Enlaces accesibilidad

Amazon investiga a varios empleados por una supuesta filtración de datos a cambio de sobornos

  • Los trabajadores proceden de China y Estados Unidos, y también habrían alterado las valoraciones de productos
  • Habrían recibido una media de 300 dólares por 'review' negativa eliminada

Por
Imagen de archivo de un empleado del gigante de comercio electrónico Amazon.
Imagen de archivo de un empleado del gigante de comercio electrónico Amazon. EFE

Amazon ha iniciado una investigación contra varios de sus empleados en China y en Estados Unidos por la supuesta filtración de datos internos a vendedores externos y por alterar las valoraciones de sus productos a cambio de recibir sobornos.

Con la ayuda de intermediarios, empleados en su mayoría de la sede de Amazon en Shenzhen (China) han ofrecido los datos confidenciales a compañías externas que venden sus productos a través de la plataforma, como ha informado el diario Wall Street Journal.

A cambio de sobornos que oscilaban entre los 80 y los 2.000 dólares, los trabajadores de la compañía en China ofrecían a los vendedores servicios entre los que se incluían las métricas internas de datos y la readmisión de cuentas que habían sido bloqueadas.

Las valoraciones suponen uno de los principales servicios que los empleados ofrecían de forma encubierta, ya que estos incluso proporcionaban las direcciones de correo electrónicos de los usuarios que escriben la 'reviews' y eliminaban las valoraciones negativas escritas para sus productos.

La mayor parte proceden de China

La mayor parte de los empleados de la compañía implicados en estas prácticas proceden de China, un país donde sus trabajadores perciben sueldos más bajos y donde empleados de rango medio tienen la capacidad de borrar valoraciones. Por este servicio fraudulento recibían una media de 300 dólares por 'review' eliminada.

Este aspecto resulta de especial importancia debido a que Amazon tiene en cuenta las valoraciones negativas en su algoritmo que determina el posicionamiento de los productos en las búsquedas. A través de intermediarios, los vendedores contactaban a los empleados mediante la aplicación de mensajería popular en China WeChat.

Amazon ha confirmado al citado medio que ha comenzado una investigación contra los sospechosos de realizar estas prácticas, en su mayoría en China pero entre los que también se incluyen algunos de Estados Unidos.

Entre el resto de información a la que accedían las empresas externas se encuentran otros datos internos de Amazon como las palabras clave más frecuentes en las búsquedas y los datos de volumen de navegación de los usuarios, con los clics y el tiempo de permanencia en página.

Noticias

anterior siguiente