Enlaces accesibilidad

Entrevista en RTVE

Sánchez se reunirá con Torra la primera semana de febrero en Barcelona: "Hay que volver a la política"

Por
Cinco titulares de la entrevista a Pedro Sánchez en RTVE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, propondrá al presidente de la Generalitat, Quim Torra, mantener una reunión la primera semana de febrero en Barcelona para resolver el "conflicto político" en Cataluña, tal y como ha anunciado en una entrevista en RTVE, la primera desde que fue investido y tomó posesión como presidente.

"Hay que devolver a la política una crisis y un conflicto que es político, no podemos escondernos detrás del Tribunal Supremo", ha señalado Sánchez, para criticar a los que "han hecho dejación de funciones" al no tratar de resolver por la vía política la situación en Cataluña.

Sánchez ha vuelto a defender en esta primera entrevista la hoja de ruta marcada por su gobierno de coalición basada en el diálogo y la desjudicialización. En este sentido, ha querido dejar claro que "desjudicializar el conflicto" no conlleva en modo alguno impunidad. "Si yo no hiciera cumplir la ley estaría prevaricando", ha aseverado.

Sánchez propone a Torra reunirse la primera semana de febrero en Barcelona

El presidente ha querido, eso sí, enmarcar esa reunión con Torra en una ronda de visitas que hará a todas las comunidades autónomas. Sánchez ha avanzado así que se reunirá con el resto de los presidentes regionales.

Cambios de postura sobre Cataluña y la coalición con Podemos

La entrevista a Pedro Sánchez ha arrancado con una batería de declaraciones suyas en las que ponía múltiples inconvenientes para formar un gobierno de coalición con Podemos y en las que planteaba que el principal escollo era quien ahora es su vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, al que ahora incluso "respalda" en sus críticas a la justicia española. 

"En política, como en la vida, en muchas ocasiones la realidad está por delante y por encima de los deseos", ha ironizado Sánchez sobre su cambio radical de opinión de julio, cuando era "imposible" formar un Ejecutivo conjunto, a septiembre, cuando se alcanzó un acuerdo en 48 horas. Y ha añadido: "Los ciudadanos hablaron en las elecciones y dijeron que querían una coalición progresista".

En este punto ha lanzado el primer dardo al PP al que ha pedido que "asuma los resultados" y abandone la "deriva" que le marca Vox.

Sánchez también ha tenido que explicar su cambio de postura con respecto al president Torra al que no quería coger el teléfono hace tan solo unos meses. "La situación está más calmada", ha afirmado.

Para todos los públicos Especial informativo - Entrevista al presidente del Gobierno Pedro Sánchez - ver ahora
Transcripción completa

-Para que haya un acuerdo entre Unidas Podemos y el PSOE

es la participación del señor Iglesias en el Gobierno.

El PSOE y Unidas Podemos tenemos serias discrepancias

en cuestiones fundamentales como es la cuestión catalana.

¿Os imagináis, amigos, esta crisis en Cataluña

con la mitad del Gobierno defendiendo la Constitución

y la otra mitad del Gobierno, con Podemos dentro,

diciendo que hay presos políticos en Cataluña

y defendiendo en Cataluña el derecho a la autodeterminación?

-Presidente, buenas noches. -¿Qué tal? Buenas noches.

-Después de esa desconfianza

ha pasado a gobernar en coalición con Podemos

y con Pablo Iglesias como vicepresidente,

¿qué ha cambiado?

-Bueno, yo creo que en política, como en la vida, en muchas ocasiones

la realidad está por delante y por encima también de los deseos,

y la realidad en política la marcan los votos de los ciudadanos.

Y yo entendí claramente el mensaje de los ciudadanos

el pasado 10 de noviembre.

Querían un gobierno progresista, querían una coalición progresista,

interpreté lo que decían, lo acepté y lo entendí.

Ojalá otros líderes políticos

también asumieran su resultado electoral

y pudiéramos tener una legislatura de diálogo,

una legislatura de consenso,

una legislatura donde reivindiquemos por fin,

después de muchos años de parálisis la política útil.

-Ya se ha formado gobierno y hemos visto algunas discrepancias,

ya con Pablo Iglesias como vicepresidente.

Él ha hablado de presos políticos,

ha dicho también que la justicia española

se había visto humillada por la justicia europea, ¿qué piensa?

-Bueno yo creo que el Gobierno emitió un comunicado bastante claro.

Nosotros respaldamos lógicamente

las palabras del vicepresidente del Gobierno.

Apelamos al derecho a la libertad de expresión,

al respeto también de la separación de poderes

y desde ese punto de vista lo que trasladamos al Poder Judicial

es respeto absoluto a su autonomía, a su independencia

y también el respeto absoluto

a que tenemos que desbloquear de una vez por todas

el órgano de gobierno del Consejo General del Poder Judicial

y por lo tanto apelamos a todas las fuerzas políticas

para que muy pronto podamos también desbloquear

ese gobierno de los jueces que es el Consejo General del Poder Judicial

como una nueva mayoría parlamentaria en el Congreso de los Diputados

que le permita sacarlo adelante.

-Usted gobierna gracias a la abstención de Esquerra

en la sesión de investidura.

