Enlaces accesibilidad

Camps atribuye las acusaciones de Costa contra él sobre financiación irregular a una "estrategia de defensa"

  • Insiste en que Costa estuvo "nueve años diciendo lo contrario"
  • Costa le acusó de encargar financiar con dinero negro campañas electorales
  • Dice que nunca cometió ninguna irregularidad ni se ha enriquecido
  • Comparece en la comisión de investigación sobre la financiación del PP

Por
Camps insiste en que el PP no se ha financiado de forma ilegal

El expresidente de la Generalitat valenciana Francisco Camps ha atribuido este martes las acusaciones del ex secretario general del PP de Valencia Ricardo Costa contra él a una "estrategia de defensa", al tiempo que ha insistido en que las cuentas del PP, tanto nacional como regional, siempre han sido "legales, ajustadas a derecho y revisadas por el Tribunal de Cuentas".

Así lo ha asegurado en la comisión de investigación por la supuesta financiación ilegal del PP en el Congreso de los Diputados en la que comparece después de que Costa le acusara en el juicio de la rama valenciana de Gürtel de encargar financiar con dinero negro procedente de empresarios las campañas electorales de 2007 y 2008.

Camps ha subrayado que tanto Costa, como los empresarios que han colaborado con la Fiscalía, estuvieron "nueve años diciendo lo contrario". "Ricardo Costa ha variado lo que siempre había dicho a todo el mundo. Cambió su versión ante el tribunal después de nueve años diciendo otra cosa", ha señalado.

En este sentido, ha recordado que también todo el entorno de Costa siempre ha dicho lo contrario a lo que hace poco más de un mes confesó el ex secretario general del PP valenciano.

Las cuentas del PP

El expresidente valenciano ha defendido la legalidad de las cuentas de su partido tanto en la Comunidad Valenciana como a nivel nacional. Así, ha recordado que "la gerencia del partido dijo en sede judicial que las cuentas eran legales por el procedimiento que corresponde".

En varias ocasiones a preguntas de diferentes diputados, Camps ha repetido desconocer exactamente las cuentas del PP valenciano porque no era su cometido ocuparse de ellas.

"No sé cómo se financiaba el PP", ha reiterado, al tiempo que ha negado haber hablado "jamás" con ningún empresario sobre adjudicaciones. Y ha alegado que "quien se ocupa de presupuestos públicos, no tiene por qué saber ni preguntar cómo funciona su partido".

Sobre si firmó las cuentas del PP, ha explicado que que pasaban por varios órganos hasta ser aprobadas. "Las cuentas las aprobaba la Junta Directiva, la Sindicatura de Cuentas y el Tribunal de Cuentas. Era una dación de cuentas. Yo confío plenamente en la gente que tenía alrededor y por eso, las aprobaba", ha afirmado.

También ha negado desconocer cuánto costaban los actos de partidos o cómo se financiaban. E incluso ha negado haber hablado en la vida con el extesorero Luis Bárcenas, así como ha rechazado que Álvaro Pérez 'El Bigotes' sea su "amiguito del alma" y que llegara a Valencia de "su mano".

Sobre si había instrucciones desde Génova a Costa sobre las campañas electorales y su financiación, el expresidente valenciano ha negado tal punto y ha explicado que desde la dirección nacional únicamente se daban instrucciones sobre "el lema de la campaña, la identidad corporativa, los colores, el programa electoral..., para tener el mismo mensaje tanto en Barcelona, como en Canarias".

Camps niega haber cometido irregularidades y haberse enriquecido

Además, Camps ha rechazado que Costa hubiera advertido a Bárcenas de "algún tipo de irregularidad en Valencia", pues cree que si así hubiera sido, lo que tendría que haber hecho es "hablar con el presidente del partido" que era su interlocutor. "Nadie me llamó para decirme que estaba pasando algo fuera de lo normal y de lo legal. Si me lo hubieran dicho, habría ordenado el cese de inmediato", ha advertido.

