Enlaces accesibilidad

Guerra en Siria

Al menos 33 soldados turcos mueren durante una intensa batalla contra el régimen sirio en Idlib

  • Se trata de la última región aún bajo control de milicias islamistas alzados en armas contra el régimen de Bachar al Asad
  • Como respuesta, Ankara ha iniciado bombardeos aéreos y terrestres contra posiciones sirias al norte del país árabe

Por
Al menos 33 soldados turcos mueren durante una intensa batalla contra el régimen sirio en Idlib

Al menos 33 de soldados turcos han muerto y otros 36 han resultado heridos este jueves durante una intensa batalla con las fuerzas de Damasco en la provincia de Idlib, en el noroeste de Siriala última región aún bajo control de milicias islamistas alzados en armas contra el régimen de Bachar al Asad.

Según han asegurado fuentes cercanas de las Fuerzas Armadas turcas a Efe, al menos una treintena de militares turcos fallecieron durante un ataque aéreo de la aviación siria o rusa contra las tropas turcas que combatían junto a los rebeldes.

El Gobierno turco ha convocado una reunión de urgencia para evaluar la situación.

El gobernador de la provincia turca de Hatay, Rahmi Dogan, declaró a la cadena NTV que los hospitales de esta región, fronteriza con Siria, habían recibido numerosos militares turcos gravemente heridos en un ataque aéreo en Idlib y que 33 soldados habían muerto.

Varios altos cargos de diferentes partidos han anulado su programa previsto para acudir a reuniones extraordinarias, pero ante la falta de datos oficiales persiste la incertidumbre sobre la magnitud del ataque a las fuerzas turcas que se hallan estacionadas en Idlib.

Turquía bombardea posiciones sirias como respuesta 

Varios medios habían señalado este jueves que las fuerzas turcas habían asistido a las milicias rebeldes sirias para reconquistar la estratégica ciudad de Saraqeb, situada en la carretera entre Damasco y Alepo, que hace apenas tres semanas fue tomada por las fuerzas del régimen sirio.

Ankara lleva semanas instando a Moscú a frenar el avance del régimen de Al Asad, sin éxito por ahora.

Desde el miércoles, una delegación de Rusia se halla en Turquía para negociar un alto el fuego en la zona de Idlib, pero no se han difundido detalles sobre estas conversaciones. 

Tres millones de personas viven desplazadas por los bombardeos en Idlib

Poco después de conocerse la noticia, el ejército de Turquía ha iniciado como respuesta bombardeos aéreos y terrestres contra posiciones sirias al norte del país árabe.

En un comunicado, el portavoz de la presidencia turca, Fahrettin Altun, ha asegurado que "los objetivos del régimen (sirio) han sido atacados con apoyo de fuego aéreo y terrestre".

Por su parte, Omer Çelik, portavoz del gobernante partido AKP, ha señalado en declaraciones a la emisora CNNTürk que "los autores de este ataque tuvieron la respuesta necesaria y así continuará".

La ONU llama a un alto el fuego 

Ha agregado que el gobierno turco hablará este viernes con la OTAN porque "un ataque contra Turquía es un ataque contra la OTAN".

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha hecho un llamamiento a todas las partes a "desescalar" la violencia en Siria.

En una nota, su portavoz Oeana Lungescu ha dicho que Stoltenberg "ha condenado los continuados ataques indiscriminados" por parte de las fuerzas sirias en la provincia de Idlib, y añadió que era necesario "desescalar la situación".

También la ONU ha pedido este jueves una acción urgente y ha llamado a un alto el fuego al advertir que "el riesgo de una mayor escalada crece cada hora".

Por su parte, el departamento de Estado de Estados Unidos ha dicho a través de un comunicado: "Apoyamos a Turquía, nuestro aliado de la OTAN"

Noticias

anterior siguiente