Enlaces accesibilidad
Cataluña | Artículo 155

El Senado seguirá con el debate del 155 aunque se convoquen elecciones y apunta al Gobierno para pararlo

  • Así lo ha asegurado el vicepresidente de la Cámara Alta, Pedro Sanz
  • Afirma que es el Gobierno el que decidirá "cuándo y cómo" se aplica

Por
El Senado seguirá con el debate del 155 aunque se convoquen elecciones porque solo el Gobierno puede pararlo

Ni la convocatoria de elecciones, ni la vuelta a la "normalidad" en Cataluña podría frenar la aplicación del artículo 155 de la Constitución. De hecho, el Senado seguirá con el debate de las medidas de dicho artículo, salvo que "alguien" retire el acuerdo del Consejo de Ministros extraordinario del pasado sábado.

En una entrevista en Los Desayunos de TVE, el vicepresidente del Senado, Pedro Sanz, lo ha dejado claro y ha devuelto la pelota al Gobierno, pues ha explicado que en última instancia es el Ejecutivo el que puede decidir "cuándo" y "cómo" se aplica finalmente.

"Aunque se produzcan acontecimientos colaterales, como que se convocan elecciones y vuelven a la normalidad, el Senado seguirá el debate del 155 hasta que alguien no retire ese acuerdo del Consejo de Ministros", ha advertido Sanz.

Además, el vicepresidente de la Cámara Alta ha subrayado que a pesar de que el Pleno del viernes apruebe finalmente las medidas del 155, no significa que se vaya a aplicar "automáticamente al día siguiente".

Sin noticias de Puigdemont

Preguntado sobre si finalmente el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, va a comparecer en el Senado el jueves o el viernes, Sanz ha señalado que todavía no han recibido respuesta del Govern a la invitación que le realizaron y ha lamentado que la Generalitat quiera establecer la agenda de la Cámara Alta.

"Estaríamos gustosos de recibir al presidente de la Generalitat, al igual que a cualquier presidente de otra comunidad. Eso es un signo de normalidad institucional y un mensaje de que acepta el debate democrático", ha subrayado.

Sobre cómo será el Pleno del viernes, Sanz ha explicado cómo se desarollará: primero se presentará el dictamen de la comisión, luego dos turnos de 40 minutos -uno a favor y otro en contra del dictamen-, debate de enmiendas, y finalmente un turno de 40 minutos para cada portavoz de cada grupo parlamentario, con un tiempo extra de 20 minutos para Unidos Podemos porque ha solicitado intervenir.

El Gobierno, ya sea el presidente o alguno de sus ministros -todavía no está fijado quién será-, tiene tiempo ilimitado para hablar durante el Pleno, así como también podrá intervenir cuando considere oportuno.

Noticias

anterior siguiente