Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Una arrolladora mayoría, más del 78% de los chilenos votaron a favor de redactar una nueva Carta Magna. Contundente también, el apoyo, un 79%, para una convención constitucional. 155 ciudadanos serán elegidos en las urnas en abril. Asamblea paritaria, pionera en el mundo, y con escaños para pueblos indígenas. Un apoyo mayoritario que, según el presidente del país, Sebastián Piñera, significa el triunfo de la unidad, la paz y la democracia en Chile. Está por ver qué presión mantendrá la calle, porque el proceso será largo. La nueva Constitución estará lista dentro de dos años. Los chilenos tendrán que aprobarla en otro referéndum y el voto será obligatorio.

El resultado del referéndum ha sido aplastante. El 78% de los votantes ha dado portazo a la Constitución redactada durante la dictadura de Pinochet. El triunfo se ha celebrado por todo lo alto en la plaza Italia de Santiago de Chile, que ha sido rebautizada como la plaza de la Dignidad, y que se ha convertido en el epicentro de las protestas contra la desigualdad del último año. Los ciudadanos han elegido que sea una Convención Constitucional la que redacte el nuevo texto. Estará formada por 155 personas que serán elegidas en abril. Será paritaria y contará con escaños para los pueblos indígenas. En 2022 la nueva Constitución será sometida a un referéndum en el que será obligatorio votar.

Casi el 80% de los chilenos han votado a favor de poner fin a la Constitución redactada en 1980 durante la dictadura militar de Augusto Pinochet. Lo han hecho en un plebiscito que el actual presidente, Sebatián Piñera, ha calificado de histórico. La nueva Carta Magna, que se espera que esté lista en 2022, será elaborada por una comisión de ciudadanos elegidos para ese fin, la mitad de ellos mujeres.

El Gobierno de Chile ha informado que el plebiscito constitucional se está desarrollando con normalidad y se ha felicitado del reencuetro democrático que supone este proceso tras meses de tensión político y social. El presidente Sebastián Piñera ha dicho que hay algunos grupos que lo intentan boicoterar, pero también que una gran mayoría es partidaria del cambio de la Constitución. Son muchos los votantes, que debido a la afluencia a los colegios electorales, han tenido que hacer colas, todos ellos provistos de mascarillas y bolígrafo propio. Este plebiscito es la consulta más importante en Chile de los últimos años. Informa la corresponsal de RTVE Sagrario García Mascaraque

En declaraciones a elDiario.es el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado que han planteado "una reforma de la Constitución para revisar los aforamientos de los cargos públicos y que se circunscriban a su actividad parlamentaria y no a cualquier otra. Algo que defiendo para cualquier cargo público, incluyendo al Jefe del Estado".  Sánchez también ha afirmado que las informaciones sobre el rey Don Juan Carlos son "perturbadoras para millones de españoles, yo incluído" y que "no hay espacio para la impunidad en nuestro país"

Sin sorpresa, una gran mayoría de ciudadanos rusos han respaldado la reforma de la Constitución Rusa, que permitiría al presidente Vladímir Putin volver a presentarse en las próximas elecciones presidenciales. Con algo más del 55 % de los votos escrutados, más del 76 % habían votado "si" a las enmiendas constitucionales propuestas. Analizamos los detalles de esta reforma con Guillermo Rocafort, Profesor de la Facultad de Ciencias Sociales y de la Comunicación de la Universidad Europea, y experto en Rusia.

Los ciudadanos hablan

Nacidos para votar

Los jóvenes que en 2015 se estrenaron en las urnas han podido votar en los últimos 4 años lo mismo que otros en doce. Frente a ellos, una generación de españoles a los que la dictadura retrasó su derecho al voto durante 40 años. Hoy se sientan cara a cara con una baraja de cartas para poner sobre la mesa los temas que a ellos les interesan. Hoy, los ciudadanos hablan.

Teresa Freixas, catedrática de Derecho Constitucional en la Universidad de Barcelona dice en Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso, que el problema más grave que tenemos es el hecho de que los partidos no identifican los problemas serios. "No podemos estar en situación de permanente bloqueo". En su opinión si no hay voluntad política de enfrentar bien los problemas por más cambios que hagan en los sistemas electorales nunca llegaremos a una solución. 

La Constitución Española afronta la crisis de los 40 y la mayoría de los expertos coinciden en que necesita actualizarse. La supresión de los aforamientos, la de la prevalencia del varón en la sucesión al trono o las competencias de las comunidades autónomas son algunas de las reformas pendientes.

Un reportaje de David Fernández | Especial 40 años de Constitución en RTVE.es | 40 años y 40 artículos en RNE

La Constitución española ha sufrido dos reformas, ambas alentadas por Europa: una para dar el sufragio activo y pasivo a los extranjeros en las elecciones municipales y la segunda para fijar el equilibrio presupuestario, con mayor polémica. Repasamos el contexto en el que se produjeron ambas.

Un reportaje de José Luis García del Pozo.
 

En el 40º aniversario de la Constitución Española se reabre el debate sobre su posible reforma y los mecanismos para llevarla a cabo. Recogemos la opinión de los tres principales líderes de la oposición: Pablo Casado (PP), Pablo Iglesias (Podemos) y Albert Rivera (Ciudadanos).

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, cree que la Constitución de 1978 está más vigente que nunca, pero se podrían hacer algunas modificaciones. Apuesta por pequeñas reformas sobre la organización del estado de las autonomías, perfectamente posibles si hay consenso.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, apuesta por una gran reforma para hacer la Constitución Española "más feminista", para "superar" la institución monárquica y la organización territorial.

Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, cree que se puede reformar la carta magna para garantizar la igualdad territorial y acabar con algunos privilegios, como los aforamientos.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha mostrado partidario de eliminar el artículo 56.3 de la Constitución Española que señala que "la persona del rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad" e incluso va más allá para asegurar que el propio jefe del Estado “no tendría problema alguno" con esta reforma constitucional.

Sánchez responde así en una entrevista con TVE y otros medios (Antena 3, Telecinco, La Sexta, Telemadrid, Efe TV y Canal Historia) con motivo del 40 aniversario de la Constitución Española que este jueves celebrará precisamente junto al monarca en un acto en el Congreso de los Diputados al que asistirá además el rey Juan Carlos I.

Ante la pregunta ¿la inviolabilidad del rey se ha quedado vieja? el presidente contesta “sin duda”, para añadir posteriormente que para la eliminación de este precepto constitucional se precisa una reforma agravada de la Constitución, esto es, un procedimiento muy rígido reservado a materias particulares y especialmente sensibles y para el que es necesario la aprobación por dos tercios en el Congreso y el Senado. Una vez aprobada, se disuelven las Cortes y se convocan elecciones y las nuevas Cortes resultantes deben después ratificarlo por mayoría simple, para llegar a un último trámite: la convocatoria de un referéndum.

Sánchez asegura que hay que "reconstruir, recomponer, revigorizar o incluso incorporar" consensos que están "rotos, deteriorados tras 40 años de vida de la Constitución" o que son nuevos.

Y señala la reducción de aforamientos como una "propuesta de arranque".

Televisión Española ha reunido a los tres ponentes constitucionales que aún viven: José Pedro Pérez Llorca, Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón y Miquel Roca. Los 'padres' de la Constitución han rememorado las circunstancias en las que se gestó el texto constitucional y han destacado la importancia que tuvo el consenso para sacarlo adelante. También han hablado de su posible reforma.