No sé si le preocupa que esa formación política

no haya abandonado la vía unilateral.

De hecho hace dos días en una entrevista Oriol Junqueras

decía que volverían a hacer lo mismo.

-Bueno yo creo que el independentismo catalán,

yo lo dije en el discurso de investidura,

tiene que hacer también un examen de autocrítica

de lo que ocurrió desde el año 2017 a esta parte.

Es evidente también que tenemos,

hoy se ha iniciado el juicio en la Audiencia Nacional

al jefe mayor de los Mossos d'Esquadra,

que ha dicho una cosa bien importante y bien interesante

y es que la vía unilateral había sido

un auténtico ejercicio de irresponsabilidad

por parte del Govern de entonces.

Yo creo que estamos llamados

a propiciar esta legislatura del diálogo,

de un diálogo que yo taché en la investidura

de que tiene que ser un diálogo social,

porque tenemos que recomponer muchos consensos rotos

después de siete años de gobierno del PP con los agentes sociales,

significativamente en el mercado laboral.

Tenemos también que propiciar un diálogo intergeneracional,

porque quien está sufriendo la desigualdad ahora mismo

es la gente joven de nuestro país.

Y en tercer lugar tenemos que abrir un diálogo territorial

y yo quiero propiciar ese diálogo territorial.

No solamente lo quiero propiciar,

sino que quiero abordarlo con energía y quiero ir al encuentro además

de todos aquellos presidentes y presidentas autonómicos

que tienen muchos problemas en sus comunidades autónomas

que tienen que ser resueltos también

con la cooperación del Gobierno de España.

Por tanto ya le anuncio que,

tal y como el señor Torra ha pedido una reunión conmigo,

que vamos a hacer esa reunión, la vamos a hacer

y es lo que le voy a proponer al Govern de la Generalitat,

que la hagamos en la primera semana del mes de febrero,

y a diferencia de lo que ocurrió durante estos últimos años,

donde el anterior presidente del Gobierno,

prácticamente no se reunió con la totalidad

de presidentes autonómicos,

y yo sí lo hice durante los 17 meses

que he estado al frente del Gobierno antes de las elecciones,

lo hicimos aquí en Madrid,

todas las reuniones con los presidentes autonómicos.

En esta ocasión seré yo quien vaya a las comunidades autónomas,

a las sedes oficiales de los Gobiernos autonómicos

para encontrarme con los presidentes y presidentas autonómicos

y hablar de los problemas reales de la ciudadanía.

Esta legislatura tiene que ser la del diálogo territorial,

tiene que ser la del consenso,

y yo apelo a la responsabilidad y a esa voluntad de diálogo

del conjunto de presidentes autonómicos.

-Sobre ese encuentro con Torra que nos adelanta,

nos gustaría que viera un vídeo.

Son declaraciones del pasado mes de octubre.

-Lo primero que tiene que hacer es condenar sin ambages la violencia.

En segundo lugar tiene que solidarizarse

con las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

Y en tercer lugar lo que tiene que hacer el Sr. Torra

es hablar con la otra parte de catalanes no independentistas.

Hasta hace poco usted no le cogía el teléfono al señor Torra

y una inhabilitación pendiente por parte del Tribunal Supremo

que pone en riesgo ese puesto de presidente de la Generalitat.

Ahora se va a reunir, nos ha dicho que la primera semana de febrero,

eso sería incluso antes de la mesa de negociación.

¿Qué ha cambiado en estos tiempos?

-Bueno lo que ha cambiado son varias cosas.

La primera es que afortunadamente después de las tensiones sociales

y en las calles de Barcelona

que vimos después de la sentencia del 14 de octubre,

la situación en Catalunya lógicamente está más calmada,

gracias sobre todo y ante todo a la cooperación que ha habido

entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado

y ahí incorporó también a la Guardia Urbana,

no solamente de Barcelona, sino también a los Mossos d'Esquadra.

Y en segundo lugar hemos acordado,

y ahí está el documento público con Esquerra Republicana,

la necesidad de activar una comisión bilateral

que es perfectamente constitucional

entre el Gobierno de España y el govern de la Generalitat

para resolver esta crisis política, este conflicto político.

Y en ese mismo acuerdo,

en esa misma hoja de ruta que hemos fijado con ERC,

hemos dicho algo también bien importante

y es que tiene que trabajar complementariamente y en paralelo

a la mesa de partidos políticos en el Parlament de Cataluña.

Es decir, la solución a la crisis política en Cataluña

vendrá de la mano de un diálogo entre catalanes

en el seno del Parlament de Cataluña

y de la mano también lógicamente de esa colaboración

y ese diálogo entre ambos gobiernos.

Desde luego nosotros vamos con la mejor de las voluntades.

Somos muy conscientes de que existen muchísimas discrepancias,

que hay unas hondas diferencias.

Ellos defienden la autodeterminación, nosotros defendemos el autogobierno.

Creemos además que el autogobierno es el punto de encuentro

de todos los catalanes.

Yo represento a un partido político

que defiende claramente el Estado de las autonomías.

Ahora mismo hay muchas tensiones,

hay muchos proyectos políticos en la derecha

y también en el independentismo que tratan de,

o bien recentralizar o superar ese marco autonómico,

pero yo creo que estos 40 años de consenso territorial

si nos han traído algo ha sido no solamente convivencia,

sino también cohesión social, cohesión territorial y progreso.

