Enlaces accesibilidad
Coronavirus

Cifras del virus: ni creíbles ni imposibles, simplemente no comparables

Por
Las estadísticas del coronavirus cambian en función de cómo cuente sus casos cada país

Vietnam tiene un millón de habitantes y es destino turístico de millones de viajeros chinos. Sin embargo, notifica apenas 163 casos de coronavirus y ningún muerto. ¿Son cifras creíbles? Según José Jonay Ojeda Feo, especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública, “no podemos decir que los datos que están publicando los diferentes países en relación a cómo está evolucionando la pandemia de Covid-19 sean datos ciertos o no. Lo que sí sabemos es que no son comparables, porque hay factores que dificultan esa comparación”.

Por ejemplo, no todos los países cuentan con los mismos recursos para detectar, contabilizar o notificar cada uno de los casos. Ni siquiera se utilizan los mismos criterios para contabilizar los ingresos hospitalarios o los fallecimientos. Francia y Alemania, con datos de fallecidos sensiblemente inferiores a España o Italia a pesar de tener miles de contagiados, no cuentan a los fallecidos con coronavirus fuera de los hospitales.

Tampoco hay un organismo internacional que supervise todas las cifras nacionales. Lo que sí hace la OMS, recuerda el especialista Ojeda Feo, es recomendar “un robusto de vigilancia epidemiológica para todos y cada uno de los países del mundo”.

Una enfermedad desconocida

El problema, en el caso del coronavirus, ha sido que “es una enfermedad nueva, y aunque tengamos un sistema de vigilancia epidemiológica robusto, hay mucho desconocimiento alrededor de ella. Y, desafortunadamente, tampoco teníamos experiencia en los sistemas de información que ayudan a interpretar estos resultados”.

La proliferación de webs, índices y mapas que pueden ser consultados en la web no es un problema, entiende este especialista. Al contrario, entiende que tanto esa actividad no gubernamental como las propias informaciones diarias de los gobiernos “favorece el escrutinio público y la rendición de cuentas”. Porque, pasada la crisis, sí será posible –asegura el doctor Ojeda Feo- revisar qué ha funcionado y qué ha fallado para que el virus haya puesto contra las cuerdas a todo un planeta.​
 

Noticias

anterior siguiente