Enlaces accesibilidad

Riesgo de guerra comercial

La Unión Europea lleva a EE.UU. ante la OMC por sus aranceles sobre el acero y el aluminio

  • Washington declaró exentas las importaciones de la UE hasta el próximo día 1
  • El bloque comunitario ha pedido un período de consultas para solucionar el litigio

Por
Rollos de acero laminado en la planta de la acerera alemana Salzgitter AG en el länder de Baja Sajonia
Washington decidirá el próximo día 1 si mantiene la exención de esas tarifas adicionales para las exportaciones procedentes de la Unión Europea. REUTERS/Fabian Bimmer

La Unión Europea ha acudido a la Organización Mundial del Comercio (OMC) para denunciar a EE.UU. por los aranceles impuestos a las importaciones de productos de acero y aluminio, pese a que el bloque está eximido de esta medida hasta, al menos, el próximo 1 de mayo, cuando decidirá si prolonga la excepción temporal. El pasado 10 de abril, y por la misma razón, Pekín también llevó a Washington ante el mismo organismo.

En un documento remitido este lunes al Comité de Salvaguardias de la OMC, la delegación de la UE ante este organismo multilateral pide consultas con EE.UU. "cuanto antes" para debatir sobre esos aranceles adicionales. Los Veintiocho entienden que, aunque Washington argumenta con la seguridad nacional esas tarifas del 10% y 25% a las importaciones de aluminio y acero, en realidad se trata de medidas de salvaguardia de su producción interna.

Estas consultas proporcionan a ambas partes la oportunidad de discutir durante 30 días el asunto en litigio para tratar de hallar una solución mutuamente satisfactoria.

Si las consultas no prosperan en ese plazo, la UE puede notificar a la Organización Mundial del Comercio la suspensión por su parte de las concesiones a EE.UU., pero normalmente los países esperan hasta que la OMC determine que las medidas de salvaguardia son ilegales o hasta que hayan pasado tres años bajo el Acuerdo de Salvaguardias.

Los 28 tienen "un interés sustancial" en este caso

Además, los Veintiocho advierten de que Washington no ha comunicado al comité correspondiente de la OMC la decisión de adoptar este tipo de medidas.

En el documento que ha remitido, la UE destaca que es un importante exportador de los productos afectados y que, además, tiene "un interés sustancial" en este caso.

Por tanto "pide consultas con EE.UU." para "intercambiar puntos de vista y buscar aclaraciones con respecto a las medidas propuestas, así como llegar a un entendimiento sobre las formas para alcanzar los objetivos fijados en el artículo 8.1 del Acuerdo de Salvaguardias de la OMC".

Ese artículo establece que todo país miembro que se proponga aplicar o trate de prorrogar una medida de salvaguardia debe mantener "un nivel de concesiones y otras obligaciones sustancialmente equivalente" entre ese Estado y los miembros exportadores que se ven afectados, según establece el Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT) de 1994.

También señala que "los miembros interesados podrán acordar cualquier medio adecuado de compensación comercial de los efectos desfavorables de la medida sobre su comercio".

Noticias

anterior siguiente