Enlaces accesibilidad
Elecciones en Reino Unido 2017

Los nacionalistas se desploman en Escocia y pierden fuerza para convocar un nuevo referéndum de independencia

Por
Sturgeon: "El resultado ha sido desastroso para Theresa May"

El Partido Nacionalista Escocés (SNP) ha sufrido un gran retroceso en las elecciones británicas en favor del bipartidismo al perder 21 diputados y pasar de 56 a 35, lo que echa por tierra el resultado histórico que obtuvieron en 2015 y les aleja de su objetivo de convocar un segundo referéndum de independencia.

Estaba prácticamente asumido que el SNP no repetiría el hito de 2015, cuando logró 56 de los 59 escaños posibles, pero el batacazo de este jueves es destacable pese a que se mantengan como la primera fuerza en Escocia y la tercera en Reino Unido.

La ministra principal escocesa y líder del SNP, Nicola Sturgeon, ha mostrado su decepción por los resultados, pero ha destacado que son los segundos mejores de la historia del partido. La líder nacionalista ha añadido que Theresa May ha perdido credibilidad por su pérdida de la mayoría absoluta y le ha exigido que abandone sus planes de negociar un 'Brexit' duro.

Rechazo al plan independentista

La pérdida de apoyos de los nacionalistas, que han ido a parar a los tories, se interpreta como un rechazo implícito a la aspiración soberanista de la ministra principal por encima del muro de Adriano.

Sturgeon ha reconocido que su propuesta de impulsar un segundo referéndum ha influido en la pérdida de popularidad de su partido, por lo que "es importante hacer una pausa" para efectuar un análisis de estos resultados y escuchar "al electorado", pero matiza que la "cuestión constitucional" sobre la independencia no desaparecerá y tarde o temprano las partes deberán afrontar este asunto.

La caída de los independentistas ha llegado hasta tal punto que el ex ministro principal, Alex Salmond, ha perdido su escaño en Gordon y el portavoz nacionalista en Westminster, Angus Robertson, también ha sido derrotado en Moray.

"Estoy decepcionada por los escaños que hemos perdido esta noche pero el partido nacionalista escocés ha ganado", ha manifestado la líder del SNP, que precisa ha habido "otros factores" además del referéndum independentista que han influido en el resultado electoral.

Auge de los conservadores escoceses

Los escaños perdidos por Sturgeon han desembocado en gran parte en los tories escoceses, la "bestia negra" que se suponía erradicada en este territorio, asegura el corresponsal de RNE, Jordi Barcia. Los resultados han rebatido esta creencia al otorgar a los conservadores 12 escaños más. Hasta este jueves solo contaban con uno. 

La responsable del éxito conservador es su líder, la carismática Ruth Davidson, que ha opinado que los resultados son síntoma del rechazo de los ciudadanos a la celebración de una segunda consulta de autodeterminación y ha pedido a Sturgeon que la elimine de encima de la mesa.

El resto de asientos se reparten entre los laboristas, que suman seis más al único con el que contaban, y los liberaldemócratas (LD), que ascienden a cuatro (tenían uno solo).

Pérdida del pulso por el 'Brexit'

Con estos resultados, la ministra principal de Escocia pierde además el pulso que ha mantenido con May por el 'Brexit', la salida de Reino Unido de la Unión Europea y cuya negociación Bruselas duda si se producirá a tiempo.

La líder escocesa ha defendido que el resultado de May en Reino Unido ha sido "un desastre" para la premier británica porque "ella convocó estas elecciones de forma arrogante y para aplastar a la oposición y ella ha conseguido un resultado desastroso".

May, que convocó comicios anticipados con la intención de ampliar su ventaja parlamentaria y reforzar su liderazgo, ha terminado perdiendo la mayoría absoluta con la que contaba su partido.

Noticias

anterior siguiente