Enlaces accesibilidad
Guerra en Siria

Putin ordena la retirada de las tropas rusas de Siria

  • El presidente ruso asegura que la tarea "ha sido completada en su totalidad"
  • Putin ha informado a Bachar al Asad, que le ha agradecido su apoyo aéreo
  • Rusia mantendrá la base aérea de Latakia y su capacidad ofensiva en la zona

Por
El presidente de Rusia, Vladímir Putin, retirará progresivamente sus tropas desplegadas en Siria

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha ordenado al Ministerio de Defensa que inicie la retirada de las tropas rusas desplegadas en Siria a partir de este martes, justo cuando se cumplen cinco años de la guerra civil y después de seis meses de bombardeos en apoyo del régimen de Bachar al Asad.

"Creo que la tarea que nuestras Fuerzas Armadas y el ministerio de Defensa tenían por delante se ha cumplido totalmente, por eso ordeno al ministro de Defensa que desde mañana comience el repliegue del grueso de nuestras fuerzas de Siria", ha declarado Putin en una reunión con responsables de Defensa y Exteriores difundida por los medios rusos.

La retirada será paulatina y afectará a la mayor parte, aunque no a todas las tropas rusas que están desplegadas en territorio sirio, dado que Moscú mantendrá una relevante capacidad operativa mediante su base de Latakia, en la costa mediterránea del país asiático.

"Nuestras bases, la marítima en Tartus y la de aviación en el aeródromo de Jemeim seguirán funcionando. Deben ser defendidas por tierra, mar y aire", ha precisado Putin. A partir de ahora, ha añadido, esas bases "deben cumplir una función muy importante de control sobre el alto el fuego y la creación de las condiciones para el proceso de paz".

"El presidente ruso constató que los principales objetivos que se marcaron las Fuerzas Armadas de Rusia en Siria se han cumplido", señala el comunicado oficial. Rusia ha bombardeado el territorio sirio desde el 30 de septiembre de 2015, cuando decidió atender la petición del presidente sirio, Bachar al Asad, para ayudarle a combatir a los "terroristas" que operan en el país, aunque los ataques de la aviación siria se han dirigido contra grupos terroristas yihadistas, como el Estado Islámico, y también contra facciones rebeldes de la oposición siria, lo que ha generado tensiones con países como Estados Unidos y Turquía.

Primer bombardeo ruso contra posiciones del 'Estado Islámico', tras la petición de damasco

Una decisión acordada con Al Asad

Tras ser informado personalmente por Putin, Bachar al Asad ha agradecido al presidente ruso la ayuda prestada en la "lucha contra el terrorismo" y la asistencia humanitaria a civiles, según ha informado el Kremlin, que ha detallado que Putin ha telefoneado al presidente sirio para trasladarle la decisión, además de confirmarle que Rusia mantendrá en Siria su base aérea de Latakia y su capacidad aérea para poder controlar el cumplimiento del alto el fuego.

La Presidencia siria, por su parte, ha confirmado que "la reducción" de las fuerzas rusas en el país árabe fue acordada tras una conversación telefónica entre Al Asad y Putin. En un comunicado, la oficina del jefe de Estado sirio explica que ambas partes resolvieron "disminuir el número de las fuerzas aéreas rusas en Siria, en concordancia con la situación actual sobre el terreno". La nota destaca que la decisión se ha tomado "después de los éxitos logrados sobre el terreno por el ejército sirio, en cooperación con la aviación rusa, en la lucha contra el terrorismo, el retorno de la seguridad a varias zonas y el aumento de las reconciliaciones en el país".

La intervención militar de Moscú, aliada del régimen de Damasco, ha permitido el avance del ejército sirio en los últimos meses en distintas partes del país. Según el Ministerio de Defensa ruso, con el apoyo de la aviación rusa las tropas sirias pudieron recuperar 10.000 kilómetros cuadrados de territorio y liberar más de 400 pueblos y ciudades.

Obama y Putin hablan sobre los próximos pasos "necesarios" en Siria

Por otra parte, el presidente de EE.UU., Barack Obama, ha mantenido una conversación telefónica con Putin tras conocer la decisión. A pesar de que la Casa Blanca no ha aclarado cuál ha sido la reacción de Obama, ha explicado en un comunicado que ambos líderes han hablado sobre los próximos pasos "necesarios" para lograr el cese de hostilidades en Siria.

Obama ha dado la "bienvenida" a la "necesaria" reducción de la violencia, señala la Casa Blanca, aunque el presidente ha subrayado que las continuas acciones ofensivas por parte de las fuerzas del régimen sirio "amenazan" con socavar tanto el alto el fuego como el proceso político liderado por la ONU.

La medida del presidente ruso coincide con la reanudación de las conversaciones de paz auspiciadas por Naciones Unidas en Ginebra entre el régimen sirio y la oposición, después de dos semanas de cumplimiento, pese a algunas violaciones puntuales, del alto el fuego entre ambas partes, que ha reducido considerablemente las hostilidades.

En cualquier caso, la delegación de la oposición siria en Ginebra ha reaccionado con cautela al anuncio de la retirada: "Si es una decisión seria será un elemento importante de presión sobre el régimen, porque el apoyo ruso sostenía al régimen. Las cosas cambiarán significativamente", ha señalado Salim al Muslat, portavoz del Consejo Supremo para las Negociaciones, la alianza de fuerzas de la oposición.

El Consejo de Seguridad de la ONU también ha recibido de forma positiva la decisión de Rusia. "Cuando vemos tropas retirándose, eso quiere decir que la guerra está dando un paso distinto, así que es bueno", ha señalado el presidente de turno del Consejo, el embajador angoleño Ismael Abraão Gaspar Martin.

Noticias

anterior siguiente