Enlaces accesibilidad

Coronavirus

Italia cierra las empresas no esenciales con polémica

Por
Italia cierra empresas no esenciales con polémica

Italia cierra las actividades productivas no esenciales para frenar el coronavirus, pero los sindicatos amenazan con huelga al considerar que son demasiadas las empresas que quedarán aún abiertas. El decreto entra en vigor este lunes y da un margen de tres días.

Ante el continuo crecimiento de los contagios en el país que superan los 46.000 casos y los 5.476 muertos, el Gobierno italiano anunció el sábado una norma para suspender las actividades productivas no esenciales como habían pedido en muchas regiones ante el gran número de personas que aún circulan para ir a trabajar.

Tras las protestas de los empresarios, el Gobierno ha dado 72 horas para que el cierre de las fábricas y resto de actividades sea efectivo y permita, por ejemplo, la distribución de la producción ya realizada. La suspensión paraliza la minería y las obras ya iniciadas entre otros sectores económicos.

Según el decreto, cerca unas 80 áreas podrán permanecer abiertas y el ministro de Desarrollo Económico, Stefano Pattuanelli, explicó que corresponden a cerca del 35 % de las actividades productivas en Italia.

Los sindicatos amenazan con una huelga general

Esta lista sigue siendo demasiado larga para los sindicatos y las tres siglas mayoritarias CGIL, CISL y UIL anunciaron que están dispuestas a convocar huelgas en las empresas donde no se cumplan los parámetros de seguridad o incluso amenazaron con una "huelga general".

Permanecerán abiertas las tiendas de ordenadores y teléfonos, así como los centros telefónicos de atención al cliente de estas compañías para garantizar las comunicaciones en estos momentos. Además de supermercados, estancos, farmacias, bancos, quioscos de periódicos y oficinas de correos.

Se permite que se mantengan abiertos los estudios fiscales, de abogados, pero también ingenieros y arquitectos, al igual que toda la cadena de suministro de impresión, desde papel hasta la venta al por mayor de libros, revistas y periódicos, hasta servicios de información y comunicación.

La agricultura es esencial

Además se consideran esenciales las actividades para el cultivo agrícola, la cría y la producción de productos animales, todas las actividades de pesca y acuicultura, así como la fabricación de máquinas para la agricultura. Continúa la actividad de la industria de alimentos y bebidas, así como la fabricación de máquinas para estos sectores.

Se mantienen las actividades de "extracción de petróleo crudo y gas natural", así como "actividades de servicios de apoyo para la extracción de gas natural y petróleo".

En el sector textil, se detiene la producción de "prendas de vestir", pero no las relacionadas con la "fabricación de telas o tejidos, o elaboración de uniformes y otras prendas de trabajo".

Siguen abiertas la industria química y farmacéutica y de fabricación de caucho, artículos de plástico y cristalería para laboratorios, para uso higiénico y para farmacias. Se garantizan los servicios públicos de suministro de electricidad, gas y aire acondicionado, gestión de redes de alcantarillado, recolección y eliminación de residuos, Así como los talleres de "reparación y mantenimiento de máquinas y equipos".

Además, las actividades de la industria aeroespacial y de defensa están garantizadas, así como otras actividades de importancia estratégica para la economía nacional, añade el decreto.

Noticias

anterior siguiente