Y ha asegurado que ni él, ni ningún miembro de su partido "se ha enriquecido" durante su mandato al frente de la Generalitat Valenciana. De hecho, ha señalado que cuando llegó al cargo tenía un piso con su mujer, y que es lo único que sigue teniendo en la actualidad.

"Tengo la tranquilidad absoluta de no haber cometido ninguna irregularidad, ni de haber permitido ninguna irregularidad en el tiempo en el que he estado al frente del partido y de la Generalitat Valenciana", ha dicho en su último turno de palabra.

Su militancia en el PP

En cuanto a su militancia en el PP, ha negado que nadie le haya pedido que dejara el partido y ha asegurado que pertenece al PP "con carné o sin carné", aunque no ha aclarado cuál es su verdadera situación a pesar de que varios diputados le han preguntado si sigue estando en las filas 'populares'.

"Para mí, estoy en el PP. De hecho, estoy antes que las siglas del PP. El hecho de tener o no carné es una cuestión menor. Siempre defenderé estas siglas y este proyecto político", ha apuntado.

También ha negado temer que nadie de su partido le vaya a pedir el carné de militante por las tres causas en las que está imputado, pues es una persona "honrada" y ha asegurado que se siente arropado por sus compañeros de formación. "Yo siento el cariño de mi partidoNoto el cariño del presidente (Mariano Rajoy), de la secretaria general (María Dolores de Cospedal) y de la Ejecutiva", ha añadido.

Sobre si ha fallado al presidente del Gobierno y del PP, Camps ha asegurado que "no ha fallado" a nadie, ni a los valencianos, que son a los que "no tenía que fallar" cuando era presidente de la Generalitat.

El diputado socialista Artemi Rallo le ha preguntado también cómo se siente siendo tratado por su partido como un "apestado" y una "manzana podrida", algo que ha nejado tajantemente Camps, al tiempo que le ha criticado su "impertinencia" por llamarle así.

Tensión por "los trajes" y los "países valencianos"

Durante la comparecencia, ha habido varios momentos muy tensos. El primero se ha producido en relación al conocido caso de los trajes. Camps ha afirmado que no tiene "ningún cargo de conciencia" al respecto e incluso ha reprochado al PSOE que no le haya pedido perdón, ya que los socialistas recurrieron la condena al Supremo, y el alto tribunal volvió a ratificar la absolución.

"Preferí dimitir por dignidad y para que no utilizasen eso contra Mariano Rajoy. Me fui al banquillo, y con un jurado popular, salí absuelto. Luego el señor Puig decidió recurrir la decisión al Supremo. Y el Supremo ratificó esa absolución. Nadie hace lo que yo hice (...). Aún espero que me pidan disculpas", ha espetado tanto al diputado socialista como poco después al de Compromís Joan Baldoví.

Otro de los momentos más tensos en la comparecencia ha sido durante el turno de preguntas de la diputada de ERC Ester Capella, con la que se ha enzarzado Camps después de que la republicana preguntara continuamente por el PP del "país valencià". Camps ha pedido insistentemente que no se refiriera a la Comunitat Valenciana de esa manera porque era un "insulto" para los valencianos.

"No puedo soportar este insulto, no existe el país valenciano, existe la Comunidad Valenciana", ha replicado a la diputada de ERC incluso cuando el presidente de la comisión, el diputado de Nueva Canaria Pedro Quevedo, le ha pedido que no estaban en la comisión para debatir sobre ese asunto. Así, ha recordado a Camps que esa denominación forma parte del "ideario de ERC" y que por eso, había que aceptar el derecho de Capella a expresarse de esa manera.

La comisión de investigación

Antes de Camps, ya han pasado por esta comisión del Congreso el presunto cabecilla de la trama, Francisco Correa, y Álvaro Pérez, El Bigotes, entre otros.

Está previsto que comparezcan en el Congreso el próximo 13 de marzo el exdirigente del PP de Madrid Francisco Granados y su presunto socio en la trama Púnica y también imputado, David Marjaliza, y el 20 de marzo, será el turno de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, mientras que sus predecesores, Ignacio González y Esperanza Aguirre, lo harán el 10 de abril.

Noticias

anterior siguiente