Enlaces accesibilidad

Coronavirus

Donald Trump suspende durante 30 días los vuelos procedentes de Europa por el coronavirus

Por
 Donald Trump suspende durante 30 días los vuelos procedentes de Europa por el coronavirus
Donald Trump suspende durante 30 días los vuelos procedentes de Europa por el coronavirus REUTERS/Jonathan Ernst/File Photo

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha anunciado este miércoles en una rueda de prensa las nuevas medidas que va a adoptar para combatir el coronavirus, entre las que se encuentran la suspensión de vuelos procedentes de Europa durante 30 días o las ayudas financieras a las empresas y ciudadanos afectados por la pandemia.

El mandatario ha anunciado así una medida que no afecta al Reino Unido y que, según el decreto gubernamentalprohíbe también la entrada de cualquier persona que "haya  estado físicamente presente en el Área Shengen durante un período de 14 días antes de su entrada o intento de entrada en los Estados Unidos". La Unión Europea, por su parte, ha desaprobado la decisión "unilateral" de Trump.

[Sigue minuto a minuto la actualidad sobre el coronavirus]

La prohibición no será efectiva en algunos supuestos, cuando se trate de personas residentes de forma permanente y legal en Estados Unidos, así como cónyuges, padres, tutores o hijos de ciudadanos estadounidenses o residentes legales. También contempla la excepción para que puedan entrar personas invitadas por Estados Unidos con un propósito de "contención o mitigación del virus" y a funcionarios y personal de la aviación estadounidense.

Culpa a Europa de no haber gestionado bien la crisis

Según el presidente estadounidense, la Unión Europea no ha sabido actuar ante la llegada de casos procedentes de China, de ahí las nuevas restricciones que tienen como objetivo "proteger la salud y el bienestar de los americanos". "Estamos en un momento crítico en la lucha contra el virus. Dimos un paso que salvó vidas con una acción anticipada en China, ahora debemos tomar la misma acción con Europa", ha añadido.

En el decreto, se determina que "Estados Unidos es incapaz de evaluar y monitorizar todos los viajeros que llegan constantemente de la zona Shengen" y que "la posibilidad de que haya una transmisión indetectada del virus" a través de personas que lleguen de Europa "amenaza la seguridad de nuestro sistema de transporte, infraestructuras y la seguridad nacional".

Trump ha explicado que la prohibición anunciada busca cerrar la entrada a "cualquier cosa" que venga de Europa, incluidas las mercancías y el comercio. "Estas restricciones se irán ajustando según las condiciones sobre el terreno", ha afirmado al explicar que se harán excepciones para los estadounidenses que quieran regresar de Europa y se sometan a rigurosos análisis de detección del virus.

En el decreto no se hace mención directa a qué medidas se tomarán respecto al comercio, aunque Trum dicta que permanece su "compromiso de facilitar el comercio" entre EE.UU. y el resto de naciones.

"No es una crisis financiera"

Trump también ha dicho que no se trata de una crisis financiera, sino de una "crisis pasajera" que deben superar "juntos como nación". Aun así, ha anunciado que están tomando medidas económicas para amortiguar el efecto del coronavirus a las empresas estadounidenses, que están sufriendo una pérdida repentina de la demanda.

Para ello, ofrecerán ayudas a los trabajadores afectados por el virus -ya estén enfermos, en cuarentena o al cuidado de otros pacientes- con las que espera paliar las consecuencias económicas. Además, ha hablado con el Departamento de Tesorería para aplazar los pagos de impuestos sin intereses ni sanciones para empresas, ciudadanos o cualquier afectado, que según dijo aportará una liquidez de 200.000 millones de dólares a la economía estadounidense.

[Mapa mundial del coronavirus]

Asimismo, Trump ha anunciado con efecto inmediato un programa gubernamental de préstamos a bajo interés para las compañías afectadas por el coronavirus y ha dicho que pedirá al Congreso la aprobación de 50.000 millones de dólares adicionales para financiarlo. Trump ha insistido en su petición a esta institución de aprobar una reducción del impuesto federal sobre la nómina.

Trump manda un mensaje de tranquilidad

"Este es el esfuerzo más agresivo y completo para enfrentar un virus extranjero en la historia moderna", ha declarado. "Confío en que al continuar tomando estas duras medidas, reduciremos significativamente la amenaza a nuestros ciudadanos y venceremos final y rápidamente a este virus".

"Para la mayoría de los americanos el riesgo es muy bajo" ha alegado Trump, llamando a la calma. A pesar de esto, ha recordado que la población de mayor edad se enfrenta a más riesgos y ha pedido a los ciudadanos que eviten acudir a los centros de mayores, viajar al extranjero y que se cubran la cara al toser o estornudar.

[¿Qué es el coronavirus?]

Noticias

anterior siguiente