre la situación y la salud de su madre entre la dirección del centro y los trabajadores, con los que ha ganado “confianza” en los años que su madre lleva ingresada. Afirma que éstos últimos le aseguran que “la situación es peor” de la que le cuenta la dirección. Una dirección con la que RTVE.es ha intentado ponerse en contacto sin éxito.

Anoche llamé a la Guardia Civil de la impotencia

“No he dormido nada, anoche llamé a la Guardia Civil de la impotencia porque estaba deshecha”, asevera, asegurando que les pidió entrar para comprobar cómo estaba realmente su madre. Muestra preocupación no sólo por el virus, sino porque los trabajadores “no tengan manos” para atender las necesidades más básicas de los ingresados.

Cuidadores de la residencia se han quejado a TVE de la falta de medios de protección y de que alrededor de 100 de los más de 400 trabajadores que son están de baja o aislados por presentar síntomas de coronavirus.

Aseguran que dieron la voz de alarma el pasado 9 de marzo al detectar al primer residente con síntomas de coronavirus, pero que no ha sido hasta este pasado lunes cuando se ha hecho el primer traslado de un residente a un hospital. Así lo ha asegurado también la Consejería de Políticas Sociales, que informa a TVE de que hay un total de nueve trasladados.

El Hospital Puerta de Hierro aclara, sin embargo, que no ha negado ningún traslado al hospital, desde donde “se está dando mucho soporte y ayuda a la residencia tanto físico como telefónico, día tras día”, y se le envía la medicación que necesitan los ancianos.

Yo no sé quién tiene la culpa. Que alguien entre y tome medidas ya

“Yo no sé quién tiene la culpa, no estamos para buscar culpables”, defiende Montse, que lamenta que muchos de los fallecidos en la residencia “se podrían haber evitado con los test” que hubieran permitido separar y aislar correctamente a los infectados desde un principio. Y pide desesperadamente “que alguien entre y tome medidas para cortar la situación que hay”.

Aumentan los muertos en residencias

El goteo de casos de nuevas muertes en residencias en España sigue aumentando. Este jueves se ha conocido también la muerte de otras siete personas en la Residencia Vitalia de Leganés (Madrid), con lo que el número asciende a 50, de los que 43 presentaban síntomas de coronavirus.

Un día después de que la Fiscalía General del Estado derivara la investigación a las fiscalías locales, el Defensor del Pueblo ha pedido este jueves a la Fiscalía de Madrid investigar unas 150 muertes en las residencias de la Comunidad.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha señalado ese jueves en la Cadena SER que alrededor de 3.000 mayores han fallecido en las residencias de la autonomía desde que comenzó la crisis del coronavirus, aunque ha precisado que es "muy difícil" saber si estas muertes se deben directamente a la pandemia. Precisamente, el Gobierno regional está estudiando agrupar los casos positivos de coronavirus en determinadas residencias para aislarlos de otros mayores. Este jueves, en una entrevista en la Cadena SER

Pero también aumentan las muertes en otras regiones. Este jueves la Junta de Castilla y León ha confirmado el fallecimiento en las últimas 24 horas de 110 nuevos fallecidos en residencias de ancianos y centros de personas con discapacidad, lo que eleva la cifra total a 705 muertes. Ha intervenido, además, tres centros este jueves en Zamora, León y Burgos ante la gravedad de la situación.

Castilla y León es, tras Madrid, la segunda comunidad autónoma con más fallecidos en residencias, seguida de Cataluña, con al menos 362 a fecha del miércoles y de Castilla-La Mancha, con, al menos, 271. Precisamente, este jueves el Govern ha tramitado 275 peticiones para desinfectar centros de mayores. En todo el país son muchas las residencias han lanzado un 'SOS' a las autoridades para reclamar ayuda con la que hacer frente a la situación. 

Noticias

anterior siguiente