Enlaces accesibilidad
Caso Nóos

Libertad provisional sin fianza para Urdangarin que podrá seguir residiendo en Suiza

  • Tendrá que comparecer ante las autoridades judiciales suizas el 1 de cada mes
  • Deberá comunicar cualquier cambio de residencia o traslado fuera de la UE
  • En el caso de Diego Torres, también se decreta libertad provisional sin fianza
  • Se desestima la petición de la Fiscalía que solicitaba prisión eludible con fianza

Por
Urdangarín seguirá en libertad hasta que la sentencia por el Caso Nóos sea firme

La Audiencia de Palma ha acordado este jueves mantener en libertad provisional sin fianza a Iñaki Urdangarin, con la obligación de comparecer el día 1 de cada mes ante la autoridad judicial de su país de residencia, Suiza, y también de comunicar cualquier cambio de residencia o desplazamiento fuera de la UE, tras su condena a 6 años y 3 meses de cárcel por varios delitos de corrupción y fraude fiscal en el caso Nóos.

Según ha informado en un comunicado el Tribunal Superior de Justicia de Baleares, las magistradas del tribunal que ha enjuiciado el caso Nóos desestiman la petición de la Fiscalía Anticorrupción que había solicitado este mismo jueves cautelares prisión eludible con una fianza de 200.000 euros para Urdangarin en una vista de medidas.

De este modo, el marido de la infanta Cristina podrá seguir residiendo en Ginebra (Suiza), como hasta ahora, no así su ex socio en el Instituto Nóos, Diego Torres, que no podrá salir de España, según las medidas cautelares que han sido acordadas por la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Baleares.

Para Torres, el tribunal también decreta la libertad provisional sin fianza con la prohibición de salir del territorio nacional, la retirada del pasaporte, y comparecencias en el Juzgado más próximo a su domicilio el día 1 de cada mes. También deberá comunicar cualquier cambio de residencia, incluso temporal. La Fiscalía también había solicitado para él prisión eludible con una fianza de 100.000 euros.

Sin embargo, el tribunal ha advertido que si estas medidas son incumplidas, podrá adoptar otras "más gravosas" para la libertad personal de los acusados, incluida la de prisión provisional. Contra el auto cabe recurso de súplica en el plazo de tres días.

Por su "arraigo" y conducta

Según consta en el auto, la Audiencia de Palma ha optado por dejar en libertad provisional sin fianza a Urdangarin y Torres al tener en cuenta que tienen "arraigo suficiente" y que en ningún momento han tratado de eludir la acción de la Justicia.

A juicio de las magistradas, ambos acusados, especialmente Urdangarin, tienen arraigo suficiente (familiar, social y laboral) en territorio nacional. Sobre el marido de la infanta Cristina, el auto añade que "sus particulares circunstancias, sobradamente conocidas, nos eximen de su pormenorizado análisis".

La Audiencia estima que el arraigo y la conducta hasta ahora observada por los acusados permite estimar que "el incremento del riesgo de fuga" que puede suponer la sentencia que les condena puede ser "conjurado" con medidas cautelares "menos gravosas" que garanticen su sujeción al control del tribunal.

Consideran las magistradas que las acusaciones no han acreditado "circunstancia o marcador de riesgo" distinto al de la condena impuesta que, además, recuerdan, es el resultado de la suma del total de las penas. Para garantizar la ejecución de las medidas cautelares, la resolución judicial se debe comunicar a las autoridades de fronteras y policiales, así como a la autoridad judicial de Suiza.

La petición de la Fiscalía Anticorrupción

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Baleares había convocado para este jueves a las 10.30 horas una vista a puerta cerrada que ha comenzado de manera puntual y ha durado una media hora. La resolución del tribunal ha llegado tras dos horas de deliberaciones de las magistradas.

Durante la vista, el fiscal Anticorrupción Pedro Horrach había solicitado prisión eludible bajo fianza para los dos condenados porque consideraba que había un riesgo de fuga que no quedaba anulado por sus circunstancias personales, informaron fuentes fiscales.

Asimismo Horrach había tenido en cuenta las características del delito contra la administración pública, dado que había "indicios incriminatorios confirmados por la sentencia", así como también la gravedad de las penas: seis años y tres meses de prisión para Iñaki Urdangarin y ocho años y medio para Torres.

Por su parte, la Abogacía de la Comunidad Autónoma de Baleares se había adherido a la petición del fiscal; mientras que la del Estado había solicitado un embargo y retención de ingresos para Torres. Ahora se estudiarán y resolverán en resolución aparte dichas medidas para el ex socio de Urdangarin.

Durante la vistilla, las defensas de los dos acusados se opusieron a la adopción de medidas cautelares de naturaleza personal y real reclamadas por las acusaciones. Urdangarin y Torres únicamente hicieron uso de su turno para hacer suyas las palabras de sus abogados.

Gran expectación a las puertas de la Audiencia

La vista se ha desarollado en medio de una gran expectación. Más de medio centenar de periodistas, fotógrafos y cámaras han aguardado tras unas vallas de seguridad colocadas en el exterior de la Audiencia, custodiada por la Policía Nacional, que ha desplegado por el área a al menos una treintena de efectivos apoyados por perros.

El ex duque ha llegado a la Audiencia de Palma sobre las 10.15 horas con el semblante serio y con un traje de chaqueta y una mochila. Allí, algunas de las personas que se han concentrado en las cercanías le han increpado con abucheos y silbidos. Torres fue el primero en llegar a la Audiencia, casi una hora antes del inicio de la vista.

Diego Torres, exsocio de Iñaki Urdangarin, llega a la Audiencia de Palma

Diego Torres, exsocio de Iñaki Urdangarin, llega a la Audiencia de Palma donde se celebra la vista para decidir sobre la petición de medidas cautelares contra ambos. EFE Ballesteros

Tras conocerse las medidas cautelares, Urdangarin ha abandonado con cara de satisfacción la Audiencia de Palma hacia las 13.00 horas también entre gritos de "chorizo", "ladrón" y "devuelve el dinero" de un numeroso grupo de personas que se ha congregado a las puertas del tribunal. El marido de la infanta Cristina ha salido sin hacer ningún tipo de declaración y ha abandonado la zona en el turismo en el que había llegado.

Tras una valla, los concentrados, que han ido aumentando en número desde el inicio de la vistilla hasta el final, han sacado sus móviles para fotografiar a Urdangarin a la vez que proferían esos gritos. Muchos de los curiosos han expresado su indignación por la decisión del tribunal de mantenerle en libertad, de no imponerle la fianza que había solicitado el fiscal y por no tener que ingresar en prisión.

Aproximadamente una hora y media antes, ha sido el fiscal Pedro Horrach quien ha abandonado la Audiencia también entre gritos, esta vez de "vendido" y "vergüenza", sin que haya vuelto a entrar para escuchar el fallo del tribunal.

Noticias

anterior siguiente