Enlaces accesibilidad
Cataluña

PP y Ciudadanos recrudecen sus críticas por las "presiones" del Gobierno en el juicio del 'procés'

  • El Gobierno asegura que no ha dado ninguna instrucción a la Fiscalía ni a la Abogacía del Estado

Por
PP y Ciudadanos acusan al Gobierno de "condicionar a los jueces" en el juicio del 'procés'

La afirmación del Gobierno de que el delito de rebelión está ligado a un golpe de estado y a las armas ha desatado duras críticas en el PP y Ciudadanos. El líder popular, Pablo Casado, ha recordado cuando el presidente del Gobierno sí veía que en Cataluña había delito de rebelión y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha exigido a Pedro Sánchez que "saque las zarpas" de la Justicia.

Casado ha enmarcado en una "estrategia absolutamente vergonzante" que el Gobierno de Pedro Sánchez no vea ahora delito de rebelión en Cataluña e intente dar "indicaciones" al Tribunal Supremo ante el juicio oral a los líderes del 'procés'.

"Lo que aquí es muy grave es que un Gobierno de España esté deslegitimando la labor del Tribunal Supremo, intentado dar indicaciones al mandato de Pablo Iglesias al salir de la cárcel de Lledoners cuando dijo, 'yo ya he hecho mi trabajo, ahora quien se tiene que mover es el Gobierno", ha señalado en un acto del PPE en Córdoba. Sin embargo, el presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, negó un día antes que estuviera recibiendo injerencias de ningún partido.

¿El Golpe de Primo de Rivera no lo fue?

Casado ha expresado su sorpresa ante el hecho de que, "sin ningún tipo de pudor y rubor", el Gobierno se haya "movido" aparcado la rebelión y "para ir solo por malversación" contra los dirigentes independentistas. "¿El Golpe de Primo de Rivera no lo fue?", se ha preguntado.

Javier Maroto

El vicesecretario de Política Social y Sectorial del PP, Javier Maroto, en una imagen de archivo. EFE noticias

El vicesecretario general del PP, Javier Maroto, le ha respondido que "los golpes de estado hoy en día no se dan con tanques", mientras que el líder de Cs, Albert Rivera, ha exigido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que "saque las zarpas" de la Justicia.

"Los golpes hoy en día no se dan con tanques como sucedía con en el siglo pasado, sino que se pueden dar en los parlamentos, esa es la tristeza y también la novedad", ha afirmado Maroto en la cadena SER.

También se ha pronunciado el secretario general del PP, Teodoro García Ejea, en declaraciones a Onda Madrid, quien ha censurado que el Gobierno "no deje trabajar a los jueces" ante el inminente juicio a los líderes del procés soberanista y criticado que el Gobierno "matice" su posición sobre el delito de rebelión. Este jueves la vicepresidenta apuntó que el delito requiere unos instrumentos de fuerza conectados con las armas.

¿Por qué el Gobierno no dejan a los jueces trabajar, en vez de opinar o indicar por donde deberían ir?

"¿Por qué el Gobierno no dejan a los jueces trabajar, en vez de opinar o indicar por donde deberían ir? Es algo increíble, luego nos sorprendemos si le llaman cooperador necesario del golpe", ha señalado García Egea.

También el PP, Rafael Hernando ha criticado que "presionar a los Tribunales para retirar el delito de rebelión es indecente". "Es evidente que ZPedro -mezclando al expresidente José Luis Rodríguez Zapatero y a Pedro Sánchez- y el PSOE están poniendo en venta la dignidad de España y de nuestro Estado de derecho por un puñado de votos de los que quieren destruir la unidad de la nación.

Rivera exige a Sánchez que "saque las zarpas" de la Justicia

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha exigido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que "saque las zarpas" de la Justicia y no intente torcer la "voluntad del poder judicial" sobre Cataluña con presiones como, según ha dicho, han denunciado los propios jueces.

