Enlaces accesibilidad

La niña de Chibok que escapó de Boko Haram se reúne con el presidente de Nigeria

  • La joven, de 19 años, le ha presentado el hijo que tuvo durante su cautiverio
  • El presidente dice que su prioridad es que vuelva a la escuela
  • La policía investiga cómo escapó y dónde están las otras 200 secuestradas

Por
 Amina Ali presenta a su bebé al presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari.
Amina Ali presenta a su bebé al presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari. REUTERS/Afolabi Sotunde

Amina Ali, la niña de Chibok que ha escapado de Boko Haram tras permanecer dos años secuestrada, se ha reunido este jueves con el presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, en el palacio presidencial.

Durante el emotivo encuentro, el presidente ha sostenido en brazos al bebé que Amina tuvo durante su cautiverio a manos del grupo terrorista.

“Como todos los nigerianos y muchas otras personas de todo el mundo, estoy feliz de que Amina sea libre, pero tengo un profundo dolor por todo lo que ha tenido que pasar”, ha declarado Buhari, que también ha prometido que su prioridad es que la joven vuelve a la escuela. 

Coja y desnutrida

Amina Ali en Baale tenía 17 años, era cristiana, y estudiaba en la escuela de Chibok, la aldea nigeriana donde fue secuestrado junto a otras 275 compañeras. Hoy es una mujer de 19 años que viste hiyab (velo islámico), ha tenido un hijo y se ha casado con un presunto combatiente de Boko Haram.

"Está recibiendo atención médica de alto nivel y los mejores médicos en el estado la están atendiendo”, ha afirmado el gobernador del estado de Borno, Kashim Shettima, que ha señalado que la joven está desnutrida y cojea.

Amina ha sido separada del hombre que decía ser su marido cuando fue encontrada en el bosque este martes por la noche. El hombre permanece detenido en un cuartel militar, donde está siendo interrogado.

Con hiyab, un bebé y un marido

La adolescente se reunió con su madre en la casa familiar de Mbalala. Un vecino que presenció el encuentro ha declarado a la CNN que Binta Ali se angustió mucho cuando vio por primera vez a su hija.

"La madre estaba muy perturbada", ha dicho el vecino, que no quiso ser identificado. "Ella estaba llena de felicidad, pero al mismo tiempo viendo la situación de su hija, que es cristiana, con un bebé y un marido Boko Haram y vistiendo un hiyab, lloraba amargamente”.

"Incluso Amina estaba consolando a su madre diciendo que ella debe estar feliz de verla con vida. Ella estaba muy feliz de verla, pero también estaba muy triste”, ha añadido.

Las 'esposas de Boko Haram'

Las conocidas como ‘esposas de Boko Haram’ son esclaves sexuales que el grupo terrorista rapta y maltrata. Hay miles de niñas secuestradas en cabañas en la selva o en pueblos tomados por los yihadistas. Niñas violadas cada día durante meses. A muchas las obligan a casarse con alguno de los jefes. Las que pueden escapar son repudiadas en sus comunidades.

Boko Haram pretende proclamar un califato en el noreste de Nigeria, en una zona rural fronteriza con Camerún, Chad y Níger. Han denunciado que las élites cristianas marginan a los musulmanes, la mitad de la población, pero su reino de terror dista mucho del islam que dicen defender: queman aldeas, destruyen escuelas, reclutan niños, violan a las niñas...

Seis años de guerra con los terroristas han dejado un reguero de dolor: 20.000 muertos, más de dos millones y medio de desplazados, un millón de niños sin escuela, y una legión de niñas esclavas, las "esposas de Boko Haram": a las que logran huir de sus torturadores las persigue el estigma.

A día de hoy, y tras numerosas informaciones falsas sobre supuestos rescates, aún quedan 219 chicas de Chibok en cautividad.

Noticias

anterior siguiente