Enlaces accesibilidad

Una manifestante muerta y dos centenares de heridos en las protestas por el alza de los combustibles en Francia

  • Se han producido 52 arrestos en 2.000 concentraciones organizadas de forma espontánea, que suman 244.000 participantes
  • Macron decidió aumentar los impuestos de los carburantes para promover la transición energética

Por
Protestas en Francia contra el alza del precio de los carburantes

Una manifestante ha muerto atropellada y al menos 227 personas han resultado heridas, cinco graves, durante las protestas en Francia por el alza de los impuestos a los carburantes, agrupadas en el movimiento conocido como los "chalecos amarillos" (gilets jaunes, en francés). Además, se han producido 117 arrestos, 73 de los cuales han quedado bajo custodia policial.

Las autoridades han alertado de que con la caída de la noche "cambia el perfil" de los manifestantes, "más proclives a generar disturbios".

Jubilados, profesionales liberales o pequeños comerciantes han figurado entre los 282.710 participantes movilizados en unos 2.000 puntos repartidos por todo el país, como rotondas, peajes y puentes, muchas veces sin haber avisado a las autoridades, lo que ha generado desconcierto entre la policía.

De entre las centenas de incidentes, destaca la muerte en Pont-de-Beauvoisin (sureste de Francia) de una mujer de unos 50 años atropellada por otra que tuvo una crisis de nervios cuando los manifestantes golpearon su coche, en el que transportaba a su hija al hospital. Entre los heridos hay un policía.

Protestas en Francia contra la subida de los carburantes

anterior siguiente
13 Fotos 1 / 13 ver a toda pantalla
  • La policía usa la fuerza para retirar a un grupo de manifestantes de una calle en Quimper

    Los "chalecos amarillos" toman las calles

    La policía usa la fuerza para retirar a un grupo de manifestantes de una calle en Quimper.

    AFP
  • Un hombre se protege de la policía con una señal de tráfico en Quimper

    Los "chalecos amarillos" toman las calles

    Un hombre se protege de la policía con una señal de tráfico en Quimper.

    AFP

Algunas de las principales vías afectadas se encuentran en el norte del país: la nacional 1338 entre el ponte Flaubert a Ruán; nacional 814 de Caen; la nacional 136 en Rennes; la autopista 77 Bonny/Loire; la nacional 165 en Vannes; la autopista 84 en Guilberville; y la autopista 11 en Angers.

También se han bloqueado algunas gasolineras y los accesos de peajes en autopistas y la policía ha tenido que intervenir lanzando gases lacrimógenos en una concentración en Alta Saboya (sureste).

Más impuestos a los carburantes para impulsar la transición energética

El movimiento, que ha ampliado su radio de demandas a la carga tributaria en general y es ajeno a los partidos y los sindicatos, supone un nuevo órdago para el Ejecutivo de Emmanuel Macron, que decidió aumentar los impuestos de los carburantes para promover la transición energética.

Muchos de los "chalecos amarillos" viven en zonas alejadas de las grandes aglomeraciones urbanas y aseguran que el coche es su único medio de transporte.

Durante la protestas han pedido la dimisión de Macron, al que han acusado de preocuparse solo de la élite y de dejar a las clases medias a su suerte. "Mis hijas, profesoras, hacen 83 kilómetros al día. Su gasto en gasolina va a aumentar en 60 euros", ha lamentado François, un jubilado que se ha manifestado en solidaridad con lo que viven muchos de sus ciudadanos.

A unos seis meses de las elecciones europeas, Macron vuelve a estar en apuros cuando su popularidad toca mínimos de sus 18 meses de mandato. La oposición, desde la extrema izquierda hasta la ultraderecha, no ha participado oficialmente, pero ha aprovechado esta movilización popular que goza de un gran apoyo ciudadano para censurar al presidente.

"Espero que el presidente de la República les escuche. Esto tiene que cambiar. Este movimiento parte de todo el mundo. Mi deber es apoyarlo", ha dicho el líder opositor de Los Republicanos, el centro-derechista Laurent Wauquiez.

"Un gran momento" de organización popular se está celebrando, se ha felicitado el izquierdista Jean-Luc Mélénchon, quien ha censurado a las autoridades por haber dado una cifra rebajada de manifestantes. También el ultraderechista Frente Nacional (FN) ha respaldado a los "chalecos amarillos".

Noticias

anterior siguiente