Enlaces accesibilidad
Elecciones catalanas 2017

ERC invita a los 'comunes' a construir juntos la "república social" en Cataluña

  • CatComú: "No pactaremos con los de Puigdemont ni con la candidata de Aznar"
  • El PSC les pide que apoyen a Iceta volviendo a una "lógica de izquierdas"
  • 'El Debate de La 1' acoge el primer debate entre los candidatos al 21-D
  • Las acusaciones por el 155 y el bloqueo en torno al procès centran el discurso

Por
Minuto final del 'Debate de La 1' entre los candidatos a las elecciones catalanas

Entre las muchas preguntas abiertas ante las elecciones catalanas del 21-D, destaca la de los pactos necesarios para hacer viable la gobernabilidad en una Cataluña ahora intervenida por la aplicación del artículo 155 de la Constitución. El señalado por las encuestas como primera opción en intención de voto, ERC, ha invitado a Catalunya en Comú-Podem a junto a ellos "la república social", y no sumarse al que ambos han coincidido en llamar "el bloque del 155", esto es, Ciutadans, PSC y PPC.

Hasta ahora, a cinco días de que se inicie la campaña electoral, Esquerra ha sugerido una suerte de gobierno de concentración entre independentistas y 'comunes', al tiempo que descarta en principio un tripartito de izquierdas. En ambas fórmulas, por acción u omisión, está implicado el partido que lidera Xavi Domènech, y en el primer debate entre los candidatos de los siete partidos representados en el Parlament, que se ha celebrado este miércoles por la noche en El Debate de La 1, se ha hecho esta oferta directa a la coalición que conforman la antigua CSQP y Podem Catalunya.

Ha sido Roger Torrent (ERC) quien ha lanzado este guante a Marta Ribas, candidata representante de los 'comunes' en este debate en el que también han participado Francesc de Dalmases (Junts per Catalunya), Lorena Roldán (Ciutadans), Eva Granados (PSC), Andrea Levy (PP) y Natàlia Sànchez (CUP).

A los 'comunes': "¿Dónde están ustedes?"

A la hora de hacer explícito con quién gobernarían y con quién no, parte central de un debate en el que también se ha trado la crisis institucional derivada del proceso independentista y las propuestas políticas de los partidos, los 'comunes' se han convertido en el centro de atención, ya que el PSC también les ha inquirido dónde se encuentran y desde Junts per Catalunya les han tildado de "equidistantes":

"Ahora no sé muy bien dónde están ustedes, después de romper el gobierno de Barcelona, que estaba en una lógica de izquierdas", ha espetado la socialista Eva Granados, número dos en la lista que encabeza Miquel Iceta, y les ha demandado también que se pronuncien sobre si apoyarían la investidura de este. "Estamos ahí y ustedes tendrán que decidir si quieren hacer presidente a Miquel Iceta o a un independentista".

"Estamos donde estábamos, defendiendo un Estado plurinacional con un referéndum pactado para los catalanes", ha argumentado Marta Ribas como respuesta, insistiendo en la propuesta de Catalunya en Comú de "acuerdos amplios" para conseguir el desbloqueo político y en desechar cualquier acuerdo con Junts per Catalunya o con el PP a causa de la corrupción.

"No pactamos con corruptos, con los del 3% y los de la Gürtel, ni pactaremos con los de Puigdemont ni con la candidata de Aznar, Inés Arrimadas", ha dicho, reivindicando un "pacto de izquierdas y de progreso".

Aunque socialistas y 'comunes' han coincidido en tratar de recuperar la agenda social en medio del debate independentista, los primeros no han dado por buena la salida del referéndum catalán y no se han encontrado por su discrepancia sobre la salida al proceso independentista. 

Llamamientos al PSC de Ciutadans y PP

Ante esto, tanto la representante de Cs, Lorena Roldán, como la del PP, Andrea Levy, han querido involucrar a los socialistas en un futuro pacto conjunto. "Si el 21 de diciembre sumamos un escaño más los constitucionalistas, los catalanes no nos van a perdonar que no lleguemos a un acuerdo", ha dicho Roldán, subrayando a los socialistas que "no es momento de vetos, de sectarismos y de poner palos en las ruedas" por la resistencia del PSOE de contribuir a la investidura de un candidato de "las derechas".

Lo mismo ha hecho Levy, en nombre del PP, en su apelación a los socialistas catalanes: "Si queréis repetir tripartitos nacionalistas como cuando gobernasteis con ERC y políticas identitarias, estaréis en la parte del problema y no de la solución", ha señalado. En este capítulo, Ciudadanos ha asegurado que apoyará "la lista constitucionalista más votada" y Andrea Levy ha defendido un "acuerdo en el que esté el Partido Socialista y Cs".

Más clara ha quedado la postura en este sentido entre los partidos independentistas. "Todos los partidos que se quieran sumar al proceso de construcción de la república social en Cataluña serán bienvenidos", ha afirmado el candidato Roger Torrent. El representante de la nueva marca del PDeCAT, por su parte, defendía que con Puigdemont ya tienen "un presidente, el que la sociedad catalana eligió a través de su Parlamento, y al que hay que restituir".

Reproches mutuos por el 155

Los antaño socios en la lista unitaria de Junts pel Sí han compartido parte del discurso y unos cuantos calificativos, como sus evocaciones al "franquismo", los "presos políticos" tras el 1-O y el "presidente en el exilio", en referencia a Carles Puigdemont, pero no han intercambiado mensajes cómplices y sus intervenciones han discurrido en paralelo.

Por su parte, la CUP ha remarcado que su principal objetivo sigue siendo "materializar la república del 1-O, el deseo de la población que votó y defendió las urnas", para "no tener al partido más corrupto de Europa gobernando a las instituciones catalanas", en referencia al PP.

En los frentes conocidos de defensores y detractores de la independencia, unos y otros se han acusado de ser responsables de la aplicación del artículo 155 en Cataluña. Así, entre reproches mutuos a los exsocios de ERC y PDeCAT de "haber mentido a los catalanes y haberse engañado" entre ellos, Torrent ha replicado afirmando que PP, Cs y PSC quieren "arrasar con Cataluña" y criticando la "equidistancia" de Catalunya en Comú cuando su candidata le exigía que dijera con claridad si rechazaba la vía unilateral para reivindicar la independencia.

Así las cosas, la parte del debate dedicada a las propuestas ha quedado más desdibujada, con diferentes medidas en torno a las políticas fiscales, la recuperación económica, el empleo "de calidad", las pensiones o la igualdad, aunque todo volvía a girar en torno al "monotema" de la independencia -término asumido por los propios candidatos- cuando De Dalmases abogaba por un "cambio del sistema político" o la CUP abogaba por instituciones como una "banca pública catalana para sostener la soberanía económica" de Cataluña.

Noticias

anterior siguiente