Enlaces accesibilidad

Coronavirus

El coronavirus dispara las solicitudes de paro a 3,3 millones en Estados Unidos, cifra récord

Por
14 horas - Estados Unidos sufre el mayor aumento del paro de su historia

El coronavirus ha provocado que 3,28 millones de personas solicitasen prestaciones por desempleo en Estados Unidos la semana pasada, una cantidad sin precedentes frente a las 282.000 solicitudes de la semana anterior, según ha informado el Departamento de Trabajo.

El incremento, debido al cierre de actividades como respuesta a la epidemia de COVID-19, superó el récord histórico de 695.000 solicitudes de paro que se registró en 1982. El Departamento de trabajo muestra a través de un informe que los sectores más afectados por el desempleo están siendo el hotelero y el de restauración, seguido por el de almacenes, el de transporte y el industrial. 

El mayor incremento de las solicitudes se han sucedido en los estados de Pensilvania, con 378.908 nuevos demandantes, Ohio con 187.784, y California con 186.809.

Además, el dato sobre solicitudes del seguro de paro se refiere solamente a las personas que tenían un empleo, lo han perdido y están en búsqueda activa de otro, pero no incluye a las personas que ya estaban desempleadas y, por diversas razones, han abandonado la búsqueda de trabajo.

Algunos economistas calculan que el índice de desempleo podría alcanzar a alrededor del 13 % a fines de abril y comienzos de mayo, superando el máximo de 10 % de octubre de 2009, cuando el país se hallaba en el tercer mes de la llamada Gran Recesión.

Bank of America anuncia que EE.UU. ya ha entrado en recesión

El presidente del Gobierno de Estados Unidos, Donald Trump, anunció un paquete legislativo de emergencia para mitigar los efectos negativos que está teniendo la propagación del coronavirus en la economía del país. Entre las medidas, ofrece 350.000 millones de dólares en préstamos para empresas pequeñas y establece un fondo de hasta 500.000 millones de dólares en préstamos para industrias, municipalidades y estados.

A pesar de los esfuerzos del Gobierno de Trump por mantener a flote la economía, su principal baza para ser reelegido en los comicios de noviembre, Bank of America ha advertido este jueves a sus intervencionistas, que Estados Unidos ya ha entrado en una recesión a consecuencia de los efectos de la pandemia, pero anticipa que el bajón económico tendrá una corta duración. 

"Declaramos oficialmente que la economía ha caído en una recesión, uniéndose al resto del mundo, y se trata de una caída profunda en la que se perderán empleos, se destruirá la riqueza y caerá la confianza", señalaba la economista Michelle Meyer, del Bank of América, en una nota a inversores publicada por la cadena de televisión CNBC.

La institución bancaria calcula que la economía estadounidense se "colapsará" en el segundo trimestre del año, disminuyendo en un 12 % el PIB, con lo cual en todo 2020 el crecimiento económico sufrirá una contracción del 0,8 %, señaló la Meyer.

Los datos facilitados por Bank of America se alejan mucho de las expectativas del mandatario Donald Trump, que tras su ascenso a la Casa Blanca prometió que la economía de EE.UU. crecería a un ritmo anual de casi un 4 %. 

Noticias

anterior siguiente