Enlaces accesibilidad
Operación Erial

La UCO registra el despacho de Zaplana, que pasará la noche en los calabozos de Tres Cantos, en Madrid

  • Zaplana, detenido este martes, pasó la noche en la Comandancia de Valencia
  • El exministro pide su libertad por la leucemia que padece y la Fiscalía se opone
  • La Generalitat Valenciana se personará en la causa contra el exministro
  • Rajoy admite que no le gusta la detención de Zaplana pero se remite a la Justicia

Por
La UCO registra el despacho de Zaplana en Madrid en el marco de la Operación Erial

Agentes de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO) han registrado en Madrid, durante dos horas y media, el despacho del expresidente de la Comunidad Valenciana y exministro, Eduardo Zaplana, tras no poder registrar su vivienda de la calle Zurbarán al encontrarse en obras, en la investigación por el presunto cobro de 10 millones de euros en comisiones a cambio de adjudicaciones públicas cuando Zaplana estaba al frente del Gobierno valenciano. 

Tras el registro de su despacho en las oficinas centrales de Telefónica en la Gran Vía madrileña, el detenido ha sido trasladado a las dePendencias de la Comandancia de la Guardia Civil del municipio madrileño de Tres Cantos, en cuyos calabozos pasará la noche, según ha podido saber TVE.

Numerosos medios de comunicación se encontraban concentrados a las puertas de la vivienda del detenido, donde supuestamente se iba a efectuar un registro, como parte de las diligencias en el marco de la Operación Erial, pero un agente les ha comunicado a los informadores que no se realizaría porque la casa estaba en obras.

Después, los agentes se han dirigido con el arrestado a las oficinas de Telefónica, para la que trabajaba en su área de Asuntos Públicos, aunque la empresa suspendió este martes su relación laboral tras conocerse la noticia.

Los registros habían comenzado este martes, en las viviendas que Zaplana tiene en Valencia y Benidorm, en los que el detenido estuvo presente, y las dependencias de la Consellería de Economía.

Zaplana pide su libertad por la leucemia que padece y la Fiscalía se opone

Los abogados del exministro, según han informado este miércoles a Efe fuentes jurídicas, han pedido a la juez que ordenó su detención que lo ponga en libertad debido a la leucemia que le diagnosticaron en 2015 y para la que está recibiendo tratamiento en el Hospital de la Fe de Valencia, tras someterse a un trasplante de médula. De momento, la Fiscalía se ha opuesto a esta petición.

Tras pasar la noche en las dependencias de la Comandancia de Valencia, en Patraix, Zaplana ha partido en torno a las nueve y media de la mañana en un vehículo junto a agentes de la UCO, para dirigirse hasta Madrid, como parte de las diligencias en el marco de la Operación Erial en la que fueron detenidas, junto a Zaplana, otras seis personas, entre ellas el empresario Vicente Cotino y su hermano José, sobrinos del que fuera director de la Policía y exvicepresidente autonómico Juan Cotino.

La Guardia Civil traslada a Zaplana a Madrid para practicar nuevos registros

Precisamente, Vicente Cotino también ha salido del cuartel de Patraix en un vehículo poco antes de la nueve de la mañana junto a agentes de la Guardia Civil. Mientras, Juan Cotino ha sido citado para declarar este jueves ante la Guardia Civil como investigado en el caso.

La Fiscalía Anticorrupción y la Unidad Central Operativa (UCO) rastrean el cobro de unos diez millones de euros en comisiones ilegales recibidas por la adjudicación de contratos públicos durante la etapa de Eduardo Zaplana al frente de la Generalitat Valenciana.

Unos papeles aportados en el juzgado por el exgerente de Imelsa y autodenominado 'yonki del dinero', Marcos Benavent, al inicio de esa conocida causa en València, y que a su vez le había entregado un imán sirio, han sido el origen de la investigación de la 'operación Erial' que arrancó en 2015 y que culminó este martes con la detención de Zaplana.

La Generalitat se personará en la causa 

Por otro lado, el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha anunciado que la institución que preside se personará en la causa judicial que ha motivado la detención de Zaplana, porque, según ha explicado tras mantener una reunión con el expresidente de la Generalitat Valenciana Joan Lerma y otros miembros del grupo parlamentario socialista, la Generalitat "tiene que recuperar, y eso lo estamos haciendo en otros casos, el dinero que haya podido ser sustraído".

Puig se ha referido al "impacto negativo" que tiene el apresamiento de Zaplana y a la "enorme tristeza" que le genera que "otra vez" aparezca un presidente de la Generalitat vinculado a la corrupción. En este sentido, ha aludido a los 20 años de "corrupción sistémica" del PP en la Comunidad Valenciana que "han denigrado a la Comunidad Valenciana", con los valencianos "hartos" e "indignados" con el PP.

Por otra parte, el Gobierno murciano ha aprobado, a propuesta de la Consejería de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente, el cese de Eduardo Zaplana como miembro del Consejo Social de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) tras su detención este martes.

La revocación del exministro y expresidente de la Comunidad Valenciana viene motivada "por el cambio de las circunstancias que justificaron su nombramiento en noviembre de 2016", según ha hecho saber la portavoz del Ejecutivo regional, Noelia Arroyo. En los próximos días será publicado en el Boletín Oficial de la Región de Murcia la orden de la Consejería de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente con el correspondiente cese.

Rajoy admite que no le gusta la detención de Zaplana

En relación a la detención de Zaplana, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha admitido este miércoles que no le gustó recibir la noticia y ha añadido que habrá que esperar a ver qué determina la Justicia. "Esta es una de las noticias que no me hubiera gustado que se hubiera producido nunca", ha comentado en la rueda de prensa en el Congreso tras la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado para 2018.

Rajoy ha recordado que coincidió con Zaplana "en el Gobierno durante algún tiempo". El político valenciano, que fue suspendido de militancia pocas horas después de su detenciónfue ministro de Trabajo en el segundo Gobierno de José María Aznar, del que Rajoy fue vicepresidente. Además, ejerció como portavoz del Grupo Popular cuando Rajoy ya era presidente del partido, durante la primera legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero.

"Esperemos a ver qué dice el propio Zaplana y lo que dice la Justicia. A partir de ahí, tendremos una visión más ajustada. Yo no me atrevo a emitir juicios sin tener datos, argumentos, pruebas o razones", ha señalado Rajoy.

Después, cuando se le ha preguntado si considera que el presidente de honor del PP, José María Aznar, debería dar alguna explicación tras la detención de su exministro, el presidente del Gobierno se ha limitado a contestar que no tenía "mucho más que añadir" a lo que había afirmado previamente.

Noticias

anterior siguiente