Enlaces accesibilidad

Rivera amenaza con dejar de apoyar al Gobierno en Cataluña: "Hasta aquí hemos llegado con esta displicencia"

  • El Gobierno advierte a Cs que los españoles juzgarán su lealtad con el 155
  • Rivera pide al Gobierno recurrir el voto delegado de Puigdemont
  • Rajoy acusa a Rivera de "aprovechategui" a Rivera durante la sesión de control

Por
Rivera da por roto el acuerdo con el Gobierno sobre su apoyo al 155

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha amenazado este miércoles con dejar de apoyar al Gobierno en la aplicación el artículo 155 de la Constitución en Cataluña por no recurrir el voto delegado de los diputados Carles Puigdemont y Toni Comín"Hasta aquí hemos llegado con esta displicencia", ha advertido en los pasillos del Congreso después de la sesión de control.

En declaraciones a los medios, Rivera ha considerado que el Gobierno está haciendo "dejación de funciones" en Cataluña y ha criticado que "otra vez" el Ejecutivo "mire para otro lado" no recurriendo ante el Tribunal Constitucional el voto delegado de Puigdemont, o no reconociendo las facturas de la consulta del 9 de noviembre o la financiación del referéndum del pasado 1 de octubre.

"Hasta aquí hemos llegado con esta situación displicente", ha aseverado Rivera, quien también se ha quejado de que desde hace cuatro meses Rajoy ya no consulte con Ciudadanos los pasos que da en relación con la crisis política catalana.

Hasta entonces les daban cuenta de "todos los pasos" y tomaban "decisiones" con ellos, pero desde que van "mal" en las encuestas y tienen "follones internos", ha dicho, no cuenta con su "socio de investidura, socio de Presupuestos y socio del 155". Es por eso que asegura no es Ciudadanos el que rompe sino el Gobierno por mirar "hacia otro lado" en Cataluña.

En todo caso, el líder de la formación naranja ha querido dejar claro que esta ruptura con el Gobierno no afectará a los Presupuestos Generales de 2018, unas cuentas, ha dicho, que ya están pactadas, sino únicamente a la aplicación del 155.

Cs no apoyará una "aplicación blanda" del 155

Poco después, el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha matizado las declaraciones de Rivera y ha advertido al Gobierno de que su partido no va a apoyar esa "aplicación blanda" del 155 en Cataluña, "amable con los nacionalistas" y "pactada" con el PNV.

Afirmaciones que ha hecho Villegas tras mantener una conversación con el coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maíllo, en los pasillos del Congreso, después de que el líder de Cs lanzara su amenaza. Durante esa conversación, ha explicado Villegas, no han entrado tanto en cuestiones "de fondo como de forma", ya que hace cuatro meses, según Villegas, que Mariano Rajoy no habla con Albert Rivera de Cataluña.

Aunque no es el problema "fundamental", ha dicho, tampoco ayuda esa "falta de comunicación" de Rajoy con su principal socio. "Si quiere hablar con el PNV, allá él", pero lo fundamental, ha dicho Villegas, es la actuación del Ejecutivo en Cataluña, que no afronta "con firmeza" los desafíos que van planteando los separatistas.

El Gobierno advierte a Rivera

Ante estos reproches y amenazas, el portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha advertido a Cs de que serán los españoles los que juzgarán quién actúa con "lealtad, responsabilidad y madurez" ante el conflicto catalán, que exige una política de Estado para aplicar el artículo 155.

En rueda de prensa tras la reunión extraordinaria del Consejo de Ministros, que ha acordado interponer el recurso contra la Ley de Presidencia aprobada por el Parlament, Méndez de Vigo ha considerado que "nadie puede tener ninguna duda" sobre la voluntad del Gobierno de "restaurar el orden constitucional en Cataluña", ya que se trata del recurso número 26 ante el Tribunal Constitucional con este objetivo.

Ha añadido que "en temas de Estado es importante la lealtad, la responsabilidad y actuar con madurez" y se ha mostrado convencido de que los españoles "valorarán" este tipo de comportamiento.

También Fernando Martínez-Maíllo ha insistido en defender la actuación del Ejecutivo ante la crisis catalana, y ha expresado su deseo en que "lo de hoy", la reacción mostrada por Ciudadanos, sea "un desahogo puntual" y algo "provisional", tras tachar de "pataleta infantil" la amenaza de Rivera.

