Enlaces accesibilidad

Cataluña

Torra aprovecha la reunión de la mesa de partidos para zanjar el debate sobre el adelanto electoral

  • Los comunes y el PSC piden a Torra que convoque elecciones tras aprobar los presupuestos, pero ERC y JxCat lo descartan
  • JxCat señala que "hay poco margen para el optimismo" y pide la figura de un "mediador" en la negociación entre los gobiernos

Por
El presidente de la Generalitat, Quim Torra, preside la reunión de la mesa de diálogo catalana
El presidente de la Generalitat, Quim Torra, preside la reunión de la mesa de diálogo catalana. EFE Andreu Dalmau

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha zanjado este viernes el debate sobre un posible adelanto electoral en Cataluña: "No hay ningún motivo" para ello, ha dicho en el transcurso de la reunión de la mesa de diálogo catalana.

Así lo ha explicado la consejera de Presidencia, Meritxell Budó, al término de la reunión celebrada en el Palau de la Generalitat por espacio de una hora y 45 minutos. "No hay ningún motivo ni ninguna voluntad de convocar elecciones", ha dicho Budó.

En el encuentro, las representantes de Catalunya en Comú Podem, Jéssica Albiach y Susanna Segovia, han propuesto consensuar un calendario para la aprobación de los presupuestos de la Generalitat, entre enero y marzo, y un calendario electoral, entre abril y mayo, para adelantar elecciones sin dejarse condicionar por los procesos judiciales que afectan a los líderes del independentismo.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha afirmado que la legislatura está "agotada" y por lo tanto vería con buenos ojos unas elecciones anticipadas en Cataluña para "abrir una etapa más provechosa", según ha explicado él mismo al finalizar la cumbre.

Mientras que Budó ha destacado que justo se ha cerrado un ciclo electoral en el que "el independentismo ha salido reforzado en las urnas" y ahora afronta retos como la aprobación de los presupuestos catalanes y una negociación con el Gobierno español en la que pondrá encima de la mesa la reivindicación del derecho a la autodeterminación y una amnistía para los líderes del procés condenados.

JxCat pide un "mediador" en la mesa con Sánchez

Por su parte, el presidente del grupo parlamentario de JxCat en el Parlament, Albert Batet, ha señalado que "hay poco margen para el optimismo" y ha pedido la figura de un "mediador" en la negociación entre los gobiernos catalán y español.

Se trata, para JxCat, de "una figura importantísima para establecer un marco de garantías entre el Gobierno español y el Govern" ya que según ha indicado Batet, "la experiencia" obliga a exigir estas garantías.

El presidente del grupo de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià, previamente, ha hecho un llamamiento a "aprovechar esta oportunidad" de diálogo entre gobiernos en la mesa de negociación fruto del acuerdo de investidura alcanzado por el PSOE y ERC.

Una oportunidad, ha dicho, para que ambos ejecutivos hablen "de tú a tú, de sujeto político a sujeto político", y aborden el conflicto catalán. A lo que Batet, en rueda de prensa, ha contestado que si la reunión de hoy tiene que ser "la antesala de la mesa de diálogo que podría existir para resolver el conflicto entre Cataluña y España" hay "poco margen para el optimismo".

Batet ha ido más allá y ha sostenido que la mesa catalana de partidos de esta tarde "no puede condicionar la negociación con el Estado" porque el PSC y los comunes "forman parte del Gobierno español".

Aun así, ha celebrado que se haya llegado a un consenso en la mesa sobre la existencia de un "conflicto político" entre Cataluña y el resto de España y que todos consideren el diálogo como una vía para solucionarlo.

Noticias

anterior siguiente