Enlaces accesibilidad

Puigdemont: "Si el Tribunal Constitucional me suspende de mis funciones, no lo aceptaré"

  • Dice que hará "como si nada" si el TC suspende la ley sobre la consulta del 1-O
  • Asegura que abrirán locales alternativos en los municipios que no colaboren
  • Insiste: si gana el 'sí' en 48 horas anunciará la transición hacia la independencia

Por
Puigdemont asegura que si el Tribunal Constitucional le inhabilita no piensa aceptar esa decisión

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha señalado que no aceptaría la hipotética decisión del Tribunal Constitucional de suspenderle de sus funciones porque sólo reconoce al Parlamento catalán para tal dictamen.

Ha afirmado que "hará como si nada" si la ley sobre la consulta independentista del 1-O es anulada por este tribunal y ha añadido: "Y si el Tribunal Constitucional me suspende de mis funciones (...) no aceptaré esa decisión. Solo el Parlamento catalán puede suspenderme".

Así lo ha dicho en una entrevista publicada este lunes por el diario francés Le Figaro en la que quiere dejar claro que el Govern no renunciará al referéndum incluso en el caso de que el Tribunal Constitucional lo anule.

"Nuestro compromiso con la población y con el Parlamento catalán es claro: debemos resolver nuestras reivindicaciones en las urnas. Ninguna suspensión, ninguna amenaza, podrá impedir que los catalanes decidan su futuro de forma democrática", ha insistido.

"Una inmensa mayoría de la población catalana quiere votar. Al suspenderme o echarme de mi despacho, Madrid no anulará esa voluntad. No existe un poder lo suficientemente fuerte como para cerrar el gran colegio electoral que será Cataluña el 1 de octubre", afirma.

Abrirá locales alternartivos en los municipios que no colaboren

Puigdemont ha garantizado que el Govern y los alcaldes mostrarán en esa eventual consulta "una neutralidad escrupulosa, sometida al control de observadores internacionales", y ha avanzado que el Ejecutivo catalán "no hará campaña en favor de la independencia".

"En los municipios que rechacen participar, abriremos colegios electorales en locales alternativos", ha añadido el president, que subrayó que "los expertos han establecido que el derecho a la autodeterminación, que ha sido usado en los territorios colonizados, pertenece hoy a los pueblos, y Cataluña, muy claramente, es un pueblo".

Puigdemont confía en movilizar a mucha gente, pero admite que, "evidentemente, una participación ridícula equivaldría a perder el referéndum".

De ganar el sí, añadió, "48 horas tras la proclamación de los resultados, lo que podría tardar una semana o unos diez días, explicaremos que Cataluña se transforma en un Estado independiente y que abrimos un periodo de transición hacia una independencia plena".

"Esa transición concluirá con la convocatoria de elecciones constituyentes, la redacción de una Constitución y su ratificación por referéndum. Cataluña comenzará a actuar como un Estado independiente, pero no lo será de derecho hasta que esa transición culmine", ha subrayado.

Noticias

anterior siguiente