Enlaces accesibilidad
Guerra en Siria

Casi un millón de sirios viven en zonas sitiadas, según la ONU

  • Esta táctica bélica ha experimentado un "aumento masivo" en los últimos meses
  • Hambre y ausencia de atención médica y humanitaria, las consecuencias
  • Unicef exige que se detengan los bombardeos a colegios y hospitales

Por
Un millón de sirios vivien sitiados por la guerra

Casi un millón de personas en Siria viven actualmente en áreas bajo sitio, el doble que hace seis meses, según ha alertado el jefe humanitario de Naciones Unidas, Stephen O'Brien. En una comparecencia ante el Consejo de Seguridad, O'Brien ha asegurado que en los últimos meses se ha visto un "aumento masivo" del uso de esta táctica, especialmente por parte del Gobierno sirio.

Según el último cálculo de la ONU, un total de 974.080 sirios viven actualmente en zonas asediadas, frente a los 486.700 de hace seis meses y los 393.700 de hace un año.

"Los civiles están siendo aislados, matados de hambre y bombardeados y se les niega atención médica y ayuda humanitaria para que se rindan o huyan", ha señalado O'Brien.

Esporádicos convoyes humanitarios

El responsable de la ONU lamenta que el Consejo de Seguridad no haya sido capaz de actuar para detener la situación y ha apuntado que, conscientes de ello, los responsables de los asedios únicamente ofrecen algunas "migajas" a la comunidad internacional, por ejemplo permitiendo esporádicamente la entrada de un convoy con ayuda.

"Los cerca de un millón de sirios que viven en lugares sitiados no pueden vivir de migajas", ha defendido O'Brien, que insistió en que esta "cruel forma de castigo colectivo" empeora "mes a mes".

También este lunes, el director regional de Unicef en Oriente Medio y Norte de Africa, Geert Cappelaere, ha pedido que se detengan los bombardeos a colegios y hospitales en Siria.

Cappelaere hizo hincapié en que "ha sido una semana horrible para los niños de Siria, viviendo y muriendo bajo el incesante bombardeo de colegios, hogares y hospitales" y ha informado de que hospitales del este de Alepo e Idlib han sido blanco de la artillería, mientras que otros ataques contra colegios en Alepo y Ghouta han provocado la muerte de nueve niños.

Imágenes del bombardeo de un hospital pediátrico en Alepo

"Ya no hay más hospitales en funcionamiento en el este de Alepo, donde más de 100.000 niños están atrapados bajo el asedio e intensos bombardeos", ha afirmado Cappelaere, que detalló que han visto "imágenes de niños recibiendo tratamiento por asfixia en el este de Alepo" y "momentos después, el hospital de al-Bayan ha sido bombardeado", provocando que "las madres, aterrorizadas, han llevado a sus hijos al sótano, mientras bebés enfermos eran sacados de las incubadoras para ponerlos a salvo con urgencia".

Durante este año Naciones Unidas ha documentado 84 ataques a colegios por toda Siria, con al menos 69 niños muertos y muchos más heridos, por ello, Unicef pidió a las partes en conflicto que pongan fin al bombardeo a colegios, hospitales y otras infraestructuras civiles, porque son "acciones que van en contra del Derecho Internacional y podrían constituir crímenes de guerra".

Continúa la ofensiva del ejército en el este de Alepo

El jefe humanitario de la ONU se ha referido en concreto a la situación en la ciudad de Alepo, que, tras una pausa en la ofensiva del régimen, ha vuelto en los últimos días a ser objeto de bombardeos continuados. Los ataques han causado centenares de muertos y heridos y han dejado a la zona oriental de la localidad, bajo control rebelde, prácticamente sin hospitales operativos. En la parte oeste, bajo control gubernamental, el fuego de mortero ha provocado el desplazamiento de unas 25.000 personas durante las últimas semanas.

Tanques del régimen sirio circulan por las calles del oeste de Alepo.

Tanques del régimen sirio circulan por las calles del oeste de Alepo. EFE EFE

Este lunes, los choques han continuado en el sector norte y sur de los barrios orientales de esta ciudad del norte de Siria, donde las fuerzas gubernamentales tratan de avanzar tras haber recuperado el dominio de algunas zonas, algo que niegan los rebeldes.

El ejército y sus aliados han retomado desde anoche partes del cementerio islámico y del distrito de Al Sheij Nayar, así como el área de infraviviendas de Masaken Hanano, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. Es el mayor progreso de las fuerzas leales al presidente Bachar al Asad desde que impusieron un cerco alrededor de la mitad oriental de la urbe en julio.

Las fuerzas gubernamentales se enfrentan a facciones islámicas y rebeldes, entre las que figura el Frente de la Conquista del Levante (exfilial siria de Al Qaeda). Mientras, los opositores señalan que "las fuerzas del régimen solo tomaron el control de algunos puntos, que rápidamente fueron recuperados".

La Defensa Civil Siria, que presta labores de rescate en zonas fuera del control del Gobierno, elevó en su página de Facebook a 27 fallecidos y 120 heridos el número de las víctimas durante este lunes en los distritos en poder de los insurgentes en Alepo.

Noticias

anterior siguiente