Y creo que en el marco de la Constitución

y de ese título octavo de la Constitución

es donde podemos encontrar finalmente ese acuerdo

que resuelva la crisis política catalana.

-Nos anuncia fecha ya para la reunión con Quim Torra,

habíamos entendido que esa reunión era previa

a la de la mesa de diálogo con Esquerra. ¿Es anterior?

-Eso lo que han pedido ellos.

-Pero el pacto que han hecho

de reunirse a los 15 días de formar gobierno

¿no se va a respetar, no van a reunirse la próxima semana?

-Bueno aquí lo que pasa, Ana, para que usted entienda un poco

cuál es la posición del Gobierno de España,

primero es de absoluta voluntad de diálogo,

pero es evidente que nosotros firmamos un acuerdo con ERC

que es una parte del Govern de Cataluña.

En Cataluña hay un Gobierno de coalición,

donde también está Junts pel Catalunya,

donde el presidente es el señor Torra

y el señor Torra ha exigido antes de la celebración de esa comisión

el que haya una reunión bilateral entre ambos presidentes.

Yo no tengo ningún problema. Encantado.

Es más, le propondré que tengamos esa reunión en Barcelona

como también le propondré, cuando llegue el momento,

al presidente de la Junta de Extremadura

tenerla en Mérida,

o al presidente de las Islas Canarias

tenerla también en la capital canaria.

-Y después de esa consulta,

después de esa mesa de diálogo anunciada una consulta,

sí queremos preguntarle ¿sobre qué?

-Bueno yo creo que en el acuerdo, que es público,

y lo pueden leer todos los ciudadanos, es bien claro.

Nosotros lo que queremos es

que haya una votación por parte de la sociedad catalana

sobre un acuerdo

y sería una muy buena noticia que llegáramos a un acuerdo

porque eso significaría

que hemos superado esta crisis política

y que en consecuencia le damos una solución.

Habrá partidos políticos

que lo que quieran es que no haya diálogo.

Hay partidos políticos que muy probablemente tampoco quieren

un acuerdo para resolver este conflicto

porque viven muy bien del conflicto.

Pero yo le puedo garantizar que la coalición progresista

que conformamos el Partido Socialista y Unidas Podemos,

lo que queremos es resolver esta crisis de cohesión

que existe en Cataluña y para eso vamos a pedir responsabilidad,

generosidad

y también lealtad con el Estado a todas las fuerzas políticas.

-¿Ese acuerdo podría incluir por ejemplo la autodeterminación?

-Mire, un acuerdo es una votación sobre un acuerdo,

no una votación sobre una división,

sobre elementos que nos puedan dividir o separar aún más.

Pero fíjese si es que además cuando hablábamos de unilateralidad,

el independentismo catalán pone en muchas ocasiones

el ejemplo de Escocia.

En Escocia Hace muy pocos días en una entrevista que se hizo

en uno de los principales medios de comunicación españoles

la líder del Partido Partido Nacionalista Escocés

dijo que jamás iban a emprender la vía unilateral.

Por tanto, lo que quiero decir con esto

es que nosotros si proponemos la votación de un acuerdo,

es para unir a los catalanes

y no para separarlos, dividirlos y fracturarlos.

Creo que esa es la labor de la política.

Y creo que en esa labor de la política

tendrían que estar todos.

¿Tiene sentido, por ejemplo,

que a la llamada del presidente de la Generalitat de Cataluña,

en esa mesa de partidos políticos,

no hayan acudido el Partido Popular y Ciudadanos?

¿Tiene sentido que representantes de ciudadanos catalanes,

que sufren las consecuencias del bloqueo político

y de esta crisis en Cataluña,

no defiendan sus intereses y no aporten su perspectiva

para una solución que necesita Cataluña

después de más de una década de crisis y de conflicto?

Desde luego yo creo que la política no se puede resignar,

que tenemos que abrir ese diálogo territorial,

que tenemos que apelar al consenso y que tenemos que desbloquear

muchos de los problemas que sufren las comunidades autónomas.

Fíjese, no solamente estamos hablando de la cuestión catalana,

estamos hablando del reto demográfico,

que hemos situado a nivel de vicepresidencia del Gobierno.

Estamos hablando de la financiación autonómica,

estamos hablando de las infraestructuras,

estamos hablando de la cohesión social

que tiene mucho que ver

con políticas que están en manos de las comunidades autónomas.

La educación, la sanidad, los servicios sociales,

la dependencia, las políticas de empleo,

en muchas ocasiones también están en manos

de las comunidades autónomas.

En definitiva, yo me voy a reunir de nuevo

con todos los presidentes y presidentas autonómicos

y mi compromiso, no solamente con la Generalitat de Cataluña,

sino con todos los presidentes y presidentas autonómicos,

es celebrar anualmente una Conferencia de presidentes

para mejorar lo que es un éxito de nuestra democracia

y de nuestra Constitución,

que es el título octavo de la Constitución,

es decir el Estado de las Autonomías.

-Usted ha hablado, la expresión que ha utilizado creo que es:

"desjudicializar el conflicto político".

