Enlaces accesibilidad

El exgerente de Imelsa asegura que se llevó dinero y "de todo" de la Diputación de Valencia

  • Benavent se ha negado a declarar en una causa por presuntas irregularidades
  • Asegura que las grabaciones en las que se le oye contando dinero son verdad
  • "Las grabaciones son verdad y las hice yo", ha asegurado a los periodistas

Por
EL EXGERENTE DE IMELSA DECLARA EN LA CIUDAD DE LA JUSTICIA
El exgerente de Imelsa Marcos Benavent, sale de la Ciudad de la Justicia. EFE EFE/ Kai Foersterling

El exgerente de la empresa pública Imelsa (Impulso Económico Local) de la Diputación de Valencia, Marcos Benavent, imputado en una causa por presuntas irregularidades contables en la entidad que dirigía, se ha definido como un "yonqui del dinero" y ha reconocido, a su llegada a los juzgados donde estaba citado para declarar, que se llevó "de todo" de la institución provincial, aunque piensa devolverlo.

Benavent, al que se le ha retirado el pasaporte, se ha negado a declarar ante el Juzgado de Instrucción numero 6, que instruye la causa abierta tras una denuncia interpuesta por los actuales gestores de esta empresa pública por irregularidades contables y sustracción de material informático.

Esta investigación, en principio, no guarda relación con la denuncia interpuesta por Esquerra Unida ante la Fiscalía Anticorrupción, sobre la que se ha decretado el secreto, a partir de unas grabaciones realizadas por Benavent, que implicarían al presidente de la Diputación, Alfonso Rus, y otros políticos en una supuesta trama de corrupción.

"Me he llevado de todo, dinero y caja y comisiones. Era un yonqui del dinero, casi todo el mundo está en movidas", ha dicho Benavent a los periodistas sin querer referirse de forma expresa ni a Rus ni a ningún otro político.

Asegura que se ha llevado dinero y "de todo"

A su llegada al juzgado le esperaban decenas de medios de comunicación, a los que se ha detenido a atender y ha indicado que quería pedir perdón públicamente por su actuación en la empresa pública y ha añadido que pensaba reponer todo lo que se había llevado y asumir la pena que le sea impuesta. Seguidamente ha subido al juzgado, y una vez allí, ante el juez, se ha acogido a su derecho a no declarar.

Así, ha entregado su pasaporte, tal y como le han solicitado, y tras algo más de media hora ha salido y se ha vuelto a detener para atender a los medios, con quienes ha estado hablando y respondiendo preguntas durante más de 20 minutos. Ha explicado en primer lugar que piensa colaborar con la Fiscalía Anticorrupción para "contar la verdad". Al respecto, ha concretado que ya han tenido un primer contacto.

Uno vive en la inconsciencia y es un yonqui del dinero

Ha reconocido que se ha llevado dinero "y de todo" de la Diputación de Valencia, y ha justificado su comportamiento en que era un "yonqui del dinero": "Uno vive en la inconsciencia y es un yonqui del dinero. Ves que casi todo el mundo está así, y es lo que hay. Casi todo el mundo está en movidas", ha apostillado.

Sobre esta última idea, Benavent ha afirmado que esta forma de actuar "era la del todo el mundo. Yo no descubro las Américas. Hoy me ha tocado a mí, mañana será otro... No estoy descubriendo nada. Casi todo el mundo está en historias", ha insistido. "Yo he viajado por el mundo y se repite en muchos países. Si te vas a América, ves las movidas que hay; si te vas a Africa o a Asia, lo mismo".

Preguntado por si piensa tirar de la manta, ha aseverado que va a decir "la verdad", su verdad y su experiencia, y ha mostrado su deseo de que "sirva de algo". Es consciente, según ha comentado, de que va a provocar "mucho daño", pero ha repetido que la gente "necesita saber la verdad, decir que nos equivocamos todos los días, pedir perdón y seguir hacia delante".

Sobre el dinero que se ha llevado, Benavent, quien ha señalado que no ha recibido amenazas ni tiene miedo de nadie, ha comentado que piensa devolverlo aunque todavía no sabe cómo, puesto que no tiene mucho: "Lo haré con el patrimonio y poco más. Yo no tengo dinero, solo un poco para poder vivir. No se crean que tengo mucho dinero, ni millones ni en negro ni en Panamá ni de blanqueo ni en cuentas de ningún sitio", ha aseverado.

"Las grabaciones son verdad y las hice yo"

A Benavent se le ha preguntado así mismo por su relación con Alfonso Rus, presidente de la Diputación Provincial de Valencia que ha delegado sus funciones, con quien presuntamente se le oye en unas grabaciones incorporadas al caso Imelsa en las que estarían contando dinero procedente supuestamente de comisiones ilegales.

El exgerente de Imelsa ha afirmado que su relación con Rus era de "confianza profesional", y ha agregado que no compartía "muchas cosas" ni con él ni con el PP o con la forma de gobernar "a todos los niveles".

Interpelado por si era Rus el que contaba dinero en las grabaciones, extremo que él niega, ha contestado: "Vosotros lo habéis escuchado", y ha reiterado que las mismas "son verdad". "Las grabaciones son verdad y las hice yo. Yo no las tengo, las ha filtrado otra persona. No sé qué hay en el material ni cuántas horas. Creo que están hechas hace 10 años", ha puntualizado, sin dar más explicaciones de las grabaciones.

Benavent, quien ha puntualizado que se ha "dejado la piel" en Imelsa, ha firmado que se decidió a grabar estas conversaciones porque "uno vive con miedos, con inseguridades, y en ese momento lo ve como un seguro a posibles historias a futuro". Y tras esta explicación, ha insistido: "Siento mucho el daño que he hecho a la gente que de alguna forma aprecio y el daño que le he podido provocar, pero es lo que hay".

Por otro lado, al imputado se le ha preguntado si conoce o se ha reunido alguna vez con el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra. Al respecto, ha comentado que lo conoce personalmente y ha añadido que no se ha llegado a reunir con él.

Benavent ha llegado sobre a primera hora de la mañana a los juzgados de Valencia, donde estaba citado para declarar, con un aspecto distinto al que solía llevar cuando se encontraba en política, puesto que ha pasado del traje de chaqueta a una ropa más típica de una persona hippy, con pantalones anchos, una camiseta informal y un chaleco. Así mismo, portaba dos pendientes y una barba densa.

Noticias

anterior siguiente