Enlaces accesibilidad

Bruselas advierte que el Presupuesto español está en riesgo de incumplir las normas europeas de disciplina fiscal

  • Asegura que España se desvía "significativamente" del ajuste exigido y no cumple con las normas de reducción de deuda
  • Cree que bajará el déficit estructural el 0,1% del PIB, cuando lo exigido es el 0,65%, una diferencia de más de 5.000 millones

Por
Bruselas advierte que el Presupuesto español está en riesgo de incumplir las normas europeas de disciplina fiscal

La Comisión Europea (CE) ha advertido este miércoles de que el borrador de los Presupuestos 2019 remitido por el Gobierno de España está en riesgo de incumplir las normas europeas de disciplina fiscal por desviarse "significativamente" del ajuste exigido "hacia el objetivo presupuestario a medio plazo" y no cumplir con las normas de reducción de deuda en 2019.

"Se considera que el plan presupuestario presentado por España corre el riesgo de incumplir las exigencias del Pacto de Estabilidad y Crecimiento para 2019", ha informado el Ejecutivo comunitario en un comunicado recogido por Europa Press. "Son riesgos, pueden no materializarse, pero son riesgos y son preocupantes", ha asegurado en rueda de prensa el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici.

La evaluación de la Comisión Europea del riesgo de las cuentas españolas se basa en sus previsiones macroeconómicas de otoño, presentadas el 8 de noviembre, que proyectan que el déficit público español se reduzca al 2,7% este año, como prevé el Gobierno, y el año próximo al 2,1%, tres décimas más de lo que espera España.

Además, el Ejecutivo comunitario prevé que el país no cumpla con el ajuste del déficit estructural -sin tener en cuenta factores ligados al ciclo económico- del 0,65% del PIB exigido (alrededor de 7.600 millones de euros) y calcula que ni siquiera se efectuará el ajuste del 0,4% (unos 4.600 millones) que prevé el Gobierno: será como mucho del 0,1% del PIB, lo que supone un desvío "significativo" de la senda marcada, porque el Estado ingresará menos de lo que prevén las autoridades españolas.

El vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, ha destacado que la diferencia entre los cálculos de España y de Bruselas es que el Ejecutivo comunitario evalúa el plan tal y como se ha presentado y que no todas las medidas están legisladas, por lo que no pueden ser tenidas en cuenta por parte de la Comisión Europea.

La Comisión Europea calcula que se ingresará menos y se gastará más

Las diferencias entre las cifras de la Comisión y el Ejecutivo español se deben a que la primera calcula que la recaudación será menor y los gastos mayores de lo que prevé el Gobierno. Estima ingresos por el 0,4% del PIB y gastos del 0,3%, mientras que España calcula que sean del 0,6% y del 0,2% del PIB respectivamente.

La Comisión cree, en concreto, que los ingresos por las medidas contra el fraude serán un 50% inferiores a lo previsto y los derivados de impuestos a las transacciones financieras y servicios digitales en torno a un tercio menores, según han asegurado fuentes comunitarias a Efe.

También estima que el aumento de las cotizaciones por la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) será de unos 1.200 millones, en lugar de 1.500 que prevé el Gobierno. Además calcula un gasto mayor que el Ejecutivo por el copago farmacéutico y las medidas para el cuidado de los niños a nivel local, según las mismas fuentes.

Tanto Dombrovskis como Moscovici han pedido al Gobierno de España que presente los presupuestos en el Congreso, que se aprueben y que el país envíe a la Comisión Europea un proyecto actualizado en el caso de que el definitivo difiera notablemente del enviado en octubre.

España reducirá el déficit por debajo del 3%

No obstante, Bruselas ha añadido que está previsto que el déficit español baje de la barrera del 3% del PIB considerado excesivo este año, por lo que el país saldrá del brazo correctivo del proceso por déficit excesivo, "el último heredado de la crisis", según ha señalado Moscovici.

De esta forma, España pasará el año que viene a estar en el lado preventivo de este procedimiento de vigilancia comunitaria. Esto implica cumplir con las normas de reducción de la deuda pública y de control del gasto.

En este sentido, Bruselas prevé que el país no respete las normas de reducción de deuda -que obligan a rebajarla progresivamente cada año hasta la barrera del 60% del PIB-, ya que según las proyecciones del Gobierno el ratio bajará al 95,5% en 2019 y de acuerdo con las de Bruselas al 96,2%, en ambos casos un descenso insuficiente. Además, el aumento del gasto público nominal sería del 1,7%, por encima del 0,6% recomendado.

Por lo tanto, la Comisión Europea "invita a las autoridades a tomar las medidas necesarias" dentro del proceso presupuestario para garantizar el cumplimiento de las normas y a "utilizar los vientos de cola para acelerara la reducción del ratio de deuda con respeto al PIB". Respecto a las recomendaciones que le hizo el pasado julio, Bruselas señala que el país ha hecho solo "progresos limitados" y le llama a "acelerarlos".

Bruselas repite su advertencia por la deuda y el paro

La Comisión Europea ha repetido una vez más la advertencia a España por su elevados niveles de deuda, tanto pública como privada, y de desempleo, especialmente entre la población joven, dentro del informe anual sobre desequilibrios macroeconómicos de los países de la eurozona que ha publicado este miércoles.

Con respecto a la deuda privada, la Comisión Europea ha destacado que se redujo a lo largo del año pasado, especialmente la de las empresas, pero "todavía persiste la necesidad de desapalancamiento". En el caso de los hogares, Bruselas señala que han frenado la caída de sus deudas a consecuencia del "fuerte crecimiento" del crédito al consumo.

"El desempleo se ha reducido rápidamente, pero sigue siendo muy alto, especialmente entre la población joven", enfatiza el informe, para después apuntar que el "bajo" crecimiento de la productividad hace que las ganancias de competitividad dependan de las ventajas en costes. En este sentido, el Ejecutivo comunitario afirma que los costes laborales unitarios han permanecido "estables" en el contexto de un incremento "contenido" de los salarios y el leve incremento de la productividad.

Por último, los servicios económicos de Bruselas han indicado que el reequilibrio externo "ha continuado" pero "relativamente lento", al tiempo que ha destacado la mejora de la posición de inversión internacional neta de España, aunque sigue en un nivel "muy elevado".

Noticias

anterior siguiente