"El Gobierno está actuando, está aplicando el 155, poniendo moderación y tranquilidad en Cataluña, y gobernando en la Generalitat y las pataletas de niño pequeño hay que superarlas --ha replicado el coordinador general del PP, Fernando Martínez Maillo,a Rivera--. Las cosas hay que solventarlas con un nivel".

Asimismo el portavoz del Grupo Popular, Rafael Hernando, se ha mostrado "perplejo" con la actitud de Rivera, a quien ha pedido que no tenga "reacciones infantiloides".

Cs pide recurrir el voto delegado

Este cruce de avisos y advertencias llega tras la sesión de control al Gobierno, debate en el que Rivera ha pedido al presidente del  Gobierno, Mariano Rajoy, que recurra el voto delegado de los diputados que permanecen huidos de España. Y se lo ha pedido al tiempo que ha recordado que Ciudadanos apoyó su investidura y los Presupuestos Generales del Estado.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha pedido este miércoles al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que recurra el voto delegado del expresidente catalán Carles Puigdemont y del exconseller Toni Comin. Ha sido durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso. Sin embargo, Rajoy ha respondido que su Ejecutivo no tiene "legitimidad" para hacerlo, pues así "lo dijeron los servicios jurídicos del Estado". Rivera ha amenazado con no seguir apoyando al Gobierno si no "se vigila de cerca a los separatistas". Al respecto, Rajoy le ha reprochado que no "se comporte con lealtad" con el Ejecutivo en asuntos de Estado como el tema catalán y le ha advertido de que "esto no le da votos".

El jefe del Ejecutivo ha respondido que no lo ha hecho porque los servicios jurídicos del Estado lo desaconsejan, pues el Gobierno no tiene "legitimidad" para hacerlo y porque, ha recordado, "hay precedentes en el Tribunal Constitucional" que aconsejan no recurrir.

Además, Rajoy ha tildado de "aprovechategui" al presidente de la formación naranja por tratar de buscar rédito electoral con el tema catalán y le ha reprochado que no actúe con "la misma lealtad con la que se está comportando el PSOE" en asuntos de Estado.

"Yo no puedo actuar de manera caprichosa", ha explicado Rajoy, que considera que no es "sospechoso de nada" en este sentido, ya que su Gobierno impulsó la activación del artículo 155 de la Carta Magna, aplicándolo "con prudencia y mesura y a la vez con firmeza", y además ha presentado 25 recursos ante el alto tribunal frente al proceso independentista.

El presidente de Cs también ha arremetido contra el Ejecutivo tras las últimas informaciones de la Fiscalía que ha certificado que el expresidente catalán Artur Mas financió con dinero público, procedente en parte del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), la consulta del 9-N.

A su juicio, esto es "una tomadura de pelo", y ha advertido de que solo le seguirá apoyando si "vigila a los separatistas". "Le hemos apoyado hasta ahora, pero solo le apoyaremos si ustedes vigilan de cerca lo que hacen los separatistas en Cataluña. Si no, no podrá contar con nuestro apoyo", ha avisado.

PSOE censura la actitud de Rivera

El cruce de reproches no se ha quedado solo entre Ciudadanos y PP. También la portavoz del PSOE en el Congreso, Margarita Robles, ha acusado al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, de carecer de sentido de Estado por utilizar políticamente asuntos como Cataluña o la lucha contra el terrorismo y de actuar solo buscando titulares.

Los socialistas, según ha explicado su portavoz parlamentaria, son muy críticos con el Gobierno en muchas materias, como las relativos al ámbito social, de igualdad o pensiones. Pero ha precisado que el PSOE es un partido de Estado y en cuestiones como la lucha contra el terrorismo o la defensa de la unidad de España, ha apoyado siempre al Ejecutivo.

"Lamentablemente, el señor Rivera únicamente piensa en el titular, en la frase bonita", le ha afeado Robles.

Podemos considera que es una "disputa para la galería"

Por su parte, el secretario General de Podemos, Pablo Iglesias, ha considerado que la bronca entre Rivera y Rajoy no va a tener ninguna consecuencia porque es una "disputa para la galería".

"Rivera puede decir 'me enfado y no respiro' pero ya sabemos lo que pasa cuando dice que se enfada mucho, que se traduce en absolutamente nada", ha señalado en declaraciones a laSexta recogidas por Europa Press.

Para Iglesias, está claro que Ciudadanos "está sosteniendo al PP" y que "los corruptos gobiernan" con el apoyo de la formación de Albert Rivera y considera por tanto que "estas disputas para la galería son poco creíbles".

Noticias

anterior siguiente