¿Eso significa impunidad para los independentistas

si repiten lo que ya han hecho?

Porque es verdad que Junqueras lo ha dicho hace dos días.

-Vamos a ver, si esto Ana, hay que ser bien claro.

Si yo no cumpliera, no hiciera cumplir la ley,

estaría prevaricando.

De lo que estamos hablando

es que hay que devolver a la política,

una crisis y un conflicto, que es político.

Y no podemos escondernos los políticos

detrás del Tribunal Supremo,

para situar una presión enorme sobre el Tribunal Supremo

para dar una respuesta política,

que lógicamente tenemos que dar nosotros

y que no puede dar el Tribunal Supremo.

En muchas ocasiones, durante estos últimos meses,

yo he sido testigo de ello,

no solamente como presidente del Gobierno,

sino también como líder de la oposición,

ha habido quejas fundadas,

también del Tribunal Supremo y de los magistrados,

diciendo que ellos no son los responsables

de dar una solución política a esta crisis política.

Ha habido una dejación de funciones por parte de la política.

Ha habido un fracaso de la política, reconozcámoslo.

Y lo que no puede ser

es que nos encontremos con una crisis heredada

de la actual administración, por parte del anterior gobierno,

que es el gobierno del Partido Popular.

Y que no encontremos ni corresponsabilidad, ni solidaridad,

ni empatía por parte del principal partido de la oposición.

Desjudicializar también la crisis política catalana

tiene que ver con algo fundamental y es abrir esos espacios de diálogo,

crear esos espacios de consenso donde nos podamos volver a encontrar.

Yo soy de los convencidos de que hay muchas cosas que nos unen,

muchas más de las que nos separan,

y ahí es ahí donde tenemos que centrar todos los esfuerzos.

-Mirando hacia adelante;

¿se plantea en una futura reforma del Código Penal

revisar o reducir la pena por el delito de sedición?

-Mire, yo creo que hay que ir paso a paso.

Yo creo que es evidente

que toda esta crisis ha mostrado algo

y es que tenemos un código penal

que no corresponde con la época que ha tocado vivir a España,

que no tenemos delitos homologables

a lo que ocurre por ejemplo en otros países europeos.

Pero este será un debate que se tenga que abrir

en el Congreso de los Diputados

y desde luego el Gobierno de España en lo que estará siempre es

en el cumplimiento estricto de la ley.

-Anuncia también su intención de tipificar como delito

la convocatoria de un referéndum ilegal.

¿No sé si lo mantiene en sus planes para esa reforma?

-A mí me gustaría que no hubiera y que el independentismo catalán,

es uno de los elementos de diálogo que vamos a tener

en esa comisión bilateral,

pero también en el Congreso de los Diputados,

es que abandonará la vía unilateral.

Ahora que vemos, insisto,

a los escoceses decir que quieren un referéndum

pero que jamás lo harán por vías ajenas a la Constitución.

Creo que también el independentismo catalán

después de lo que ocurrió en el año 2017,

tiene que ser conscientes de que cometieron errores

que fracturaron a la sociedad catalana.

Y yo lo dije en mi discurso de investidura,

en Cataluña hay gente que considera

que el Estado no reconoce su hecho diferencial,

su identidad catalana.

Hay que ser empático con ello.

También el independentismo tiene que ser consciente

de que hay una parte de catalanes que no se sienten arropados,

ni reconocidos por el Gobierno de la Generalitat de Cataluña.

Y también hay una parte de españoles, entre los cuales yo me incluyo,

que nos sentimos molestos,

e incluso agredidos cuando escuchamos al independentismo catalán hablar

de que España no es una democracia.

Bueno, será una democracia imperfecta pero es una democracia.

Y es una de las democracias más potentes,

más saludables del mundo.

Y eso no lo dice el presidente del Gobierno de España,

lo dicen los índices más prestigiosos a nivel mundial.

Con lo cual podemos hacer dos cosas: o quedarnos en el reproche,

o quedarnos en el bloqueo, o quedarnos en el lamento,

o quedarnos en la confrontación y en el conflicto

agravando precisamente el mismo,

o dar un paso al frente y decir ¿para qué está la política?

Para dialogar, para escuchar,

para empatizar y para resolver esos conflictos.

Yo desde luego lo voy a intentar.

Y el ánimo de la coalición progresista

que yo tengo el honor de presidir

es lo que vamos a hacer durante estos 1400 días

que tenemos por delante de legislatura.

-Cambiemos de asunto.

Ha sido muy polémico en estos últimos días su propuesta

para que Dolores Delgado sea la nueva fiscal general del Estado.

¿Que hubieran dicho ustedes, que hubiera dicho el PSOE,

si por ejemplo el Partido Popular nombrara a un exministro de Justicia

o exministra de Justicia como fiscal general?

-No es la primera vez que existe este precedente.

Yo creo que lo que hay que ver es el currículo de la exministra,

que, efectivamente, fue ministra de mi Gobierno

independiente, y fue una persona que desde el punto de vista

de las asociaciones de fiscales

ha habido gente que ha dicho que no le gustaba

y otra gente ha dicho que hay que darle un voto de confianza.

A mi me gustaría que la oposición,

que entiendo que estén en el no a todo,

y tienen todo el derecho a criticar al Gobierno.

