Enlaces accesibilidad

La Fiscalía francesa quiere encausar a Orange y a siete exdirectivos por acoso moral

  • El clima de ansiedad provocó 19 suicidios, 12 tentativas y ocho depresiones
  • Los sindicatos denunciaron "extrema brutalidad" en la gestión de personal
  • El fiscal acusa al entonces presidente y al director de recursos humanos

Por
Logotipo de la empresa Orange
Logotipo de la empresa Orange. EFE Orlando Barría

La Fiscalía francesa quiere llevar a juicio a Orange y a siete de sus exdirigentes, empezando por el que fuera presidente Didier Lombard, por considerar que hay pruebas que demuestran que puso en marcha desde 2007 una política de gestión de sus empleados que puede calificarse de acoso moral.

La requisitoria de la Fiscalía que lleva fecha del pasado 22 de junio, aunque su contenido lo han revelado medios como Le Monde, marca una de las últimas fases de la instrucción, en espera en unas semanas de la decisión del juez, que debe decidir si habrá proceso o se archiva el procedimiento.

La investigación se abrió en 2009 sobre la base de las denuncias de los sindicatos del operador de telecomunicaciones, que se quejaban de unos métodos de gestión del personal "de una extrema brutalidad", algo que ponían en relación con las alrededor de 60 personas que se suicidaron en tres años en su empresa matriz. Orange era una filial de France Télécom, antiguo monopolio público.

Suicidios y depresión

El Ministerio Público reprocha a Orange haber creado las condiciones de un clima de ansiedad para la plantilla y alude a 39 víctimas, de las cuales 19 se suicidarondoce tuvieron alguna tentativa y otras ocho sufrieron algún episodio de depresión.

En el origen de todo está la reestructuración anunciada en 2006 por la dirección de la compañía estatal que preveía la salida en tres años de 22.000 de sus empleados en el marco de una privatización parcial, cuando sus efectivos totales eran de 110.000 personas.

Entre los exdirigentes que la Fiscalía quiere llevar al banquillo están, además de Lombard, el que fuera su número dos, Louis Pierre Wenes, y quien estaba al frente de los recursos humanos Olivier Barberot, todos ellos inculpados por acoso moral. Además, en la lista de siete hay otros cuatro antiguos responsables procesados por complicidad de ese mismo delito.

Noticias

anterior siguiente