Enlaces accesibilidad

Rivera asegura que el acuerdo con Sánchez "está cerca" pero exige una reforma exprés de la Constitución

  • Rivera pide un "último esfuerzo" a Pedro Sánchez
  • Ciudadanos exige incluir cinco reformas para la regeneración
  • Desde los programas, el "escollo" está en suprimir diputaciones
  • Las reformas propuestas precisan del apoyo del Partido Popular

Por
 Rivera asegura que el acuerdo con Sánchez "está cerca" pero exige una reforma exprés de la Constitución
Rivera asegura que el acuerdo con Sánchez "está cerca" pero exige una reforma exprés de la Constitución EFE/Ballesteros

Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, ha comparecido este martes en el Congreso, un día después de mantener una entrevista "secreta" con el candidato a ser investido presidente, Pedro Sánchez, mientras en la 'Sala Roja' se reunían las comisiones negociadoras de PSOE, Podemos, Compromís e IU para buscar un pacto de izquierdas.

Al contrario de lo que se especulaba en la tarde noche de este lunes, cuando finalizó la reunión a cuatro, Rivera no ha anunciado un pacto cerrado pero sí ha afirmado que está "cerca" y por eso pide un "último esfuerzo". Eso sí, Ciudadanos establece la condición sine qua non de un reforma exprés de la Constitución en la que se recojan cinco puntos: el fin de los aforamientos, reducir a la mitad -250.000- el número de firmas para las ILP (iniciativas legislativas populares), despolitización de la Justicia, supresión de las diputaciones y limitación de los mandatos a ocho años.

Albert Rivera reconoce que "no es sencillo" para el PSOE, porque "tiene historia y mochila", pero asegura que debe apostar por un gobierno reformista, "limpio de corrupción", que cumpla los objetivos déficit, que no atiborre a impuestos a los ciudadanos, y mantenga la unidad de España. Este martes, Rivera no ha hecho referencia a su participación en el ejecutivo, puerta que abrió un día antes en una entrevista.

El presidente de la cuarta formación más votada en el pasado 20D mantendrá esta tarde una reunión con el PP, en paralelo a la cita PSOE-Podemos y la segunda reunión a cuatro, para atraer al Partido Popular a estos acuerdos. Rivera cree que "el PP debería sumarse al acuerdo de gobierno que estamos negociando con el PSOE", después de defender que no se pueden hacer reformas de calado sin contar con los populares, tal y como les legitima sus siete millones de votos.

De hecho, para que se puedan dar esas reformas necesita el apoyo de los populares, puesto que la mayoría absoluta en el Senado les da posibilidad de bloquear cualquier reforma constitucional.

Coincidencias y diferencias en los programas

El PSOE tiene grandes coincidencias con los cinco objetivos para una reforma exprés de la Constitución exigida por Ciudadanos. Entre las exigencias, donde pueden existir mayores dificultades está la eliminación de las diputaciones.

En los otros cuatro puntos que ha señalado Rivera, PSOE y Ciudadanos tienen planteamientos muy similares: ambos partidos coinciden en limitar a dos mandatos la Presidencia del Gobierno, reducir los aforamientos, facilitar las iniciativas legislativas populares y despolitizar la Justicia.

Las diputaciones pueden ser, de esta forma, el escollo del acuerdo para esa reforma de la Carta Magna. El presidente de Ciudadanos ha mantenido su compromiso de acabar con estas instituciones y lo ha incluido como una de las cinco grandes reformas a acometer, para así acabar con "las duplicidades administrativas".

Los socialistas, en cambio, se opusieron a esta medida durante toda la campaña para las pasadas elecciones generales, aunque su programa para el 20D sí incluye la promesa de "modernizar las diputaciones provinciales".

Limitar los aforamientos

En el resto de propuestas, el programa socialista es muy parecido al de Ciudadanos. Así, habla literalmente de "establecer un límite de dos mandatos consecutivos para ejercer la Presidencia del Gobierno" y de "limitar los aforamientos al ejercicio de la actividad política" y promover que las comunidades autónomas los supriman también en los Estatutos de Autonomía.

Rivera ha anunciado que quiere "eliminar" los aforamientos, pero después ha precisado que su partido lo que quiere es eliminar esta figura para los casos de corrupción, pero mantenerla para los asuntos que no tengan que ver con la actividad política, porque el objetivo no es "desproteger la libertad de expresión de un diputado".

Además, los dos partidos apuestan por potenciar la iniciativa legislativa popular (ILP), aunque difieren en el número de firmas que serían necesarias para su presentación: Ciudadanos quiere reducirlo a 250.000 y el PSOE, a 300.000.

Finalmente, los dos partidos están de acuerdo en despolitizar la Justicia, modificando el método de elección de los miembros del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Rivera ha explicado que ambas formaciones han alcanzado un principio de acuerdo sobre la forma de elegir a los miembros del CGPJ. Lo harían un grupo de técnicos que no pertenezcan a partidos políticos, los candidatos se presentarían a un concurso público y se celebraría una vista en el Congreso, donde finalmente se votaría.

Noticias

anterior siguiente
-->