Si es que son las reglas del juego democrático.

Pero lo que no puedo hacer es criticar sobre supuestos,

tiene que criticar sobre hechos.

El currículo de Lola Delgado es absolutamente impecable.

Lógicamente es una persona que goza de la confianza

del Gobierno de España, y en particular mía.

Pero lo que yo le he pedido a la señora Delgado

son dos cosas bien sencillas.

Una, que actúe con absoluta independencia.

Autonomía, que es lo que marca el estatuto orgánico fiscal.

Y en segundo lugar que implique

el estricto cumplimiento de la legalidad.

-Le recuerdo unas declaraciones

en las que sí criticó el PSOE un nombramiento,

el del fiscal José Manuel Maza,

porque consideraban que su trayectoria no garantizaba

ese perfil independiente que requiere un cargo como el de la Fiscalía.

¿En este caso cree que sí que garantiza la independencia?

-Desde luego la que fue ministra de Justicia

siempre ha respetado la autonomía de la fiscal general anterior

y por lo tanto eso es lo que va garantizar el Gobierno de España,

la total autonomía de la fiscal general del Estado.

Entre otras cosas, este debate es bastante artificial, Ana,

y le digo por qué.

En ese estatuto se reconoce y se subraya la autonomía

no solamente del fiscal general del Estado,

sino de los fiscales.

Por tanto, estamos hablando de un problema que no existe.

Fíjese, es muy curioso,

porque cuando gobierna el Partido Socialista

siempre ocurre lo mismo: hay bronca, hay crispación.

Si se fija, los momentos de mayor crispación y bronca

en la democracia española

siempre han sido cuando gobernaba el Partido Socialista:

en los años 90, cuando gobernaba el presidente González,

en los años 2000, cuando gobernaba el señor Zapatero,

y ahora que gobierno yo.

Y esto tiene que ver con dos cuestiones,

una tiene que ver con el temperamento,

y es que la derecha cuando pierde el poder

es que no asume la derrota electoral, pero yo qué le voy a hacer,

esta la derecha que nos ha tocado en nuestro país.

A mí me gustaría que asumieran el resultado electoral

y que fueran un partido de Estado

y trataran de desbloquear muchas cosas

que necesita nuestro país desbloquear.

Que entráramos en el consenso educativo

en lugar de salirse del consenso educativo,

como están haciendo en Murcia.

Que entraran también a hablar

sobre los problemas reales de nuestros mayores,

por ejemplo con la revalorización de las pensiones

o con el sostenimiento público de pensiones.

Bueno, lo que están es en la bronca.

Por tanto, es un problema de temperamento,

llevan mal perder

y esto es lo que ha pasado en los últimos 40 años de democracia.

Y la segunda tiene que ver con el cálculo.

Están al final en las cortinas de humo.

No les gusta que revaloricemos las pensiones a 0,9.

No hemos escuchado al PP decir cuál es su posición.

Ya les adelanto que mañana en el Consejo de Ministros

vamos a cumplir con el acuerdo con los sindicatos

de los funcionarios y de los empleados públicos

y vamos a subir el sueldo a los empleados públicos un 2 %,

que es lo que acordamos,

y no solo porque es de justicia porque los trabajadores públicos

vieron recortados su poder adquisitivo

durante los años de crisis económica,

sino que también porque es un acuerdo que alcanzamos con los sindicatos.

Y además que goza de un amplio consenso

no solo a la izquierda sociológica de este país,

sino también a la derecha.

Claro, a la derecha estas cosas le incomodan

porque saben que son políticas

en beneficio de la mayoría social de este país

y entonces, ¿qué hacen?, pues se sacan conejos de la chistera

como el veto parental en Murcia,

que lo sacan para qué

para que no hablemos de las cosas que le interesan a la ciudadanía

como son estas soluciones reales a sus problemas reales:

la revalorización de las pensiones

que ha beneficiado a más de diez millones de españoles,

o la subida del sueldo de los funcionarios,

que va a beneficiar a más de de 2'5 millones

de trabajadores y trabajadoras.

-Mencionaba usted el llamado veto parental

o pin parental.

Parece el primer gran enfrentamiento entre el Gobierno y la oposición.

El PP, por ejemplo, dice que la Constitución

reconoce esa capacidad.

Ustedes les ha dado un plazo de un mes, ¿qué pasará después?

-Vamos a ver.

Lo primero: yo creo que tenemos que hacer una reivindicación

de la política útil en esta legislatura.

Y la política útil significa

hablar de los problemas reales de la ciudadanía

y darle solución a esos problemas reales.

No agravar los problemas reales o inventarlos como es esto.

Hoy el consejero de Educación de la Comunidad de Madrid

que gobierna el PP ha dicho que ha habido cero denuncias

y una sola queja por escrito.

En la Comunidad de Madrid,

una de las más pobladas de nuestro país.

Es decir, estamos hablando

de un problema inventado por la ultraderecha, que no existe.

Aquí no hay pin que valga.

Yo, que soy padre de dos hijas que van a la escuela, es evidente

que no estanos hablando de que nos den un pin

para que nuestros hijos no puedan entrar en páginas oscuras.

