Enlaces accesibilidad

Perú

Keiko Fujimori regresará a prisión preventiva durante 15 meses

  • Podría estar involucrada en el delito de lavado de activos cuando fue legisladora y en sus intentos de ser presidenta de la nación
  • Ya ha cumplido más de un año de prisión preventiva, entre 2018 y 2019, aunque acabó excarcelada por el Tribunal Constitucional

Por
La hija del exmandatario Alberto Fujimori, acompañada por su marido, Mark Vito, a su llegada a los juzgados.
La hija del exmandatario Alberto Fujimori, acompañada por su marido, Mark Vito, a su llegada a los juzgados. Mariana Bazo/REUTERS

La lideresa opositora Keiko Fujimori, hija del exmandatario peruano Alberto Fujimori, tendrá que volver a prisión preventiva durante 15 meses, hasta abril de 2021, mientras es investigada por cuatro delitos, entre ellos lavado de activos, según ha resuelto este martes el juez Víctor Zúñiga.

El magistrado ha dejado por escrito en la sentencia que esta medida -la prevención preventiva- está dentro de los estándares de proporcionalidad referidos, pues resulta idónea, adecuada, necesaria y proporcionalmente estricta.

Zúñiga ha dejado entrever que la lideresa podría estar involucrada en el delito de lavado de activos cuando fue legisladora (2006-2011) y cuando habría intentado ser presidenta de la nación, durante las campañas electorales de 2006 y 2011.

Minutos antes de la resolución, Fujimori ingresó a la sala de audiencias acompañada por su esposo, Mark Vito, y esperó a que el juez terminara la lectura del fallo, que empezó a primera hora.

De inmediato, la Policía Judicial detuvo a la fundadora del partido Fuerza Popular para llevarla a la celda del Poder Judicial, donde se tramitará su ingreso en el penal de mujeres de Chorrillos.

Su abogada, Giuliana Loza, ha confirmado a los medios de comunicación que apelará la directriz impuesta, mientras que el Ministerio Público, que había solicitado 18 meses de prisión preventiva, se ha declarado conforme con la resolución.

El riesgo de fuga es alto, según el magistrado

La exlegisladora ya cumplió más de un año de prisión preventiva por este caso, entre 2018 y 2019, y había sido excarcelada por decisión del Tribunal Constitucional por aparentes irregularidades en la tramitación de esa medida.

La investigación contra Fujimori está siendo llevada a cabo por el fiscal José Domingo Pérez. En ella se determinará si es culpable de la presunta comisión de los cuatro delitos que se le imputan, especialmente el que compete a sus actividades electorales, por las que, en teoría, percibió un millón de dólares de la empresa brasileña Odebrecht.

Durante la lectura de la resolución, el juez Zúñiga ha manifestado que hay sospecha suficiente de peligro de fuga de Fujimori, dado que su arraigo domiciliario no es de calidad, alta sospecha de la comisión de los delitos imputados y obstaculización de la justicia.

Fujimori responde

Antes de llegar al juzgado donde fue detenida, Fujimori grabó un mensaje en sus redes sociales en el que se quejó de esta "nueva injusticia" y "ajusticiamiento" promovidos por "varios intereses". La exlegisladora anunció que se entregaría a la justicia inmediatamente porque tiene "la conciencia tranquila" y que rompería su silencio para dar "una respuesta política a esta persecución".

Su marido declaró a los periodistas que "aquí hay un gran injusticia" contra su esposa y que van a "levantar nuestra voz frente a la comunidad internacional" para demostrar que no hay una obstrucción a la justicia.

Noticias

anterior siguiente