Enlaces accesibilidad

El juez belga decidirá sobre la euroorden de Puigdemont y los exconsellers el 14 de diciembre

  • Los exmiembros del Govern han comparecido durante tres horas ante el juez
  • Esta cita es la continuación de una primera vista el pasado 17 de noviembre
  • Su defensa cree que el traspaso de la causa al Supremo puede aguar la euroorden

Por
El juez belga aplaza hasta el 14 de diciembre su decisión sobre la extradición de Puigdemont

El juez del Tribunal de Primera Instancia de Bruselas decidirá el próximo 14 de diciembre sobre la euroorden de entrega a las autoridades españolas del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y de los cuatro exconsellers que le acompañan en la capital belga -Clara Ponsatí, Lluis Puig, Meritxell Serret y Toni Comín-, según han informado los abogados de los exmiembros del Govern.

Tanto Puigdemont como los cuatro exconsellers han comparecido a puerta cerrada durante algo más de tres horas ante el juez, horas antes de que este lunes a medianoche arranque formalmente la campaña electoral en Cataluña.

En la segunda comparecencia, la Fiscalía ha reiterado su petición de hacer efectiva la euroorden, mientras que las defensas han vuelto a señalar sus argumentos contra la entrega. "Las defensas hemos reiterado los argumentos conforme entendemos que la entrega no debe producirse porque los hechos motivo de juicio no son delictivos en Bélgica", señaló el abogado de Puigdemont Jaume Alonso-Cuevillas.

El abogado flamenco experto en Derechos Humanos Paul Bekaert ha afirmado igualmente que reiteraron su razonamiento de que "si fueran entregados a España, allí el juicio podría hacerse con vulneración de garantías jurídicas y de derechos previstos en los tratados internacionales".

Según Alonso-Cuevillas, se ha producido en la vista "un extenso debate", al que se suma la prolija documentación ya entregada por las partes y que "ahora será estudiada detenidamente antes de que se comunique la decisión".

"El día 14 habrá sorpresas"

Además, la defensa del expresidente de la Generalitat cree que el próximo 14 de diciembre "habrá sorpresas", porque el traspaso de la causa al Tribunal Supremo puede, en su opinión, aguar la euroorden que pesa contra él.

La defensa cree que el juez frenará la entrega a España de Puigdemont tras valorar defectos jurídicos en la causa que se evidencian, según fuentes del equipo jurídico, en el mismo traslado del caso de la Audiencia Nacional al Tribunal Supremo.

Los abogados de Puigdemont y los otros cuatro exconsejeros, un total de 19 letrados, están esperanzados en demostrar que la euroorden fue emitida con "precipitación" por una magistrada, Carmen Lamela, que ni tenía competencia para ello ni tampoco atendió a requisitos mínimos para su formulación "como estudiar mínimamente la causa", señalaron esas mismas fuentes.

Una vista de unas tres horas

La vista ha empezado puntualmente a las 9.00 horas, como estaba previsto, en el edificio de la Fiscalía, enfrente del Palacio de Justicia, donde tuvo lugar la anterior comparecencia de los exmiembros del Govern, y se ha prolongado hasta pasadas las 12.00 horas.

Puigdemont y los cuatro exconsejeros que se encuentran también en Bélgica llegaron con más de media hora de adelanto a la cita, según fuentes policiales. La Policía belga puso en marcha un importante dispositivo de seguridad que impidió ver a los cinco políticos catalanes llegar a la sede del tribunal.

La cita de este lunes ha sido la segunda vista de los exmiembros del Govern ante el juez que lleva el caso, después de una primera audiencia el pasado 17 de noviembre.

Entonces no intervinieron las defensas de los reclamados por España, sino que el juez neerlandés -idioma escogido por los acusados para el proceso- optó por aplazar la audiencia tres semanas, para dar tiempo a preparar las argumentaciones. Entonces, el Ministerio Público belga avaló ejecutar las cinco órdenes europeas de detención y entrega (OEDE) por todos los delitos que se les imputa, salvo el de prevaricación.

La decisión podrá ser recurrida

Con todo, la decisión de la Cámara del Consejo de Bruselas (tribunal de primera instancia) es apelable en el plazo de 24 horas por cualquiera de las partes, en cuyo caso el recurso pasaría al Tribunal de Apelación, primero, y a la Corte de Casación, después.

Fuentes cercanas a Puigdemont reiteraron su deseo de agotar todas las instancias y negaron que el expresidente quiera viajar ilegalmente a España para forzar su detención "y hacerse el mártir".

La vista de este lunes se ha producido el mismo día que el Tribunal Supremo ha anunciado que mantiene en prisión a el exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras, al exconseller de Interior Joaquim Forn y a los líderes de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart.

La comparecencia de este lunes se produce solo horas antes de que dé inicio oficialmente la campaña electoral en Cataluña. El propio Puigdemont participará por videoconferencia en el acto de inicio de campaña de la candidatura que encabeza, "Junts per Catalunya".

Aunque aún no se han cerrado los detalles de la campaña, está previsto que Puigdemont participe en la manifestación del próximo jueves en Bruselas organizada por ANC y Òmium Cultural, dijeron fuentes del entorno del expresidente.

Puigdemont, Ponsatí, Comín, Puig y Serret llegaron a Bélgica el pasado 30 de octubre y llevan en libertad vigilada desde el 6 de noviembre, con una euroorden pendiente de la Audiencia Nacional por delitos de sedición, rebelión, desorden público, prevaricación y malversación.

El juez de instrucción les permite permanecer fuera de prisión mientras se dirime si Bélgica ejecuta las euroórdenes, pero les restringió el movimiento al territorio nacional y les pidió que comuniquen su dirección física.

 

Noticias

anterior siguiente