Aquí estamos hablando del colegio, de un centro educativo,

una comunidad educativa en la que está representado

el director, el AMPA, los estudiantes,

la comunidad docente,

que por cierto está haciendo un trabajo extraordinario.

Y en caso de que haya algún problema

existe también la inspección laboral.

Es que no existe este problema.

¿Cuántos años lleva gobernando el PP en Murcia? Más de 20 años.

¿Han escuchado ustedes al PP de Murcia hablar del veto paternal?

Pues claro que no. ¿Por qué ocurre eso?

Pues ocurre por dos cuestiones:

la primera, porque gobierna en España el PSOE

y hay que montar bronca por cualquier cosa.

Y en segundo lugar, y esto es lo preocupante,

a mi juicio y como presidente del Gobierno,

que la ultraderecha plantea conflictos, divisiones,

fracturas, rupturas de consensos como es el educativo

y arrastra a la derecha a posiciones radicales, extremistas.

A mí me gustará que el presidente del PP, el señor Casado,

volviera al consenso democrático educativo que respeta,

precisamente, la educación integral de nuestros hijos e hijas.

-Vamos con poco tiempo ya y queremos tratar

cuestiones económicas importantes que afectan mucho a los ciudadanos.

Los presupuestos están pendientes de esa negociación con Bruselas,

renegociar el déficit creo que decía Nadia Calviño, la ministra.

No sé cómo ha hecho las cuentas para que con ese recorte

sea posible aumentar el presupuesto en gasto social.

-Bueno, lo primero,

nosotros hemos dicho durante estos últimos meses

que necesitábamos un gobierno

y salir de esta situación de bloqueo y de parálisis.

Porque por ejemplo,

la revalorización de las pensiones

o la subida del sueldo de los funcionarios

exigen un gobierno activo, de un gobierno resolutivo,

de un gobierno ejecutivo,

que es lo que pretende ser el gobierno de coalición progresista.

A partir de ahí, nosotros queremos,

y es uno de los compromisos que quiero trasladarles,

que antes de que finalice este verano tengamos aprobados

los presupuestos generales del Estado, es que los necesitamos.

En estos últimos cinco años de política española

se han tenido que prorrogar los presupuestos

creo recordar en cuatro ocasiones.

Durante estos cinco años,

dos años hemos tenido un gobierno en funciones.

Por tanto, creo que es importante

que todos rememos en la misma dirección.

Fíjese, ¿la oposición tiene derecho a criticar al Gobierno?

Sin duda alguna, a criticarlo con lo que quiera.

Pero la oposición lo que no puede hacer

es bloquear el funcionamiento

del estado democrático en nuestro país.

¿Eso qué significa?

Eso significa por ejemplo

que sería importante llegar a grandes acuerdos

no solamente en la renovación del CGPJ como hemos dicho antes,

sino también en la renovación del Pacto de Toledo,

en la modificación de aquellos aspectos

que lo hacen es provocar más precariedad en el trabajo,

o por qué no decirlo,

también en una senda de estabilidad que beneficie a las CC. AA.

Nosotros propusimos antes de las elecciones del 28 de abril

una senda de estabilidad

que era francamente beneficiosa para las CC.AA.

El PP y Ciudadanos se opusieron,

en contra de los intereses de sus propios gobiernos autonómicos.

A mi me parece que una cosa es la oposición

y otra que salgan perjudicados los ciudadanos

y hasta tus propios gobiernos

por el sectarismo y el dogmatismo de los líderes nacionales.

Yo pido que hagamos política útil, que dialoguemos.

-Y en el caso de los presupuestos,

¿cuenta con el apoyo de ERC para aprobarlos

o cree que llegará a un pacto con la oposición?

-Nosotros vamos a pedir el apoyo de todas las fuerzas parlamentarias

y vamos a tratar de hacer unos prepuestos que obedezcan

a las cinco grandes transformaciones que necesita nuestro país.

1- Tiene que ver con que necesitamos consolidar el crecimiento económico

a base de competir en calidad,

no con costes,

y sobre todo que recaen en la precariedad

de los trabajadores y trabajadoras.

Y eso significa invertir en ciencia,

en investigación en innovación, en tecnología, en digitalización.

En segundo lugar, necesitamos hacer una transición ecológica.

Nuestro país,

según el órgano científico de Naciones Unidas,

ve amenazado, como consecuencia del cambio climático,

en un 70 % de su territorio en riesgo de desertificación.

Por tanto, transición ecológica que tiene que ser justa.

En tercer lugar,

los derechos sociales, la cohesión social,

estoy pensando sobre todo en los jóvenes.

En nuestro país hay 2.200.000 niños y niñas

que sufren pobreza.

Eso es inaceptable en un país como el nuestro.

En cuarto lugar,

tenemos que hablar de la cohesión territorial

y fundamentalmente del reto demográfico.

Hay mucha gente que nos está viendo desde Soria,

desde Teruel, desde muchos otros lugares,

que saben que se están cerrando centros, oportunidades,

y que España no puede dar la espalda

a esa España que tiene que llenarse de oportunidades

y no vaciarse de ellas.

Y finalmente la igualdad entre hombre y mujeres.

