Enlaces accesibilidad

Coronavirus

La OMS bautiza como "Covid-19" al coronavirus de Wuhan y lo califica de "amenaza muy grave para el mundo"

  • El organismo sanitario internacional cree que existe una "posibilidad realista de detener" su propagación
  • "Llevará 18 meses desarrollar la vacuna, pero mientras tanto no estaremos indefensos", asegura su director general

Por
La OMS renombra al coronavirus como Covid-19 para evitar estigmatizaciones

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha anunciado este martes que la enfermedad provocada por el nuevo coronavirus de Wuhan recibirá oficialmente el nombre de "Covid-19", según se ha decidido en el primer día de reunión de 300 expertos sobre esta epidemia en Ginebra.

[¿Qué se sabe del coronavirus de Wuhan?]

La OMS ha decidido usar un nombre que "pueda pronunciarse y no aluda a una localización geográfica específica, un animal o un grupo de personas" para evitar estigmatizaciones, ha destacado en rueda de prensa el director general del organismo, Tedros Adhanom Ghebreyesus, al anunciar esta decisión.

El nombre nace de un acrónimo en ingles a partir de la expresión "corona virus disease" (enfermedad de coronavirus) y será un estándar para eventuales brotes de coronavirus en el futuro, señala Tedros, que ha pedido a los gobiernos que "despierten y consideren a este virus como el enemigo público número uno"  con consecuencias políticas, sociales y económicas "peores que las de cualquier acto terrorista".

"Amenaza muy grave para el mundo"

Antes, el jefe de la OMS ha calificado de "amenaza muy grave para el mundo" al coronavirus. Lo ha hecho ante los más de 300 expertos de todo el mundo en virología, epidemiología y otras ramas científicas que han iniciado este martes en la sede de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Ginebra una reunión de dos días para estudiar vías de investigación del coronavirus de Wuhan y posibles tratamientos y vacunas.

[El mapa del coronavirus: más de 43.000 casos en 26 países]

La reunión, a puerta cerrada y en la que algunos expertos, entre ellos muchos médicos chinos, participan a distancia mediante teleconferencia, busca avanzar en el conocimiento del origen de la nueva enfermedad, sus vías de transmisión, su gravedad y las medidas que han de tomarse contra ella, informó la OMS.

"Posibilidad realista" de detenerlo

Sin embargo, el organismo sanitario internacional ha querido aportar un rayo de optimismo en esta lucha contra el virus. Tedros ha asegurado que existe una "posibilidad realista de detener" la propagación del nuevo coronavirus en todo el mundo.

"Si invertimos ahora (...) tenemos una posibilidad realista de detener esta epidemia", ha asegurado el director general de la Organización Mundial de la Salud. Aunque ha querido dejar claro que se trata de una lucha a medio-largo plazo, y que no se parte desde cero: "Llevará tiempo desarrollar vacunas, pero mientras tanto no estaremos indefensos".

La OMS cree que la primera vacuna para el coronavirus de China podría estar disponible en aproximadamente 18 meses, "así que tenemos hacer todo lo posible hoy usando las armas de las que disponemos", ha dicho Tedros.

"Las medidas tomadas por Wuhan y el resto de China están frenando la expansión del virus y debemos aprovechar esto para golpear duro y luchar unidos contra éste, o de lo contrario el coste humano y económico será mayor", ha añadido.

Mayor coordinación internacional

Por otro lado, la OMS ha explicado que está coordinando una red que incluye a representantes en los países miembros, así como a coordinadores de Naciones Unidas (ONU) para informarles sobre el brote y sobre las medidas que pueden tomarse. Asimismo, que hay comunicación directa con el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, con quien se ha acordado "aprovechar el poder de todo el sistema de la ONU en la respuesta a Covid-19".

También se ha activado un equipo de gestión de crisis de la ONU, que estará dirigido por el jefe de las operaciones de emergencia de la OMS, el doctor Mike Ryan. "Esto ayudará a la OMS a centrarse en la respuesta sanitaria, mientras que las otras agencias pueden aportar su experiencia a las implicaciones sociales, económicas y de desarrollo más amplias del brote", han explicado.

Más de 43.000 casos confirmados

Con más de 43.000 casos confirmados y 1.018 fallecidos, el nuevo virus es "un test de solidaridad política, para comprobar si el planeta puede unirse contra un enemigo común que no respeta fronteras o ideologías", ha añadido Tedros.

Presiden las reuniones expertos como la viróloga francesa Marie-Paule Kieny (asistente del director general para sistemas sanitarios e innovación), el laureado epidemiólogo británico Jeremy Farrar, o la socióloga brasileña Nisia Lima, que estudió la respuesta al virus zika en su país.

Noticias

anterior siguiente