Enlaces accesibilidad

La Fiscalía belga pide la entrega de Puigdemont a España y el juez le cita de nuevo el 4 de diciembre

  • Este viernes ha sido la primera vista con Puigdemont y los cuatro exconsellers
  • Los cinco podrán presentar sus alegaciones en la nueva vista
  • La Fiscalía no ve prevaricación pero sí coalición de funcionarios y malversación

Por
La Fiscalía belga, favorable a la entrega de Puigdemont y los exconsejeros a España

La Fiscalía de Bélgica ha pedido que se ejecuten las órdenes europeas de detención y entrega a España del expresidente de Cataluña Carles Puigdemont y los cuatro exconsellers que le acompañan en Bruselas durante la vista celebrada este viernes ante la Cámara del Consejo, el tribunal de primera instancia que debe tomar la decisión, según han explicado a los medios dos de sus abogados, Paul Bekaert y Christophe Marchand.

Portavoces del Ministerio Público no han querido confirmar este extremo en una rueda de prensa posterior y se han limitado a informar de que el juez belga que examina el caso ha citado nuevamente a los investigados el 4 de diciembre para que hagan sus alegaciones. A partir de ese momento se espera una decisión entre ocho y diez días después, según se ha apuntado desde el entorno del expresidente.

El pasado 3 de noviembre, la Audiencia Nacional dictó cinco euroórdenes contra los exmiembros del Govern -Carles Puigdemont, Antoni Comín, Clara Ponsatí, Lluís Puig y Meritxell Serret- por los delitos de rebelión, sedición, malversación, desobediencia y prevaricación por la organización del referémdum ilegal del 1-O y la declaración unilateral de independencia del pasado 27 de octubre. Los cinco se encuentran en régimen de libertad vigilada desde el pasado 5 de noviembre después de que se entregaran a las autoridades belgas tras la decisión de la Audiencia.

El Ministerio Público belga, que ha revelado su estrategia en la vista de este viernes a puerta cerrada a la que los antiguos miembros del Gobierno catalán fueron citados a declarar, ha pedido la ejecución de las órdenes de entrega a España pero no por el cargo de prevaricación.

"La Fiscalía ha pedido la ejecución de la orden europea salvo para un hecho, que es el de prevaricación tal y como se recoge en el mandato de detención español", ha informado el abogado Christophe Marchand, al término de la vista.

El resto de delitos por los que España reclama a los cinco exmiembros del Govern encajan en el ordenamiento jurídico belga en las descripciones penales de "coalición de funcionarios" y "malversación por parte de funcionarios", de acuerdo a la información facilitada por la defensa de los requeridos.

Tampoco contemplaría la Fiscalía de Bruselas que exista "corrupción", según ha indicado a la prensa el abogado de Puigdemont Jaume Alonso Cuevillas, en referencia a uno de los 32 delitos que recoge la euroorden como causa de entrega automática y que la juez Lamela marcó al emitir el mandato a Bélgica, informa Europa Press.

La Fiscalía no emitirá comunicación hasta después del 4 de diciembre

En la nota, el Ministerio Público ha indicado que no emitirá ninguna comunicación hasta después de esa audiencia del 4 de diciembre, teniendo en cuenta que la ley prevé que tenga lugar a puerta cerrada y para no interferir en el "desarrollo sereno de los debates" ni "hipotecar de ninguna forma el procedimiento pendiente".

"La Fiscalía no dará ninguna explicación, ni comentario, sobre el punto de vista de las partes o del desarrollo concreto de la audiencia", ha apuntado. "No vamos a comentar ni nuestra posición ni lo que han dicho los abogados", ha enfatizado una portavoz del Ministerio público.

Los abogados de los acusados podrán responder por escrito antes de la cita del 4 de diciembre, según la cadena pública RTBF. La decisión final que adopte la Cámara del Consejo de Bruselas (tribunal de primera instancia) podrá ser recurrida por los acusados.

La extradición de Puigdemont y los cuatro exconsejeros podría demorarse hasta tres meses

La vista de este viernes ha levantado una gran expectación mediática con una importante presencia de medios internacionales en el Palacio de Justicia de Bruselas, donde se encuentra la Cámara del Consejo. La audiencia se ha celebrado a puerta cerrada y en neerlandés, el idioma elegido por los exmiembros del Govern, con un intérprete y ha sido "serena", según Marchand. En ningún momento se ha podido ver a Puigdemont y los cuatro exconsellers porque han entrado en coche.

Este mismo jueves el Ministerio Público belga pidió a la jueza de la Audiencia Nacional que reclama a los acusados, Carmen Lamela, información sobre el sistema penitenciario y judicial español. Instituciones Penitenciarias envió un documento de 15 páginas con fotografías de las celdas y respuestas detalladas a las 14 preguntas de la Fiscalía belga.

Los abogados de Puigdemont y los exconsejeros tienen previsto alegar que que se les acusa por sus opiniones y acciones políticas, no por hechos que tengan una base penal. Una vez que se produzca la decisión en primera instancia, el juez se la entregará en mano a los interesados, que tendrán que firmarlas, y a partir de ahí, Puigdemont y los exconsejeros tendrán 24 horas para recurrir, si así lo estiman oportuno.

El caso pasaría entonces a la Corte de Apelación. Quedaría aún una última instancia, el Tribunal de Casación (equivalente al Tribunal Supremo español), que puede pronunciase sobre la forma pero no sobre el fondo del proceso.

Rajoy confía en la justicia belga y asegura que acatará su decisión

Por su parte, el presidente del Gobierno ha mostrado este viernes su confianza en la justicia de Bélgica y ha asegurado que acatará su decisión sobre la orden de detención y entrega (OEDE) remitida por las autoridades españolas.

"Confío en el poder judicial y, sobre todo, lo respeto y acato sus decisiones. Esto es uno de los valores básicos y de los principios fundamentales de la UE, que es el respeto a la ley y al Estado de derecho y la división de poderes", ha afirmado a los medios después de participar en la Cumbre Social de Gotemburgo (Suecia).

Noticias

anterior siguiente
-->