Enlaces accesibilidad

Crisis en Venezuela

Maduro rechaza la entrada del "show barato" de la ayuda humanitaria en Venezuela

  • El presidente de Venezuela se dice dispuesto a recibir al Grupo de Contacto de la UE, pero carga contra su "ideologización"
  • Guaidó pide a los militares que permitan la entrada y advierte de que los voluntarios podrían abrir un "canal sanitario"

Por
Nicolás Maduro, este viernes en la rueda de prensa en el Palacio de Miraflores
Nicolás Maduro, este viernes en la rueda de prensa en el Palacio de Miraflores. EFE / CRISTIAN HERNÁNDEZ

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha asegurado este viernes que va a seguir impidiendo la entrada de ayuda humanitaria que estos días se acumula en la frontera con Colombia. "Venezuela no va a tolerar el show barato de la ayuda humanitaria, porque no somos los mendigos de nadie", ha respondido a la pregunta de un periodista de El País en una rueda de prensa con los medios internacionales en el Palacio de Miraflores. 

El mandatario ha dicho además que, en todo caso, los alimentos, insumos y medicamentos que esperan la entrada en Venezuela en la ciudad fronteriza de Cúcuta deberían ser repartidos entre los ciudadanos colombianos víctimas de la pobreza. 

Por su parte, el líder de la oposición, Juan Guaidóha vuelto a pedir a los militares que permitan el acceso de las cajas, porque si no lo hacen estarán cometiendo un "crimen de lesa humanidad", pero varios camiones continúan bloqueando la frontera.

Guaidó advierte: podrían abrir un canal humanitario

"Quiero ver cuántos militares están dispuestos a cometer el crimen de lesa humanidad [...] a no permitir salvar vidas de la población más vulnerable que tiene nuestro país", ha dicho en un acto en la Universidad Central de Venezuela (UCV). El opositor ha advertido además de que "si se atreven a seguir bloqueando caminos, [...] todos estos voluntarios iremos a abrir el canal humanitario en su momento". 

Mientras, el Gobierno colombiano ha definido la operación que coordina con Estados Unidos y Guaidó como "eminentemente humanitaria", y dice que incluye provisiones para alimentar a más de 5.000 venezolanos durante diez días, elementos de higiene para 7.500 personas durante 10 días y kits médicos de emergencia que servirán a 10.000 personas durante 90 días.

"Es importante resaltar que aunque contamos con la seguridad militar y policial, la cual agradecemos, esto se trata de una operación eminentemente de tipo humanitario", ha indicado el director de la Unidad Nacional para la Gestión del Reisgo de Desastres (UNGRD), Eduardo José González, en referencia a la supuesta "invasión extranjera" que ha aducido Maduro en varias ocasiones para evitar la entrada en el país. 

Medicamentos y material sanitario forman parte del primer envío de ayuda humanitaria que ha llegado ya al paso fronterizo entre Colombia y Venezuela. Allí, en Cúcuta, las autoridades esperan que el gobierno de Nicolás Maduro levante el bloqueo que impide el tránsito de camiones.

Dispuesto a recibir al Grupo de Contacto de la UE

El presidente también ha dicho estar dispuesto a "recibir a cualquier enviado del Grupo de Gontacto [creado por la Unión Europea para resolver la crisis política] [...] y hablar, ojalá nos escuchen", pero ha arremetido contra la declaración firmada este jueves, que tilda de "parcialización e ideologización", fruto del "extremismo con el que ven a Venezuela". 

El mandatario ha vuelto a ofrecer diálogo a la oposición, pero siempre desde el grupo gestionado por México y Uruguay, países que apoyan su Presidencia y rechazan a Guaidó. "Estoy listo para el diálogo inmediato, cuando sea, para la negociación, la construcción y la suscripción de acuerdos", ha asegurado. 

La crisis política en Venezuela continúa sin resolverse por el enfrentamiento dialéctico entre el presidente y el opositor: Maduro no acepta dialogar con la UE ni con el "imperialismo estadounidense", que dice busca apoderarse y enriquecerse del país latinoamericano; mientras que Guaidó rechaza ser partícipe de todo diálogo con Maduro que no pase por el "cese de la usurpación", es decir, por convocar elecciones presidenciales. 

El Hospital Universitario de Caracas necesita "el 90% de insumos".

Dice que la oposición boicotearía unas elecciones presidenciales

Pero Maduro no tiene intención de ceder a las exigencias de la oposición y los países que le respaldan, y solo está abierto a convocar elecciones legislativas para renovar, dice la "Asamblea Nacional que se ha entregado a los intereses extranjeros", un Parlamento que su Gobierno declaró en desacato en 2017 y cuyas funciones asumió el chavismo a través de la Asamblea Constituyente. 

En todo caso, el presidente ha afirmado que la oposición boicotearía cualquier convocatoria de elecciones presidenciales si él mismo cediese. "Esta oposición no quiere elecciones, si nosotros dijéramos que vamos a elecciones en 30 días, ellos inventarían mil cosas para no ir, como hicieron en 2018", ha asegurado. En realidad, la oposición y el Gobierno venezolano mantuvieron un periodo de diálogo a finales de 2017, pero este acuerdo se rompió cuando Maduro se negó a renovar el Consejo Nacional Electoral (CNE), cuyos miembros han sido acusados de imparcialidad en varias ocasiones. 

Noticias

anterior siguiente