Yo creo que ahí es donde tenemos que centrar

todos los esfuerzos también presupuestarios,

en esas cinco grandes transformaciones

que están representadas

en esos cuatro vicepresidentes que tenemos en el Gobierno

y también en los ministros y ministras que componen el Gobierno.

-España está en un momento de desaceleración económica,

hoy el FMI ha rebajado el crecimiento para este año.

Ustedes entre sus medidas más inmediatas

quieren cambiar la derogación,

de parte al menos de la reforma laboral,

Pero se ven también algunas discrepancias internas.

La ministra de Trabajo, por ejemplo,

ha llegado a hablar de derogación completa.

¿Qué palabra va a prevalecer en un gobierno,

que usted dice que va a tener varias voces pero una sola palabra?

-Pues es muy sencillo, Carlos.

Si los ciudadanos tienen la hoja de ruta

de la coalición progresista, es pública.

Tenemos un acuerdo programático del Gobierno de coalición

que dice que vamos a derogar los aspectos pues más lesivos,

donde hay un consenso bastante amplio.

Por cierto, no solamente entre los grupos parlamentarios,

sino también entre los agentes sociales.

Yo le pregunto, por ejemplo:

¿es lógico que la subcontrataciones permitan esta precariedad que existe

en muchas ocasiones en trabajadores y trabajadoras?

¿Es lógico, por ejemplo,

que como consecuencia de esta reforma laboral

que impuso el PP,

rompiendo el consenso entre agentes sociales,

un empresario tenga la capacidad unilateral

de modificar el contrato de trabajo a cualquier empleado o empleada?

¿Es lógico, por ejemplo,

que el Tribunal Constitucional haya dicho

que es perfectamente legal el despedir a una persona

por una baja de enfermedad?

En definitiva,

yo creo que estamos hablando de cuestiones

que no introducen mayor rigidez en el mercado de trabajo,

lo que hacen es introducir mayor justicia.

Y creo que en eso podemos encontrarnos

con una amplia mayoría de grupos parlamentarios

en el Congreso de los Diputados.

Desde luego nosotros, y ahí además está en la hoja de ruta

y es lo que ha marcado la ministra de Trabajo

y también el equipo económico del Consejo de Ministros,

lo que queremos es impulsar y fortalecer el acuerdo social

entre agentes sociales.

En el ámbito del mercado de trabajo, que se rompió

como consecuencia de la reforma laboral.

Y en otro ámbito también muy importante para este Gobierno,

y es en el acuerdo de Toledo, en el Pacto de Toledo.

Tenemos todos los políticos

que marcarnos una prioridad en estos cuatro años.

Garantizar la revalorización de las pensiones

y garantizar el sostenimiento público de nuestro sistema de pensiones.

-Tenemos dos preguntas breves,

que probablemente pueda contestar rápidamente

para que no se nos agote el tiempo.

¿No va a tocar, no va a haber subidas de impuestos para las clases medias?

¿Se compromete?

-Nosotros creo que lo hemos dicho muy claro,

negro sobre blanco en nuestro acuerdo programático.

Sí que creemos que tiene que haber justicia social,

tiene que haber justicia fiscal

y eso implica que aquellos que más tienen

más contribuyan a las arcas públicas.

-Otra pregunta también muy breve

sobre el salario mínimo interprofesional.

Hablan de lo que va a subir en los próximos años.

Pero para este año en concreto, ¿cuál es la subida estimada?

-Fíjese, yo entiendo además que sea una de las preguntas clave,

porque además los dos partidos políticos

que conformamos esta coalición progresista

subimos como no se subió nunca en la historia de la democracia

el salario mínimo un 22 %, 900 euros, ¿no?.

Yo creo que tenemos que dar un espacio al diálogo social,

una oportunidad al diálogo social.

Nosotros hemos dicho claramente, los dos partidos políticos,

que queremos que esta legislatura acabe con el 60 % de media,

o mejor dicho del sueldo medio de nuestro país

siendo la cuantía del salario mínimo,

que es además lo que nos marca la Carta Social Europea.

Por lo tanto, si ese es el objetivo, ese es el horizonte,

creo que lo importante ahora es dejar a los agentes sociales,

a los empresarios y a los sindicatos que sean ellos

los que nos fijen también la pauta,

el ritmo en función de la productividad,

del crecimiento económico;

del funcionamiento en definitiva de nuestro mercado de trabajo,

el crecimiento de ese salario mínimo.

-En esta entrevista en RTVE tenemos que preguntarle

por el futuro de esta casa.

¿Cuándo y cómo se va a abordar la renovación

del Consejo de Administración?

-Bueno, lo primero, a mí me gustaría trasladar en mi nombre

y de todo el Gobierno

el pésame por la pérdida de una gran periodista como Alicia,

durante la pasada semana.

Creo que fue una de las personas, además llamadas,

era la número uno del concurso del Congreso de los Diputados

y una persona muy querida no solamente dentro de la Corporación

sino también para todos aquellos que tuvimos la fortuna de conocerla.

Vamos a ver, yo creo que TVE necesita,

o ha sido víctima de ese bloqueo, y necesita el desbloqueo.

Nuestra voluntad es hablar con todos los grupos parlamentarios

para desbloquear el nombramiento del Consejo de Administración

y poner en marcha todos los retos que tiene por delante la Corporación.