Rivera, en la presentación de una proposición de ley de Mecenazgo en el Museo Lázaro Galdiano, ha pedido a Sánchez que "deje de hacer de abogado defensor de Junqueras y de promover indultos para los presos del 'procés' porque esa injerencia "es intolerable".

"Basta ya de humillaciones al pueblo español, bastante nos humillaron los golpistas, como para que el presidente del Gobierno intente cambiar el criterio de los jueces", ha insistido Rivera al acusar a Sánchez de querer cambiar el criterio de los jueces, "minimizar las penas" y hacer de abogado defensor de los golpistas.

A diferencia del presidente del PP, Pablo Casado, que acusó a Sánchez de ser "responsable y partícipe" del golpe de Estado en Cataluña, Rivera no lo cree así, pero sí piensa que es un "irresponsable" al gobernar con los que "intentaron liquidar España" y le ha emplazado a volver a la senda del constitucionalismo.

"El Gobierno no da instrucciones a la Fiscalía"

Ante las duras críticas, la vicepresidenta del Gobierno, Isabel Celaá, ha expuesto que "el Gobierno no valora las sentencias, no entra en el procés ni en la sentencia eventual" que se derive de ella. Rechaza por lo tanto que haya ejercido "presiones" a la Fiscalía ni a la Abogacía del Estado, que tiene que emitir sus consideraciones al Tribunal Supremo que lleva el caso antes del 2 de noviembre.

Respecto a las palabras que pronunció Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados y que después ratificó Carmen Calvo, Celaá, ha recordado que lo que hubo en la Cámara Alta fue "una alusión a Trillo cuando se estaba hablando de una derechización de fuerzas conservadoras, porque Trillo llegó a afirmar que para que hubiera rebelión eran necesarias la violencia y las armas". En ningún momento, asegura, se "aludió al Poder Judicial".

El presidente del Gobierno recuerda en el Congreso de los Diputados que en 1994, el entonces diputado del PP Federico Trillo, defendió que el delito de rebelión es "inherente" a un golpe de Estado que debe darse por militares o civiles armados a la orden de militares, algo que no ocurrió en Cataluña.

Celaá rechaza que las palabras de Sánchez y Calvo sean un "gesto" a los independentistas, como exige el presidente catalán, Quim Torra. "El Gobierno no marca el paso a nadie y si los tribunales, como son, son independientes, no tienen por qué alterar su paso", ha añadido.

El Ejecutivo es "absolutamente imparcial en el 'procés', respeta a la Justicia en todos sus términos y respeta a los jueces y tribunales; el Gobierno tiene la separación de poderes fehacientemente clara", ha concluido.

El Supremo niega haber recibido presiones

Tras la mención de Sánchez a Trillo, el presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, afirmaba este jueves a preguntas de los periodistas que puede garantizar que "jamás" ha recibido "indicación alguna del orden político" en relación con la causa del 'procés' independentista en Cataluña.

"Ninguna en absoluto, ni en relación con la situación de los presos preventivos y aún menos sobre calificación jurídica, que por otra parte corresponde al fiscal y no a los jueces, que son los que determinarán la definitiva una vez celebrado el juicio, pero en ningún caso antes",añadió.

Lesmes recordó, en respuesta a una pregunta sobre unas manifestaciones realizadas por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en relación con la aplicación del delito de rebelión a militares "que usan violencia explícita o civiles con armas", que ha habido "un respeto escrupuloso por parte de los políticos, por supuesto también del señor Sánchez con este Tribunal Supremo, que es lo que debe ser".

También se ha pronunciado este viernes el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, quienha reafirmado las palabras de Celaá y ha defendido que que "España es un Estado de derecho con separación de poderes". "Ninguna declaración u opinión" de un integrante del Gobierno puede interpretarse "como una voluntad de interferir en la plena independencia del poder judicial".

Noticias

anterior siguiente