Enlaces accesibilidad
Siria

El vicepresidente de EE.UU. viajará a Ankara para negociar el fuego tras la retirada del noreste de Siria

  • La coalición liderada por EE.UU. confirma su retirada del noreste de Siria
  • Una parte de las tropas seguirá en la base siria de Al Tanf para evitar que se repita la expansión del Estado Islámico

Por
El vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, en la Casa Blanca
El vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, en la Casa Blanca. AFP / BRENDAN SMIALOWSKI

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, y el secretario de Estado, Mike Pompeo, viajarán en las próximas 24 horas a Ankara (Turquía) para negociar con el Gobierno de Recep Tayyip Erdogan un alto al fuego que ponga fin a la ofensiva militar lanzada contra los kurdos en el norte de Siria, según ha confirmado el presidente norteamericano, Donald Trump.

"Nuestro objetivo número uno es desplegar nuestra diplomacia para tratar de lograr un alto el fuego y controlar la situación", ha indicado una fuente gubernamental a la agencia France Presse. La misma ha informado de que Pence viajará acompañado del consejero de Seguridad Nacional Robert O'Brien y el enviado especial de EE.UU. en Siria, James Jeffrey.

El viaje exprés del vicepresidente se produce horas después de que EE.UU. confirmara su retirada del noreste de Siria, en concreto de la zona de Manbech, donde estaban estacionados junto a los kurdos. "Las fuerzas de la coalición están llevando a cabo una retirada deliberada del noreste de Siria. Estamos fuera de Manbij", ha indicado el portavoz de la alianza, el coronel Myles B. Caggins III, en su cuenta de Twitter sin aportar más detalles.

El anuncio llega un día después de que Trump dijese que sus unidades se retirarían del norte de Siria, donde han estado estos últimos años apoyando a las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza liderada por kurdos, en la lucha contra el grupo yihadista Estado IslámicoLa formación terrorista fue derrotada territorialmente el pasado 23 de marzo.

Trump señaló, igualmente, que una parte de las tropas estadounidenses seguirán estando en la base de Al Tanf, en el sur de Siria, para supervisar y "prevenir que se repita" lo que ocurrió en 2014, cuando dio comienzo el autoproclamado califato yihadista que se expandió por Siria e Irak.

La disputada ciudad de Manbij

La ciudad de Manbij estuvo ocupada por el grupo yihadista hasta 2016, cuando los kurdos con el respaldo de Washington los derrotaron y se quedaron estacionados allí.

La agencia estatal siria SANA ha difundido este martes imágenes de unidades del Ejército sirio en Manbij, después de que anunciara ayer que habían entrado en la ciudad en virtud de un acuerdo militar con los kurdos para desplegar sus unidades a lo largo de la frontera.

El pacto pretende proteger la línea fronteriza y recuperar el territorio perdido durante la ofensiva de los turcos, lanzada el pasado día 9.

Igualmente, los rebeldes sirios respaldados por Turquía y contrarios al Gobierno sirio de Bachar al Asad anunciaron ayer que comenzaba la ofensiva en la población de Manbij contra las milicias kurdosirias, a las que Ankara considera "terroristas".

Este lunes el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, avanzó sus planes de entrar a las ciudades sirias de Kobane y Manbij tras la retirada de los estadounidenses.

Manbij no entraría en la franja fronteriza de unos 30 kilómetros de ancho que Ankara aspira a crear en el norte de Siria para reasentar a dos millones de refugiados sirios que acoge en su país y que huyeron de la guerra en su patria, que dio comienzo en 2011.

Noticias

anterior siguiente