Esos retos que tiene por delante la Corporación,

en muchas ocasiones hablamos desde la política,

y nos centramos mucho en los informativos,

si son más o menos plurales.

Yo creo que hay que hablar de ello, sin duda alguna,

porque es importante,

pero también hay que hablar de otras cosas muy importantes

que están pasando en nuestros hogares.

Nuestros hijos ven las cosas por streaming.

Su cultura audiovisual ha cambiado.

Hay una revolución impresionante

de la cultura audiovisual en nuestro país

liderada por la gente joven.

Bueno, yo creo que TVE tiene contenidos de sobra para ser líder,

no solamente en los contenidos de una televisión generalista,

sino como también para abrir nuevas oportunidades,

nuevas ventanas de desarrollo y de sostenibilidad

de la Corporación pública en Internet.

Pero para eso necesitamos: primero desbloquear,

en segundo tener un consejo de Administración nuevo

y en tercer lugar pues unos presupuestos,

que necesitan no solamente España, fundamentalmente España,

sino también la Corporación.

Llevan ustedes también sufriendo la prórroga presupuestaria

durante un tiempo

y tienen ustedes retos importantes

a los cuales este Gobierno no quiere dar la espalda.

Presidente Pedro Sánchez, hasta aquí, se agota el tiempo.

Muchísimas gracias por estar hoy en Televisión Española.

-Ha sido un placer. Buenas noches. -Buenas noches.

Especial informativo - Entrevista al presidente del Gobierno Pedro Sánchez

El encuentro con Torra la primera semana de febrero obligará a retrasar la primera reunión de la mesa de diálogo entre gobiernos pactada en el acuerdo de investidura sellado entre el PSOE y ERC, y que preveía una primera reunión quince días después de la formación del Gobierno. Sánchez ha explicado que el presidente catalán había pedido que su reunión fuera previa a la mesa de gobiernos, un requisito al que no ve "ningún problema".

Sánchez ha reconocido "grandes diferencias" con los partidos independentistas y plantea el autogobierno como el "punto de encuentro de todos los catalanes". El acuerdo que se llevaría a consulta en Cataluña, en caso de alcanzarse en la mesa de diálogo bilateral, no incluirá la autodeterminación- que van a seguir defendiendo los independentistas- porque dicho acuerdo no puede basarse en "cosas que dividan más".

Se ha abierto a revisar el delito de sedición en el Código Penal por entender que "no es homologable a los delitos que se contemplan en otros países europeos".

Presupuestos antes de que termine el verano

La fecha de la reunión con Torra no ha sido la única anunciada por el presidente en su entrevista en la radiotelevisión pública. Sánchez se marca como objetivo el verano para aprobar los Presupuestos Generales del Estado, para lo que intentará recabar el apoyo de todas las formaciones. Unas cuentas que apostarán por la "justicia fiscal" para que "aquellos que más tienen contribuyan más".

En este sentido, Sánchez ha pedido a la oposición "remar en la misma dirección", y ha defendido que aunque tienen derecho a "criticar" la gestión del Gobierno, "no puede bloquear el funcionamiento del Estado democrático".

Sánchez: "Queremos que antes de que finalice el verano tengamos aprobados los Presupuestos Generales"

"El pin parental es un problema inventado por la ultraderecha"

La polémica por el denominado 'pin parental' también ha salido en una entrevista en la que Sánchez ha dicho que es "un problema inventado por la ultraderecha" que "arrastra" a partidos como PP y Cs "a posturas radicales", por lo que ha pedido al líder de los populares, Pablo Casado, que vuelva al consenso educativo.

Sánchez ha reivindicado la "política útil" frente a la que propugna "la ultraderecha" al plantear cuestiones como el el veto parental, que supone "la ruptura de consensos" en favor de "posturas extremistas".

Pedro Sánchez: "El pin parental es un problema inventado por la ultraderecha"

Ha explicado que la propia Consejería de Educación y Juventud de la Comunidad de Madrid no ha recibido quejas oficiales por escrito por charlas extracurriculares que se imparten en los centros educativos de la región, y sólo tiene constancia de alguna queja informal en las redes sociales.

Preguntado también por la polémica suscitada por el nombramiento de la exministra Dolores Delgado como fiscal general del Estado, Sánchez ha vuelto a defender su "currículum impecable" al tiempo que ha garantizado su plena autonomía del Gobierno. Considera que la polémica por su nombramiento es "muy artificial" y viene derivada del "mal perder" de la derecha que, según ha denunciado, siempre monta "bronca" cuando gobierna el PSOE.

Sánchez defiende la propuesta de Delgado como fiscal general: "Su currículum es impecable"

Por otro lado, el presidente del Gobierno ha apostado por la renovación del consejo de administración de RTVE desde el consenso parlamentario y para abanderar la nueva cultura audiovisual, que ha calificado como una "revolución".

Tras reconocer la labor de la periodista de RTVE Alicia Gómez Montano, que murió este sábado, Sánchez ha subrayado que el ente público "ha sido víctima del bloqueo" político de los últimos meses.

Sánchez afirma su voluntad de "desbloquear" el nombramiento del consejo de administración de RTVE

Noticias

anterior siguiente